Mostrar Mensajes

Esta sección te permite ver todos los mensajes escritos por este usuario. Ten en cuenta que sólo puedes ver los mensajes escritos en zonas a las que tienes acceso en este momento.

Temas - SenyorC

1
Reviews de foreros / Review - KZ ZAX
18 de octubre de 2020, 02:37:09 pm
Como siempre, esta review está disponible en YouTube para quién lo prefiera:


Review de los KZ ZAX



Tengo que empezar esta review diciendo que los KZ ZAX me han sido enviados sin coste por parte de EE Audio, un vendedor de amazon.es (creo que también venden a través de amazon.co.uk y quizás otras páginas europeas de Amazon). Lo único que me han pedido es que incluya el enlace de Amazon a su producto en mi review en YouTube. No me han pedido que escriba nada en particular, ni positivo ni negativo, ni me han pedido más nada. Pero, como siempre, me gusta ser transparente y dejar constancia de que he recibido este producto gratis y en este caso no tengo que devolverlo.

Intentaré ser imparcial, como siempre, en mi review pero es justo que sepáis que no me ha costado nada. Aunque EE Audio solo me haya pedido que incluya su enlace de venta en la review de YouTube, también voy a dejarlo en mis reseñas escritas (tanto en inglés como español) en el blog de Acho Reviews.

Si estás leyendo esta review en un foro o en otro lugar, puedes visitar la review en el blog para ver el enlace haciendo click aquí: Acho Reviews - KZ ZAX

No he recibido más nada a cambio de mi review y cualquier compra que se haga a través de ese enlace no me aporta beneficio alguno ni está el enlace asociado conmigo de algún modo (no es Amazon Affiliate etc.).

Así que, dicho todo eso, vamos con la parte importante, los KZ ZAX.



Presentación...

La presentación de los ZAX se aleja un poco de las presentaciones normales de KZ. Normalmente los IEMs de KZ aparecen en una caja blanca y sencilla, en este caso han optado por una caja negra con una tapa que abre hacia la izquierda.

Al abrir la caja nos encontramos con los IEMs colocados en un recorte de espuma, con izquierda y derecha (en inglés) imprimidos debajo. En la parte inferior de la espuma hay una placa metálica con el logo de KZ grabado, junto con "KZ ZAX", una frase en chino (que no tengo ni idea de lo que pone) y "Auricular con 16 unidades de tecnología híbrida" debajo.

En la parte interior de la tapa que abre, hay una frase escrita que he visto por primera vez en el embalaje de unos KZ y creo que sería bueno que muchos recordaran: "No olvides, la intención original de utilizar auriculares es para disfrutar de la música". No sé si ha aparecido en alguna otra caja de KZ sin que me haya dado cuenta pero si creo que es la frase más sensata que he leído en embalaje chino últimamente.

Tirando para sacar la espuma de la caja donde se colocan los IEMs, debajo se encuentra la tarjeta típica de garantía y manual de instrucciones, el cable (en mi caso blanco con micrófono) y dos tamaños adicionales de puntas de silicona. Esto no es mucho contenido para unos IEMs de 70€ (en el momento de escribir esto) en comparación con otros que he probado últimamente de marcas como Hifiman y Utbanfun, pero si la calidad es buena, entonces no me quejaré de la falta de chuches.



Construcción, estética y confort...

La forma de los ZAX no es diferente a tantos otros modelos de KZ, ni tampoco es radicalmente diferente en cuanto a estética, excepto por la placa trasera.

El cuerpo del IEM es la típica resina transparente y tintada, dejando ver sus entrañas. El conector es el típico (tipo C?) que sobresale y que KZ lleva utilizando ya bastante tiempo (al menos a efectos de "tiempo KZ") y la inserción parece ser igual que tantos otros que he probado en el último año o así.

Como he dicho, el único cambio visible es la placa trasera que, en este caso, en vez de ser una placa sólida, tiene aperturas con rejilla debajo, dando la impresión de abiertos.

Digo "impresión de abiertos" porque los IEMs no son para nada tan abiertos como la estética no lleva a creer, sin embargo, hay al menos alguna apertura debajo de la placa porque al soplar por ella, se escucha como flexiona el driver, lo cual significa que el aire llega desde la placa hasta el driver (esto no es algo que sugiera hacer, solo he hecho la prueba para comprobar la apertura).

El cable incluido es el típico cable KZ y es idéntico a todos los cables incluidos con los productos actuales de KZ, con conectores de plástico en cada punta. En mi caso el cable tiene un micrófono incorporado y mientras que no es el mejor micrófono del mundo, es suficiente para hacer llamadas sin que la otra parte se queje. El cable no es el mejor pero es suficiente y hace su trabajo, hay cables mucho peores incluidos con productos que cuestan más.

En cuanto a confort, pues es un KZ. Si has probado algún KZ con esta forma, como los ZSN, ZSN Pro, ZSN X, ZS10 Pro etc. pues ya sabrás cómo encajan. En mi caso los encuentro suficientemente cómodos para el uso diario, aunque no sean mis favoritos. Si nunca has probado un KZ con esta forma, puedes comprar un ZSN por menos de 10€ para probarlos (y los ZSN son unos auriculares decentes por ese precio!).

Como ya he dicho, la construcción no cambia en respecto a otros KZ y no he tenido ningún fallo con un KZ en los últimos dos años o más. Esto no significa que no se vayan a romper, solo que, en mi caso, tienen buen historial..



Sonido...

Parece que KZ saca un modelo nuevo de auriculares cada semana y una búsqueda de KZ te llevará a decenas de modelos entre los que elegir. Algunos de estos modelos cuestan tan poco como 7€ y otros, como los ZAX, cuestan 10 veces eso, Mientras que todos estos se pueden considerar IEMs económicos, los ZAX ciertamente apuntan a la parte alta de su catálogo, incluso podría considerarse su "flagship". Así que, deberíamos esperar resultados decentes de estos auriculares.

En la categoría de los graves, hay bastante extensión hacia los retumbes de los subgraves pero no se elevan demasiado. Los graves son suficientes para sentire las notas mas graves de canciones como "No Mercy" de Gustavo Santaolalla o "Bury a Friend" de Billie Eilish, pero no están sobrecargados como en algunos otros modelos de KZ.

Los bombos y líneas de bajo se sujetan bien entre ellos, sin sensación de estar sueltos y ofrecen un timbre muy realista en las regiones bajas. Canciones que dependen de contrabajos para los graves sí pueden resultar presentes de más pero los bajos eléctricos encajan bastante bien. En el caso de la música electrónica, los graves tienen suficiente retumbe sin perder el control ni definición, manteniendo el "golpe" intacto, notado en canciones como "Shot Me Down" de David Guetta.

En los medios graves, no se puede decir que hay sangrado de graves, es más bien una rampa descendiendo de los graves hasta la parte central de los medios, donde de nuevo empieza a escalar.

