Berklee Presents: Students Bands in Campus... ¡la música tiene futuro!

Iniciado por DeBilbao, 06 de mayo de 2014, 01:04:03 pm

Tema anterior - Siguiente tema

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

DeBilbao

Hace tiempo que sigo con interés las actuaciones de los alumnos del Berklee College of Music, toda una universidad dedicada a la música afincada en Boston y con un campus en Valencia. La calidad musical de los trabajos presentados y la forma en que estos han sido grabados harían palidecer a más de una producción comercial y es que cuando las cosas se hacen bien, con ganas y presupuesto, el resultado suele estar garantizado.

Antes de que me lo recordéis, esto es una escuela para gente que puede pagárselo, y si os dais una vuelta por http://www.berklee.edu/financial-aid/cost-of-attendance.html veréis que el coste del curso no es barato precisamente.

Entre sus últimos trabajos no puedo destacar sólo uno y os dejaré algunos que me han sorprendido. Os animo a que os paséis por su canal de YouTube en https://www.youtube.com/user/BerkleeCollege o incluso a que visitéis The BIRN, su emisora de radio en Internet en http://www.thebirn.com/

El que más me ha sorprendido ha sido esta suite titulada "Maracaibo", una composición del profesor de la escuela Eugene Friesen interpretada en la Red Room por el cuarteto de cuerda The Four Corners Quartet, que está compuesto por dos violines, Layth Al-Rubaye y Ellen Melissa Story,  la viola de Alliz Nicholas y el cello de Naseem Alatrash, live in the Red Room @ Cafe 939.

El nombre del cuarteto lo dice todo y es que sus integrantes provienen de Jordania, Inglaterra, Estados Unidos y Palestina. La composición recupera ritmos de la música tradicional venezonala y esta mezcla de estilos e influencias es una vez más, la mejor receta para conseguir un sabor único y diferente, en este caso y para mi gusto: espectacular.


Otros trabajos interesantes los tenemos con otros alumnos, como la australiana Sarah McKenzie, compositora, pianista y vocalista, al estilo de Diana Krall pero aún sin endiosarse. Aquí la tenéis interpretando su tema original "That's it, I quit!" en el Berk Recital Hall 1A en formación de cuarteto con Carl Eisman a la guitarra, Greg Feingold al bajo y John Wood a la batería. ¡No me digáis que no destila clase!


En terrenos más cercanos al Soul, Funk y R&B, la bajista Alissia Benveniste y su composición original "Let it Out"... Todo un espectáculo ver a semejante tropa unida, coordinada y disfrutando al compás del bajo de Alissia. Groove a tope.


Más músicas del mundo con Wambura Mitaru Synergy... actuando en el tejado en obras del 16º piso del futuro edificio que van a abrir en 2014. Menuda voz y menuda compañía.


Molly Tuttle, "You Didn't Call My Name" ... Muy mala suerte tiene que tener para que no le pesquen con esa voz y ese estilazo elegante que tiene cantando.


Natalie Duffy, "Fighting the Daylight"... me quedo "atontao" escuchándole a ella y a sus amigos.


Eric Law, "Sometimes I Wonder"... Hay que echarle un par de huevos para enfrentarte con tu cello y tu voz. Me imagino esa composición como banda sonora de una película sin problemas.


W00DY - Berklee 160 Dorm Performance... También hay espacio para la música electrónica


Mals Totem, "The Machine"... por supuesto, también el rock tiene su hueco...


:) :) :)
JazzBai Un proyecto DeBilbao para el mundo del Jazz
http://www.jazzbai.com

Sennheiser HD650 < Topping DX7 Pro < macOS, Windows 10 < Audirvana, MusicBee, HQPlayer 4 Desktop, Tidal, Spotify
Sony WH-1000XM3 < Bluetooth aptX < MacBook Pro
Asus Xonar Essence STX • Audioengine A2 • Bose Soundlink Mini II

jumartc

Oído, cocina y gracias.

La Sarah McKenzie apuntada en seguimiento de chica del jazz, que lo mismo que va a ser que también la tenemos en el  Spotify .......

http://www.israbox.com/uploads/posts/2012-08/1344152946_500cover.jpeg

http://open.spotify.com/album/15ORtikS3Y7Co4irXFQAqr

http://www.universalmusic.net.au/freedownloads/upload/artist/entry_background/large/1343367766.jpg

http://open.spotify.com/album/37Q5ldRNsUBzc3Vc18QcQx


luego la Natalie Duffy ni chica del jazz ni nada, apuntada directamente para novial formal (musicalmente habando, se comprende), sobre todo a eso del minuto 1' 30'' que hace un gorgorito a lo Joan Baez, muy reguapín.

el Eric Law apuntao para amigo de las baladas fetén; meserecuerda a las baladas irlandesas; que lo mismo ésta es una; que no lo me lo sé.