El perfil en V de los medios, entre los medios graves y medios altos, no es demasiado pronunciado pero a veces puede dejar ciertas voces con la sensación de que falta algo en sus raíces. La elevación hacia la zona de presencia (sobre los 3k) es más pronunciada que la caída desde los graves, y esto ayuda con la presencia hasta cierto punto pero las voces combinadas con instrumentales demasiado pronunciados en los graves a veces dan la sensación de estar a la sombra de los graves.

Canciones vocales que tienen mucha presencia en los registros más bajos de las voces pero no tienen instrumentos demasiado graves se presentan de forma agradable, como "These Bones" de The Fairfield Four. Creo que los medios sufren más cuando las voces se combinan con música electrónica, si esta va cargada de graves.

En los registros altos, hay una pequeña presencia de sibilancia en canciones propensas a ella, como "Code Cool" de Patricia Barber. No es insoportable pero si un poco brusco a veces.

Al subir aún más, no hay caída notable en los agudos hasta pasados los 14kHz, lo cual permite presentar bastante aire y sensación de apertura, algo que agradezco. Personalmente no me encuentro buscando más agudos pero tampoco los encuentro demasiado brillantes, excepto por ese pequeño pico en la sibilancia, algo que me gustaría calmar un poco.

En la categoría de definición y detalles, diría que estos son los KZ más detallados que he escuchado hasta la fecha. No están muy por encima de los ZS10 Pro, mi referencia en cuanto a detalles de KZ, pero si son notablemente mejores. Tampoco exhiben tanto ese toque metálico que tienen los ZS10 Pro, algo que se agradece.

También son una de las escenas más anchas que he escuchado en unos IEMs y claramente los más anchos de KZ, con una colocación de imágenes muy bien definida. Escuchando "Bubbles" de Yosi Horikawa, tanto la escena como la colocación son muy superiores a los KZ ZS10 Pro, es más, en este apartado parecen superiores a casi todos los IEMs "económicos" que he probado hasta ahora.



Conclusión...


Hasta ahora, mis KZ preferidos han sido los ZS10 Pro, unos IEMs que responden bien a la ecualización (y la necesitan para sonar lo mejor que pueden) y que tienen buenos detalles para un IEM sub 50€. Los ZAX están un paso por encima de los ZS10 Pro y, aunque todavía se beneficia un poco de EQ, ha reemplazado este último como mis KZ preferidos.

Es cierto que no he probado todos los modelos de KZ (no creo ni que haya visto fotos de todos los modelos) y hay algunos como los ZSX que no he escuchado, así que no puedo decir que los ZSX son los mejores KZ. Sin embargo, sí diré que son los mejores KZ que he escuchado hasta ahora.

Cuestan más de los 50€ que fijo como límite para los "ultra económicos" en el Blog, lo cual significa que no pueden reemplazar los Tin T2 Plus como mis favoritos por debajo de los 50€, pero estoy seguro que en un futuro no muy lejano, los precios bajarán y quizás llegue a colocarse en esa categoría. Con esto no quiero decir que sean superiores a los T2+ pero si que ofrecen cosas que los T2+ no, como la sensación de espacio. Tendría que hacer muchas horas de escucha comparativa para decidir cuál preferiría entre los dos, pero el ZAX estaría muy alto en la lista.

Actualmente compiten con cosas como los YBF-ISS014 y siento que los ZAX son mejores en cuanto a sonido.

Como he dicho previamente, he recibido esta unidad gratis así que no sería justo decir que merecen su precio pero sí que he comprado bastantes IEMs a precios parecidos que creo que están muy por detrás de estos. Me está gustando lo que escucho de los ZAX.

2
Reviews de foreros / Review - Hifiman RE-600S v2
11 de octubre de 2020, 01:36:53 pm
Como siempre, esta review está disponible en YouTube para el que lo prefiera:


Review de los Hifiman RE-600S v2



Comienzo diciendo que estos IEMs me han sido enviados de Hifiman para hacer esta review, por lo cual estoy muy agradecido. No he recibido ninguna solicitud de Hifiman excepto por esta review y no me han pedido nada en concreto, ni bueno ni malo. Como siempre, mis opiniones son personales y se basan en lo que pienso sinceramente sobre los auriculares en cuestión, sin embargo, no me ha costado nada poder probar los RE-600S.



Intro...

No hace mucho recibí tanto los RE-400 como los RE-600S v2 de Hifiman. Publiqué la review de los RE-400 aquí (Review - Hifiman RE-400) pero no llegué a abrir ni escuchar los RE-600S hasta después de publicar esa review.

La razón por la que comento esto es debido a que mencioné en la review de los RE-400 que no sabía nada sobre ellos hasta recibirlos y sé exactamente lo mismo sobre los RE-600S, nada, excepto por una búsqueda rápida en internet que hice después de probarlos por primera vez.

También comenté en la review de los RE-400 que me gustaría probar unos IEMs con el mismo perfil de sonido pero con mejores detalles y algunas cosas más. Parece ser que los RE-600S son exactamente eso. Sé que suena como demasiada coincidencia, que la próxima reseña de unos Hifiman sean básicamente lo que pedí al final de la anterior pero de verdad no había probado estos auriculares hasta después de publicar la review anterior.

Mi búsqueda breve en internet me lleva a la conclusión de que estos IEMs (la V2) han estado en venta desde 2017 y que son una revisión de los anteriores RE-600S, unos auriculares que no he probado. Hifiman las muestra en su web a un precio normal de $199 pero reducido a $75, eso es un descuento bastante grande y mientras que no los coloca en la categoría sub 50€, si los hace muy asequibles.

No he leído ninguna de las reseñas de otros antes de publicar la mía debido a que me gusta el hecho de no saber nada sobre ellos, algo que es poco común cuando pasas tiempo en foros y páginas relacionadas con auriculares.



Presentación...

La caja en la que llegan los RE-600S es de lejos la caja más bonita que he recibido con unos IEMs hasta la fecha. Está hecha de una imitación de cuero, de buena calidad, con una solapa que abre hacia arriba y otra hacia abajo, grabado con el logotipo de Hifiman, separadas por una tira de acero con RE-600S grabado en ella.

Levantando la solapa superior encontramos los IEMs, alojados en un recorte a medida dentro de un trozo de espuma rigida (o goma) recubierta de terciopelo.

La solapa inferior se abre para mostrar 6 tipos de puntas de siliconas junto con un accesorio para organizar el cable (hecho de goma blanca).

Igual que en el caso de los RE-400, por alguna razón Hifiman envía también una funda de transporte redondo en el mismo paquete pero separado, con otra selección de puntas de silicona y 10 filtros de repuesto.

De nuevo encuentro extraño que lo envíen por separado pero son de agradecer, siendo tanto la funda como los filtros muy útiles.



Construcción y confort...

Si has leído (o visto) mi review de los RE-400, estos IEMs son idénticos, excepto que los RE-600S son negros y los RE-400 plateados.

Por desgracia también utilizan el mismo cable, al menos por fuera, que está recubierto de tela hasta la división y dos cables finos a partir de allí. En el caso de los RE-400, sufrían mucho de ruidos microfónicos cuando se llevan con el cable hacia abajo (solucionado llevando el cable hacia arriba), sin embargo, en el caso de los RE-600S, mientras que aún presentan algo de ruido, es muy reducido en comparación con el otro modelo.