Hardware: Orejas de trapo, (lo que, indudablemente, no deja de ser una ventaja para el bolsillo).
Software: Reproductores diversos, auriculares más de los necesarios, algún ampli de la muerte y un DAC Fiio E10 mu majo.
Reflexión: ¿ Pueden veintidós futbolistas atemorizar a un valiente tirador de boomerang... ?;  ¡¡ jamás !!.
Esssssssto .... pero, si por un casual,  jamás se te ocurra amenazar con un boomerang a veintidós futbolistas airados; mejor les cedes el campo y tan amigos; que es tan solo una simple y elemental cuestión de territorio; mayormente si ya está el estadio lleno, quieren empezar el partido y adviertes por el rabillo del ojo que se aproximan para sobarte los morros.

DeBilbao

¿Y no te ha convencido el Maracaibo de The Four Corners Quartet? A mí me tiene entusiasmado y lo escucho a menudo.

Había abierto el hilo pensando en quizá a alguno os apetezca hablar sobre el futuro de la producción musical. Viendo las listas de éxitos y lo parecido que es todo lo que se vende hoy en día, se hace difícil pensar que existan auténticos artistas, pero cuando veo cosas como estas... recupero la esperanza.

Bravo por la música  :beer:
JazzBai Un proyecto DeBilbao para el mundo del Jazz
http://www.jazzbai.com

Sennheiser HD650 < Topping DX7 Pro < macOS, Windows 10 < Audirvana, MusicBee, HQPlayer 4 Desktop, Tidal, Spotify
Sony WH-1000XM3 < Bluetooth aptX < MacBook Pro
Asus Xonar Essence STX • Audioengine A2 • Bose Soundlink Mini II

jumartc

Hombre, no es que no me hayan convencido, que la composición es la mar de agradable pero hay dos cosas a saber ...

- que para la música clásica soy un poco más zoquete.

- que nunca me entero si tocan bien o si les faltan notas o si suben o si bajan con los diapasones esos; vamos que si me dices que en vez de un Maracaibo es una pieza del Dietrich Buxtehude pues voy y me lo creo a pié juntillas; o si que el Van Gelder y el Harnoncourt ahora no están pero entran después con el trombón de varas, pues también me lo creo.

Por cierto que yo siempre me he creído que el Harnoncourt era el John Belushi interprentando al Harnoncourt.

En fin, que me armo unos líos.

Ya lo decía mi madre cuando yo era chico cuando, en vez de estudiar,  andaba con regularidad matando la araña, ....

(voz en off de mi madre): "este niño anda siempre tocando el violón";  y de eso debió de ir creciendo mi apatía a la música clásica y al violón.

Además, mi madre, cuando ponían la clásica en la radio, cambiaba la emisora porque decía que eso era musica ratonera y le daba dolor de cabeza; y así yo crecí y me hice hombre pensado (erróneamente)  que no debía de ser buena para el oído ni para la cabeza en general.

Luego ya en lo profundo pues lo del Maracaibo me ha parecido algo así como un ejercicio de variaciones con violines y violón; muy agradable, que duda cabe, pero echando a faltaral final el zapatazo de un redoble de tambor, señoreando, profundo, a modo de cañonazo bucanero, que era lo suyo por las connotaciones de la pieza.

Y, además, a mi me han gustado más la Mckenzie y la Duffy, que son más reguapinas y ya está.

Lástima que tengamos más pedío que'l barco l'arroz al compañero Benedetti, que le iba a interesar este hilo un puñao y se iba a apuntar a hacer comentario y continuidad, seguro.


Hardware: Orejas de trapo, (lo que, indudablemente, no deja de ser una ventaja para el bolsillo).
Software: Reproductores diversos, auriculares más de los necesarios, algún ampli de la muerte y un DAC Fiio E10 mu majo.
Reflexión: ¿ Pueden veintidós futbolistas atemorizar a un valiente tirador de boomerang... ?;  ¡¡ jamás !!.
Esssssssto .... pero, si por un casual,  jamás se te ocurra amenazar con un boomerang a veintidós futbolistas airados; mejor les cedes el campo y tan amigos; que es tan solo una simple y elemental cuestión de territorio; mayormente si ya está el estadio lleno, quieren empezar el partido y adviertes por el rabillo del ojo que se aproximan para sobarte los morros.