El mismo deslizador se encuentra en el cable (aunque en negro en vez de plateado) y los IEMs son del mismo tamaño pequeño, con protección en ambas puntas del cable.

Como con los RE-400, los IEMs son muy cómodos debido a su tamaño (diminuto). Son casi del mismo tamaño que las propias puntas (incluso más pequeños si optas por puntas de doble flange) y desaparecen dentro de los oídos. Esto hace que acostarse de lado con ellos puestos no sea ningún problema.

Básicamente, estos IEMs son idénticos a la versión más económica, al menos visualmente, así que vamos con cómo suenan.



Sonido...

Ahora, como he dicho al principio, he mencionado en mi review anterior que me gustaría probar el mismo perfil que los RE-400 pero con mejoras en detalles y un par de cosas más. Los RE-600S tienen literalmente el mismo perfil de sonido, al menos a mi oído. No he visto una medición de estos auriculares (como he dicho, no he leído reviews) pero apostaría que se verían casi idénticos. Dicho esto, para los que no hayáis visto mi review de los RE-400, dejaré mis impresiones y descripciones como siempre.

En los sub-graves, la extensión es bastante impresionante, debido a que no tienen caída hasta frecuencias muy bajas. Como con los RE-400, puedo oír un tono de prueba fácilmente hasta los 30Hz.

En las frecuencias graves en general, no tienen ninguna elevación en comparación con los medios, así que, estos IEMs dan la sensación de que faltan graves en algunas canciones que dependen mucho de los graves y subgraves. En el caso de una canción como "El Cuenta Cuentos" de Nach, esta se ha grabado de tal modo que el típico perfil en V le da una buena presencia de graves, sin embargo, debido a que los RE-600S son más planos, deja la canción con una clara falta de graves en comparación con otros IEMs.

Lo que sí puedo decir es que los graves están muy bien controlados y bien definidos, presentando muchos detalles cuando se escuchan canciones como "Elephants On Ice Skates" de Brian Bromberg. Como esta canción se basa en una línea de bajo slap, el resultado es un sonido muy claro y detallado, permitiendo enfocarse en todos los pequeños matices del bajo.

La transición de los graves a los medios está muy equilibrado, sin elevaciones ni caidas, evitando cualquier tipo de sangrado de los graves a los medios. De nuevo, esto puede resultar en la sensación de que falta algo de calidez en ciertas canciones que dependen de elevados graves o medios graves (debido a sus grabaciones) pero ofrece un sonido muy limpio y detallado.

Pasando por los medios, que son suaves, articulados y muy placenteros, tienen una pequeña elevación al llegar a los medios más altos, dando más presencia a las voces. Canciones vocales acompañadas de guitarras acústicas y otros instrumentos similares, están presentadas de forma muy agradable, haciendo que la voz aparezca un poco por delante de los instrumentos pero sin que sea demasiado. La pequeña elevación sobre los 3k consigue dar esa presencia extra sin que resulten "gritones" o demasiado presentes.

De nuevo, es posible que a veces haya la sensación de que falta un poco de calidez en la parte baja de algunos instrumentos de cuerda o pianos, pero no resulta en un sonido brillante o frágil, y la claridad te permite disfrutar de detalles que no está presentes en muchas otras opciones en este rango de precios.

En los registros altos, el RE-600S consigue evitar sibilancia bastante bien sin que resulte un sonido aburrido. Hay un poco más de sibilancia que en los RE-400, pero a la vez, también hay más sensación de claridad y "aire". Los agudos los encuentro agradables y, aunque tienen una caida, no me dejan con la sensación de que falten.

Como prueba usual de sibilancia, "Code Cool" de Patricia Barbe se puede escuchar perfectamente, también "Hope Is A Dangerous Thing" de Lana Del Rey, demostrando que no hay un exceso de sibilancia, visto que ambas canciones se pueden convertir en desagradables rapidamentes.

En cuanto a detalles y velocidad, aquí es donde encuentro que los RE-600S son una clara mejora en comparación con los RE-400. En canciones concurridas, como "The Room" de Ostura, mantienen bien el tipo y no se vienen abajo cuando las canciones se complican.

La anchura de escena y colocación de imágenes es más que aceptable. La anchura parece mejorada en comparación con los RE-400, siendo menos íntimos que la alternativa más económica pero sigue sin ser excesivamente ancho. Volveré a repetir lo dicho en tantas de mis reviews de IEMs, todavía no he encontrado un IEM que considere "ancho". Mientras que los RE-600S no son los más anchos que he probado, están por encima de la media. La colocación de imágenes es decente, con una mejor sensación de transición que en los RE-400, y mientras que aun no pueden situar sonidos al mm, hacen un muy buen trabajo de colocar imágenes y sonidos, algo que demuestran con la canción "Letter" de Yosi Horikawa.



Conclusión...

Siento que estos IEMs son lo que buscaba cuando dije que me gustaría probar el perfil de los RE-400 con mejores detalles y resolución. Los RE-600S mantienen ese mismo perfil general pero mejoran en cosas como velocidad, detalle, escena e imagen.

Sigue habiendo una sensación, dependiendo de la música elegida, de que falten graves a veces, pero eso viene de estar acostumbrado a graves elevados en la mayoría de los IEMs.

Encuentro los medios muy placenteros, con unos agudos suaves que no se convierten en bruscos, especialmente en un IEM que no considero cálido para nada.

El tamaño y forma de los RE-600S hace que sean extremadamente cómodos y si no fuera por el cable, diría que construcción y confort son excelentes.

Para ser totalmente honesto, mientras que no son mi perfil de sonido preferido para todo tipo de música, son unos auriculares que hacen que la música centrada en voces, como "Hallelujah" de Pentatonix, sean una experiencia muy agradable.

Debido a sus buenos medios y perfil en general, también hacen que la voces sean muy inteligibles, y si el cable se pudiera cambiar, serían una opción perfecta para llamadas y conferencias de video.

Al fin y al cabo, creo que los Hifiman RE-600 v2, con su precio actual de $75, son algo que merece su precio. Si, hay cosas que se podrían hacer y el perfil no es para todo el mundo, pero no son ofensivos para nada y he disfrutado escuchándolos durante esta última semana.

3
Reviews de foreros / Review - Beyerdynamic Custom Studio
07 de octubre de 2020, 06:14:15 pm
Esta review, como siempre, también está disponible en Youtube para quién lo prefiera:


Review de los Beyerdynamic Custom Studio



Esta review la hago a petición de uno de los seguidores del canal de Acho Reviews en YouTube. Si has visto alguno de las reviews en YouTube, habrás visto estos auriculares debido a que aparecen en todas la intros y outros.

Compré los Beyerdynamic Custom Studio hace unos 2 años como una mejora a los AudioTechnica M40x. En ese momento solo me había adentrado en el mundo de los auriculares recientemente y mi razón principal para comprarlos era que necesitaba unos auriculares cerrados para la oficina, debido a que compartía oficina en ese momento y quería ser respetuoso.

Hasta que compré los Custom Studio, los M40x habían sido los únicos auriculares que había utilizado para escuchar música durante periodos largos, antes de eso solo utilizaba los auriculares como herramientas (en el estudio etc.). Mi intención con la compra de los Custom Studio (CS) era encontrar algo que estuviera un paso por encima de los M40x, tanto en sonido como confort, mientras que cumpliera con el requisito de ser cerrado y no costar una fortuna. Probé varios modelos, incluidos los Custom One Pro, pero los Custom Studio estaban por encima de los otros modelos que probé.

Desde que tengo los CS, he tenido la suerte de probar muchos otros modelos de auriculares y tengo más experiencia en que basar mis comparaciones, sin embargo, también significa que no me excitan tanto los CS ahora como cuando los compré.

Pero bueno, vamos a hablar de auriculares!



Construcción y confort...

No puedo hablar de la presentación porque ha pasado mucho tiempo desde que los recibí, así que he olvidado lo que incluían y como venían presentados. Por lo que puedo recordar, venían los auriculares, el cable y una bolsa de transporte, pero puedo estar equivocado.

Los auriculares en sí están muy bien construidos, como es el caso de casi todos los Beyer que he probado. No están a la altura de algunos modelos como los DT1990 Pro o los DT1770 Pro, pero aún así están bien montados y utilizan metal en los lugares adecuados, como la diadema y los montantes de las copas, etc.

Es difícil determinar si las copas están hechas de metal o plástico. Si son de plástico entonces son de buena calidad y parece metal, si son de metal, pues son muy ligeros visto que los auriculares no son pesados. No sé el peso exacto pero son más ligeros que la serie DT.
La diadema está recubierta de un material que imita piel con un buen acolchado en la parte inferior, este está conectado con clips y se puede desmontar fácilmente si quieres. También hay 4 tornillos, tipo allen, en la parte externa de cada copa, que permiten desmontar la placa metálica y cambiarla. Beyerdynamic vende placas customizadas que tienen todo tipo de colores y diseños, pero a un precio bastante elevado. Podrías fabricar unos o incluso pintar los que llevan si quisieras. Personalmente desmonté las placas una vez y las giré, y nunca he llegado a ponerlas como estaban.

La verdad es que se puede desmontar fácilmente los auriculares casi por completo, facilitando la reparación si se utilizan en un lugar donde sufren abusos, como podría ser un estudio.

Los CS tienen la conexión en un solo lado y utilizan un conector TRS 3.5mm especial, sin embargo, la parte especial es solo una pestaña de plástico que se puede quitar fácilmente si quieres reemplazar el cable "enroscado" que viene incluido. Personalmente me gustan este tipo de cables, especialmente en situaciones de estudio, debido a que evita muchos accidentes y presión sobre los conectores o equipos a los que van conectados.

En cuanto a confort, son más que aceptables. La presión de la diadema puede que sea un poco elevada para algunos pero no es exagerado. Las almohadillas son de terciopelo y tienen una apertura grande que aumentan el confort, sin embargo, el terciopelo y el hecho de ser cerrados puede resultar caluroso en periodos largos de escucha.



Sonido...

La parte importante de la reseña es el sonido y una de las partes más importantes del sonido en los CS  es el "interruptor de graves". Este interruptor (por llamarlo de alguna forma) es una pequeña pestaña que se encuentra en la parte inferior de ambas copas y que se puede deslizar y colocar en 4 posiciones diferentes, la primera siendo totalmente cerrada y las otras tres con aperturas de distintos tamaños.

Este interruptor ajusta la cantidad de presencia de graves en los auriculares, y aunque parezca un juguete para aumentar ventas, realmente funciona!

Aquí dejo una medición rápida de los graves de los CS con el interruptor en cada una de las tres posiciones.



Por lo general, solo noto diferencias en los propios graves cuando se cambia de posición, cualquier otro cambio en las frecuencias no se notan a mi oído, probablemente debido a que mi cerebro se enfoca automáticamente en los cambios de graves.


En la posición totalmente cerrada, los auriculares tienen una caída notable en los graves, perdiendo algo de extensión hacia subgraves y también eliminando un poco de calidez que se presenta en las otras posiciones. La verdad es que no suelo utilizar esta posición debido a la caída, sin embargo, si es útil en algunas canciones que presentan demasiados graves en su grabación. Por ejemplo, si quieres quitar un poco de ese exceso de graves en "When The Party's Over" de Billie Eilish, y enfocar un poco más su voz, esta posición te permite hacerlo.

En la segunda posición, la apertura más pequeña de los tres, los auriculares presentan un perfil muy neutral. He encontrado en esta posición mi sonido "habitual" para la mayoría del tiempo que paso con los CS. Siguen teniendo suficientes graves para tener una buena extensión hacia los subgraves, mientras que lo mantienen bien definido y controlado. El resto de los graves también están bien equilibrados, dejando enfocar en cualquier línea de bajo o otros instrumentos en este rango, sin que se choquen entre ellos. En canciones como "New Life" de Swindle, esta posición te permite disfrutar de los graves sin que sea excesivos.

La tercera posición da un poco de elevación a los graves del CS. Este aumento no es exagerado pero si notable. Si tomamos como referencia "New Life", que acabo de mencionar, o "Royals" de Lorde, el golpe de los graves es más pronunciado y empieza a tener un poco más de soltura. No es molesto, al menos con la mayoría de música, pero si te da la sensación de que se ha subido el subwoofer.

La cuarta y última posición es una elevación de graves bastante exagerado. Aquí los graves comienzan a perder el control y están demasiado presentes en muchas canciones, especialmente las que ya tienen muchos graves en las grabación. Para canciones como "Sun Is Shining", siento que los graves están demasiado "sueltos" para mi gusto. Creo que esta posición le gustará a los que buscan los graves exagerados para alguna música pero mi opinión es que es demasiado.

Pasando a los medios, es bastante impresionante que Beyerdynamic hay conseguido ofrecer 4 niveles de graves sin que afecte a los medios graves. No hay sangrado del que hablar, aunque en la posición con mayor aumento, la soltura de los graves crea un poco de sombra encima de los medios más bajos. La razón principal es que hay una pequeña elevación en los medios graves, sirviendo de rampa para las frecuencias graves cuando se aumentan. Esta elevación también funciona bien para mantener una buena presencia de los armónicos de los graves cuando están en una posición más neutral.

Pasando por todas las frecuencias de los medios, se mantienen muy neutrales sin nigún pico o caída. Hay mucha presencia en las voces pero estas nunca se convierten en bruscas y otros instrumentos centrados en los medios, como las guitarras eléctricas, son claras y bien definidas.

En los registros altos no hay brusquedad, estos auriculares nos son gritones ni sibilantes y consiguen mantener un perfil muy neutral en general. Pruebas típicas de sibilancia, como "Code Cool" de Patricia Barber, se pueden escuchar perfectamente, casi sin sibilancia alguna. Dicho esto, canciones que no son sibilantes por naturaleza tampoco se convierten en aburridas.

Si tuviera que quejarme de algunas de la frecuencias, sería la parte más alta, desde el punto donde se encuentra la sibilancia (normalmente) hasta la punta arriba, donde los CS parecen tener una caída. Esto evita brusquedad en la música pero a la vez puede dejar una sensación de falta de brillo y de aire.
Esto se puede convertir aún más en un problema si se está utilizando los CS para la producción de música. Debido a que falta un poco de brillo, es demasiado fácil sobrecompensar en la mezcla, resultando una pista que puede ser demasiado brillante en otros sistemas. Esto no es un problema exagerado, o sea, hacen mucho mejor trabajo que la mayoría de sus competidores, pero sí que es algo a tener en consideración si se compran para la producción.

La velocidad con la que estos auriculares resuelven pasajes difíciles es bastante impresionante para unos auriculares a este precio. Están lejos de ser unos Sundara o DT1990 Pro, pero aún así son respetables.

En cuanto a detalles, estos no son los auriculares más detallados pero de nuevo están por encima de sus rivales directos. Si estás acostumbrado a auriculares de alta calidad, pues no creo que los CS te presenten de pronto con detalles que nunca había oído antes, pero si hace un buen trabajo con la separación de instrumentos y permiten seguir partes específicas fácilmente.

Cuando estoy montando pistas con los CS, encuentro que cambiar el interruptor de graves a la posición más cerrada me ayuda enfocar un poco mejor en los pequeños detalles, como detalles de guitarras acústicas etc.

Hablando de instrumentos acústicos, encuentro el timbre de los CS placentero y bastante realista. Como he dicho antes, prefiero la segunda posición para equilibrar los graves con el resto de las frecuencias pero cuando escucho ciertas canciones acústicas, como "Free Fallin (line)" de John Mayer, la primera posición también funciona bien para realzar como toca la guitarra.

En cuanto a anchura y colocación de imágenes, no son auriculares muy anchos pero hay que tener en cuenta que son auriculares cerrados. La colocación de imágenes no es mala, da una buena sensación del lugar en el que se encuentran los instrumentos pero no es posible localizarlos al milímetro. Canciones como "La Luna" de Ottmar Liebert & Luna Negra son muy agradables pero "Letter" demuestra un poco la falta de precisión cuando se mueve de izquierda-centro-derecha.



Conclusión...

He mencionado al principio que compré los Custom Studio como una mejora a los M40x y creo que lo son. No son una diferencia como la "noche y dia"  pero la mejora en calidad, tanto de construcción como sonido, se nota bastante.

Los he utilizado mayormente en la oficina para escuchar música cuando necesito unos auriculares cerrados, aunque también los he utilizado para algo de producción musical de vez en cuando, con resultados decentes.

Una de las cosas que más resalta de estos auriculares son los reguladores de graves, algo que solo he visto en estos y en los Custom One Pro. Solo probé los Custom One Pro brevemente cuando decidía entre ellos y los Custom Studio pero estos últimos eran claramente superiores.

Es impresionante que el regulador de graves de los CS no solo funciona, si no que lo consigue sin afectar al resto de frecuencias. Estos auriculares pueden pasar de ser neutrales con una leve caída en los graves hasta el punto de ser un perfil claramente en L.

Los auriculares se mueven fácilmente, aunque los móviles si necesitarían algo más de potencia para moverlos bien, resultando en unos auriculares que se pueden utilizar en la mayoría de situaciones sin problemas.

Personalmente me gustan bastante los Custom Studio y los tengo en la oficina para disponer de una opción cerrada siempre que la necesite. Encuentro que utilizo el regulador de graves a menudo, significando que es más que un juguete al menos para mí, visto que puede incrementar o reducir los graves de una canción con un simple movimiento de mi dedo. A veces me encuentro escuchando algo bastante neutral después de comer y me convierto en un "bass-head" a última hora de la tarde.

Estos no son los mejores auriculares que he escuchado nunca pero no tengo ningún problema en recomendarlos a su precio, tanto para placer como para producción. En un mundo perfecto preferiría una imagen mejorada, algo más de escena, un poco más de detalle y algo más de brillo en la parte más alta, pero entonces no estaríamos hablando de unos Beyerdynamic de 130€.

4
Reviews de foreros / Review - Hifiman RE-400
29 de septiembre de 2020, 07:50:55 am
Como es habitual, esta review se puede encontrar en mi blog y en YouTube para los que lo prefieran:


Review de los Hifiman RE-400




Quiero empezar diciendo que estos IEMs me han sido enviados amablemente de Hifiman para hacer esta review. No estoy recibiendo nada a cambio de esta review, ni tampoco Hifiman me ha pedido nada más.

Creo que ya lo he dejado claro en reseñas anteriores pero lo diré de nuevo, esta review se basa totalmente en mis opiniones personales y seré lo más honesto posible, sin embargo, no me ha costado nada poder probar estos auriculares.



Intro...

Para ser totalmente sincero, ni siquiera sabía que estos auriculares existían hasta que los recibí para esta review, así que no tenía ni idea sobre qué esperar de ellos. Si que hice un búsqueda rápida en internet y ví que que se pueden comprar directamente desde Hifiman por $29, lo cual los coloca en competición directa con muchos IEMs ultra baratos y se adentran fácilmente en esa categoría de "Sub 50€" que tanto me gusta mencionar en este blog.

También encontré que habían reseñas de los RE-400 allá por el 2013, lo cual significa que han estado disponibles desde hace bastante tiempo. No he leído ninguna de estas reseñas debido a que quería formar mi propia opinión, visto que los he recibido sin saber nada sobre ellos, pero si que noté que entonces costaban $99...

Así que, como se comportan los Hifiman RE-400 en comparación con una cantidad infinita de IEMs de bajo coste que hay disponibles en el mercado?



Presentación...

La caja en la que llegan los RE-400 es una funda hecha de plástico bastante grueso (tipo metacrilato) con una bandeja interna de cartón que se extrae por la parte inferior. En la parte delantera se encuentra el logo de Hifiman en la parte superior, con "Waterline" escrito justo debajo. Yo no tenía ni idea que querían decir con "Waterline" (línea de agua), ni porque era relevante, debido a que no he visto nada relacionado con el agua en el manual de instrucciones. Sin embargo, después de echar un ojo a la web de Hifiman, el la página del RE-400 aparece el siguiente escrito:

"La Teoría del Cubo de Madera

También conocido como la ley Cannikin, indica que la cadena es tan fuerte como su eslabon mas debil. La capacidad del cubo de madera se determina por su duela más corta"


Así que, creo que "Waterline" se refiere a la capacidad de un cubo de madera. No estoy segura de la relevancia que tiene pero lo encontré curioso.

Dentro de la funda encontramos los IEMs, dos tamaños de puntas de "doble flange", dos tamaños de puntas de silicona normales y el manual de instrucciones.

Otra curiosidad ha sido que junto con el paquete, llegó también una funda de transporte redonda, con otra selección de puntas de silicona y 10 filtros de recambio. Esta funda no estaba dentro del empaquetado principal del producto (no hay sitio para esta) pero si llegó en el mismo envío. Debido a que esta es una unidad para review, pensé que quizás era la razón, pero parece ser que se incluyen siempre. Es una elección extraña incluirlas por separado, pero se agradecen. Una funda y filtros de recambio no se suelen encontrar con unos IEMs de $29.



Construcción y Confort...

Vamos a empezar con lo negativo... el cable. El cable es fijo y es una combinación de cable recubierto de tela hasta la separación y un cable separado normal desde la separación hasta los IEMs. La calidad del cable no es genial y mantiene la forma con la que llega, con sus pliegues etc. También he encontrado que cuando llevo los IEMs con el cable hacia abajo, causa ruido en los auriculares cada vez que algo toca el cable. Sin embargo, con el cable hacia arriba este problema se soluciona.

En el lado positivo, los IEMs son muy pequeños y compactos. Básicamente desaparecen dentro de los oídos y no son mucho más largos que las propias puntas. No tengo la costumbre de dormir con IEMs (o escuchando música) pero he encontrado que me puedo tumbar de lado con estos IEMs y no notarlos para nada. Son una opción genial para los que buscan algo cómodo para dormir.

La carcasa de los IEMs está fabricada totalmente en metal y tiene un acabado plateado bastante sencillo. Hay una pequeña apertura localizada al lado de la entrada del cable.

Mientras que el cable no se puede desmontar, por lo menos hay algo de protección en la parte donde el cable entra al IEM. En la punta opuesta, el cable se termina con un TRS 3.5mm de 90º, también bien protegido.

En general, no tengo quejas con la fabricación, excepto por el cable, y debido a su pequeño tamaño, serán cómodos para prácticamente todo el mundo (dependiendo de las puntas elegidas, claro).



Sonido...

Durante los últimos años, la calidad de sonido de los IEMs ha estado mejorando cada vez más, casi a diario, así que no tenía mucha esperanza en unos IEMs que cuestan $29 y salieron hace 7 años, aunque costaran más por entonces.

Sin embargo, me han sorprendido gratamente y he encontrado que no son, ni mucho menos, tan malos como me esperaba.

El el rango de graves, los RE-400 nos presentan un perfil que no se parece a lo habitual en los IEMs, especialmente en los precios más bajos.

No hay ningún aumento de graves, dando la sensación de que faltan graves (y quizás sea cierto) pero me sorprendí al probar con un tono y darme cuenta de que podía oírlos perfectamente hasta los 30Hz. Debido a que no hay ninguna elevación de graves, cuando se escuchan canciones que dependen de graves, como "Sun Is Shining" de Bob Marley & Robin Schulz, los IEMs dejan la sensación de falta de graves.

Sin embargo, cuando se escuchan canciones que no dependen de graves, como la versión acústica de "Perfect" de Matt Johnson, no dan esa sensación de que no hay graves, solo que no están demasiado presentes.

Pasando de los graves hacia los medios, de nuevo no hay elevación, presentando una transición muy neutral. A veces esto deja la sensación de que no hay mucha calidez y que falta un poco de cuerpo en las guitarras acústicas y pianos. Dicho esto, el sonido que resulta no es horrible, solo diferente a lo que estoy acostumbrado. Por ejemplo, en comparación con los TWS600 del propio Hifiman, que también sufrían una ausencia de graves, encuentro los RE-400 mucho más placenteros.

En la parte más alta de los medios, la primera elevación aparece sobre los 3kHz, lo cual da mucha presencia a las voces pero lo consigue sin que estas resulten gritonas. De hecho, he encontrado que los medios de los RE-400 son muy buenos. La mayoría de las voces se presentan bien y están bien definidas.

En los registros altos, hay un pico alrededor de los 6kHz, lo cual consigue crear una buena sensación de definición pero consigue evitar sibilancia. Por encima de estas frecuencias, ya empiezan a caer, evitando que los IEMs sean punzantes para algo con tan pocos graves, sin embargo, también tiene falta de "aire" en los registros altos, lo cual ayudaría a que sonaran un poco más abiertos.

Hablando de apertura, la anchura de la escena no es mucha, es más bien íntima, con una colocación de imágenes que no es muy precisa. Si te da una sensación de una colocación aproximada pero no lo suficiente para localizar algo al milímetro.

La definición y detalles no son geniales, hay muchas alternativas más modernas que ofrecen muchos más detalles, pero hay que tener en consideración la edad de estos auriculares. Mientras que podía distinguir perfectamente entre instrumentos similares que sonaban en los mismos rangos de frecuencias, no es tan fácil fijarse en los pequeños detalles de cómo se tocan dichos instrumentos.



Conclusión...

Vivimos en unos tiempos cuando hay infinitas opciones en la parte más económica de los IEMs, algunos de ellos con prestaciones increíbles por sus precios. Vista la velocidad con la que algunas empresas chinas (y no chinas) presentan modelos nuevos, los RE-400 se pueden considerar como antigüedades. Sin embargo, el hecho de que estos IEMs se siguen vendiendo, aunque sea a un precio reducido, es una señal de que son un producto que ha aguantado bastante bien el paso de los años. Otros modelos simplemente desaparecieron.

Desde luego que los RE-400 no son unos auriculares impresionantes pero tampoco son ofensivos, he escuchado cosas infinitamente peores que has salido recientemente, aunque es cierto que no llevaban el nombre de Hifiman.

El sonido global me recuerda un poco a los Tin T2, solo que con menos definición pero con mejores medios y menos fatigosos en los registros altos. Incluso diría que extienden más en los graves que los T2.

Mientras que no los considero un perfil de sonido divertido, si que los encuentro placenteros y me gustaría escuchar un mismo perfil pero con mejores detalles y quizás mejor sonido en general.

No se van a colocar como líderes de los sub 50€, pero, si que se colocan por encima de muchos otros IEMs que he probado. Para unos IEMs que tienen 7 años, eso no está nada mal.

5
Reviews de foreros / Review - Koss PortaPro
19 de septiembre de 2020, 11:49:46 am
Como siempre, esta review está disponible en mi blog y en YouTube para los que lo prefieran:

Review de los Koss PortaPro



Recientemente he recibido una almohadillas Yaxi para los Koss PortaPro y los KSC75, después de alargarlo durante más de un año y perder la cuenta de los que me recomendaban probarlas. Cuando me disponía a abrir las almohadillas y probarlas en los Koss, me dí cuenta de que no he hecho aún una review de los PortaPro.

Hay un millón de reseñas en internet que halagan los PortaPro y no creo que el mundo echara en falta la mia si no la publicara, pero aun así la pienso compartir. Mis razones son que opino que los PortaPro se lo merecen y que quiero dejar mis impresiones grabadas antes de cambiar a las almohadillas Yaxi, para ver si realmente noto tanta diferencia.

El PortaPro que tengo es la versión Massdrop que incluye un micrófono pero aparte de eso (y el color), entiendo que son iguales a la versión normal que vende Koss directamente.

Si hice una review de los KSC75 (aquí), que utilizan los mismos drivers solo que recubiertos de titanio y montados en un formato clip. Me impresionaron bastante, por lo cual, haré algunas comparaciones por el camino.

Así que, vamos allá!



Construcción y estética...

Como dije claramente en la review de los KSC75, la construcción es barata y aquí los PortaPro no varían. Tienen una estética retro, como si fueron diseñados para ir a juego con un Walkman de 1982. Aunque la versión de (mass)Drop es totalmente negro, siguen pareciendo unos auriculares baratos, que lo son.

Como con los KSC75, los drivers forman parte de un disco de plástico que encajan en una diadema. De hecho, la única diferencia real entre estos y los KSC75 (excepto por el color y el recubrimiento de titanio) es la diadema, que no existe en los KSC75.

La diadema tiene un sistema bastante extraño. Es extensible y permite que los drivers se doblen sobre ella, formando un pequeño "círculo" (a falta de una palabra mejor) que puede guardarse en la bolsa de transporte (al menos la versión Drop viene con bolsa de transporte).

La diadema también tiene dos pequeñas almohadillas que apoyan justo por encima de las orejas (para quitar un poco de presión de los drivers que apoyan en la oreja) y también tiene una regulación de confort que cambia la fuerza con la que aprietan contra las orejas. Es un sistema muy difícil de explicar con palabras.

El cable, igual que con el KSC75, está conectado permanentemente a los auriculares pero es un una calidad un poco mayor en los PortaPro, o al menos en la versión Drop. En la parte del conector TRRS 3.5mm (4 polos debido al micro) tiene un pequeño muelle que sirve para aliviar la tensión del cable donde entra al conector, ayudando a protegerlo un poco. Sin embargo, en mi opinión personal, si el cable se rompiera en la parte del conector, simplemente cortaría el cable y pondría otro conector. Pero... si el cable se rompiera en la parte de los drivers, donde no hay ninguna protección, es bastante más problemático repararlo.

En cuanto a construcción, no creo que haya mucho más que decir, deja mucho que desear pero a la misma vez creo que forma parte de su encanto.



Confort...

Si!

O sea, si, son muy cómodos. Es más, son extremadamente cómodos. Son tan ligeros y aprietan en la cantidad adecuada (dependiendo del reglaje) para que pueda olvidarme de que los llevo puestos. Paso muchas horas en llamadas y conferencias y puedo llevar el PortaPro durante horas y horas (incluso 8 o más) sin que me moleste en absoluto. De hecho, hay veces que acabo con una llamada y no me doy cuenta de que aún los llevo en la cabeza hasta un par de horas después (sin que suene música). Eso es algo espectacular para unos auriculares y aún más para unos supraaurales.

Puedo decir sin lugar a duda que son los auriculares más cómodos que tengo.



Sonido...

Cualquiera que haya estado en el mundo de los auriculares hifi durante más de un par de semanas, seguramente habrá escuchado halagos hacia los PortaPro. Yo no voy a restar méritos pero voy a dar mi opinión personal sobre ellos y cómo se adaptan a mis preferencias personales.

Si alguien ha leído (o visto en YouTube) mi review de los KSC75, puede que que se acuerde de que dije que prefiero el perfil de los KSC75 por encima de los Portapro, y sigue siendo así, aunque están bastante empatados, así que voy a explicar porqué tengo esa preferencia.

Como perfil de sonido en general, el PortaPro es más cálido que el KSC75. Tienen más presencia en los graves pero realmente no tienen muchos graves. Desde luego que no son "cañones de graves" y la extensión hacia subgraves no es mucha. No dan esos retumbes como hacen otros en canciones como "Bury A Friend" de Billie Eilish pero si te dan lo suficiente para que sepas que existen esos subgraves. Lo consiguen a base de presentar los armónicos de los subgraves mejor que los KSC75, haciendo que no ese eche tanto en falta.

El resto de las frecuencias graves, tampoco están muy presentes y no creo que estos auriculares llamen la atención de los amantes de graves excesivos o que busque grandes golpes en la música electrónica. Escuchando "Sun Is Shining" de Bob Marley y Robin Schulz, hay suficientes graves para disfrutar de la canción pero no son algo que te vaya a sorprender.

En los medios más bajos es donde recuperan terreno y los convierten en unos auriculares cálidos. Hay una pequeña elevación en la zona donde los graves pasan a los medios que aporta una bonita riqueza y suavidad a los registros bajos, incluso sin muchos graves.

Estos medios más graves dan un buen cuerpo a los instrumentos acústicos como las guitarras y bajos, haciendo que la música acústica (mi género preferido) tengan una calidez muy agradable. Pero no solo funciona bien con los instrumentos acústicos, es también una zona donde se encuentran muchos de los primeros y segundos armónicos de muchas notas del bajo, de nuevo, dando un buen cuerpo y calidez a los bajos. Encuentro que los PortaPro tienen un rango de medios graves que son muy similares a algunos de mis amplificadores preferidos de bajo. Pero, esto no funciona bien para algunos géneros más fríos y encuentro que algunas canciones como "Killing In The Name Of" pueden resultar demasiado cálidas.

Pasando por los medios, hay una pequeña caída en el centro de ellos antes de subir de nuevo hacia los medios altos. Esto aumenta aún más esa sensación de calidez y mientras que es muy suave, puede ser demasiado suave a veces y resultar en una falta de medios con algunas voces. Por ejemplo, en la canción de "Tears In Heaven" de Eric Clapton, la guitarra tiene un cuerpo precioso pero su voz puede resultar demasiado distante. En otras canciones donde las voces tienen un poco de medios de más, como "Don't You Worry Child" de Beth, el PortaPro hace un trabajo excepcional suavizando esos medios.

En la zona más alta de los medios, empieza una subida para llegar a adentrarse en las frecuencias agudas. Sin embargo, esta subida no es tan pronunciada como en los KSC75 y no resulta en tanta presencia como con los drivers recubiertos de titanio.

En las frecuencias altas, el PortaPro hace un mejor trabajo evitando la sibilancia en comparación con los KSC75 pero estos últimos tienen más "aire", aportando una mejor sensación de claridad.



Imagen y escena...

Los PortaPro son un poco más íntimos que los KSC75. La escena no es tan ancha, que también es debido a su formato de diadema en vez de clips, y la colocación de imágenes es decente pero siento que los KSC75 se comportan algo mejor en este aspecto. Creo que también es debido en parte a su perfil más cálido, que no es que tengan rendimiento inferior a los KSC75, solo que los KSC75 resaltan más la colocación debido a su tonalidad más brillante.



Conclusiones...

Creo que los halagos hacia los PortaPro (que se pueden encontrar en cualquier página relacionada con auriculares) son merecidos. No son perfectos y en mi opinión personal, caen un poco por detrás de los KSC75 en cuanto a mi perfil preferido.

Sin embargo, son unos auriculares muy agradables de escuchar, aportan bastantes detalles y una calidez que los hace muy relajantes.

Muchas veces, cuando termino una llamada, simplemente pulso play, sin pensar en cambiar de auriculares, DAC o amplificador. Viven encima de mi mesa de trabajo, conectados permanentemente al dock de mi ordenador y se han convertido en mi elección por defecto para llamadas y otras soluciones rápidas de multimedia. Si mejoran un poco cuando se mejora la fuente pero realmente suenan bien sin importar mucho a lo que se conectan, sea el teléfono, el PC, DAP, literalmente cualquier cosa.

Son tan cómodos que puedo llevarlos todo el día sin molestia y son los primeros auriculares que meto en el bolso a la hora de viajar, básicamente porque suenan bien y funcionan con cualquier cosa.

Para mis gustos personales, si que prefiero el sonido de los KSC75 pero es porque concuerda más con mi tonalidad preferida, no porque sean mejores ni peores, solo diferentes. Los KSC75 serían mi preferencia para simplemente escuchar música pero los PortaPro son mi elección por defecto debido al paquete completo.

Siento que, como en el caso de los KSC75, los PortaPro son algo que merece la pena tener sin importar la cantidad de uso que vayan a tener.

Y ahora... a probar las almohadillas Yaxi para ver si cambio de opinión!

6
Reviews de foreros / Review - KZ ZSN Pro X
14 de septiembre de 2020, 10:05:35 am
Como es de costumbre, esta review está disponible en YouTube para quien lo prefiera:


Review de los KZ ZSN Pro X



En el pasado compré los KZ ZSN, el ZSN Pro y cuando ví los ZSN Pro X, otro IEM híbrido de 20€ de la marca KZ, pensé, por qué no?

La verdad es que disfruté del ZSN original pero encontré el Pro demasiado brillante y sibilante, así que quizás el Pro X sería de nuevo de mi agrado.

KZ dicen que este IEM está basado en el ZSN Pro pero con un driver de armadura balanceada mejorada para las frecuencias altas y un driver dinámico de 10mm para los graves. Dicen que "los graves flexibles y medios suaves, más los agudos brillantes están perfectamente combinados por ajustes científicos, dando la voz humana detalles más claras y ricos".

Esto me suena al típico marketing de KZ, así que tuve que sacar los modelos más antiguos de ZSN para comparar.



Presentación...

Seguro que se ha pasado más de un año desde que compré el ZSN Pro y bastante más desde que compré el ZSN, pero nada ha cambiado en cuanto a presentación.

En la típica caja blanca de KZ nos vienen los IEMs, el cable y una selección de puntas.

Creo que las puntas pueden ser ligeramente diferentes comparadas con las que se incluían en las revisiones más antiguas pero no lo puedo asegurar porque tengo todas las puntas en una sola caja grande, haciendo imposible saber qué puntas venían con que IEM.

El cable que venía con esta versión tiene micrófono, mientras que los anteriores no, así que el cable es ligeramente diferente, mayormente por el micrófono y porque es blanco (aparte de eso, es el típico cable KZ). No era mi intención utilizar el cables así que no lo he probado.

Eso es todo en cuanto a contenido.



Construcción y estética...

De nuevo, nada ha cambiado. Si miramos una foto de los tres modelos de ZSN juntos, son prácticamente idénticos excepto por el color y el hecho de que el ZSN original tenía las lineas empotradas en vez de salientes como en el Pro y el Pro X.

La parte interior de la carcasa es de resina transparente coloreada y la parte trasera es una placa de metal.

Los tres modelos utilizan el estilo de conector KZ que sobresale de la carcasa, creo que se llama tipo C. Así que, de nuevo, sin cambios.

En la carcasa de resina, en el estilo típico de KZ, está escrito el nombre del modelo con una pequeña descripción debajo. En el caso del ZSN Pro X pone "Nuevos Drivers Híbridos" (en el original ponía "Armadura Balanceada" y en el ZSN Pro "Mejora Clásica").

Como habréis deducido, el confort es idéntico en los tres, así que, si uno te resulta comodo, no tendrás problemas con el resto.

En cuanto a durabilidad, no he tenido problemas con ninguno de los modelos KZ que he tenido en los últimos años así que no tengo razón para pensar que este será diferente, pero solo el tiempo lo dirá.



Sonido...

Como he dicho al principio, me gustaron los ZSN originales. No eran los IEMs más detallados pero su perfil de sonido era agradable y relajado, sin pasarse en ninguna frecuencia en particular.

El Pro no me gustó tanto. No era mejor que el original en cuanto a detalle y el perfil cambió de relajado a brillante y sibilante, por lo menos con la gran mayoría de música.

Sin embargo, ha pasado mucho tiempo desde que he escuchado cualquiera de las versiones, así que, revisitar los modelos anteriores junto con el ZSN Pro X, ha sido como probar 3 auriculares nuevos a la vez. Para abreviar el nombre del modelo al que me refiero, los llamaré simplemente OG (ZSN original), Pro (ZSN Pro) y X (ZSN Pro X).

Empezando con los graves, el X es un gran salto en comparación con los anteriores y no tienen ninguna falta de graves.

Se extiende bastante hacia los sub graves, dando los retumbes necesarios en canciones como "Bury a Friend" o "No Mercy". Se extiende mucho más que las otras versiones, de hecho, es seguramente el KZ con más retumbe de sub graves que he probado junto con el S2 (el model Bluetooth que probé previamente).

En la parte mas alta de los graves, de nuevo hay mucha presencia y baste "golpe", por falta de una palabra mejor. En canciones con bombos que golpean fuerte, estas se presentan de un modo que te da impresión del aire golpeando el micro. De hecho, en muchas canciones, como "Royals" de Lorde o ""I Fink U Freeky" de Die Antwoord, he encontrado los graves demasiado presentes y pueden ser fatigosos cuando no buscas esa exageración de graves. Por ejemplo, en comparación con los T2 Plus, un IEM que tiene muchos graves cuando se necesitan y pocos cuando no, creo que el X tiene demasiados y prefiero quitarle el exceso con ecualización.

En comparación con el OG o el Pro, el X tiene más graves, en todas sus frecuencias bajas, y mientras puede parecer impresionante al principio, me gustaría que fuera más calmado y prefiero la cantidad presentada por los OG (el Pro creo que tiene demasiado poco).

Pasando a los medios, la parte baja de estos sufre debido a los graves potentes. No creo que haya ninguna caída en los medios graves, solo que se convierten en parte de esos graves excesivos que están presentes en algunas canciones. Esto hace que sea dificil seguir a instrumentos en estas frecuencias, y mientras que no se convierte en barro, tampoco es muy limpio. En este apartado diría que tanto los OG como los Pro se comportan mejor en los medios graves, debido a que tienen menos sangrado de graves.

En la parte alta de los medios, el X puede pasar de "echado hacia atrás" a "chillón". En canciones que suelen ser mas equilibrados en los graves, como "Billie Jean" de Michael Jackson o "Bombtrack" de Rage Against The Machine, las voces parecen perderse detrás de los instrumentos de los rangos inferiores. Sin embargo, en canciones con voces potentes, especialmente femeninas, los X pueden resultar gritones y dar la sensación de estar presentes de más o incluso distorsionados. Esto se nota en las partes más cargadas de canciones como "Hello" de Adele o "No One" de Alicia Keys. De hecho, en canciones como estas, los X pueden pasar de "faltan medios" a "sobrecargados" en tan solo unos compases.

En los medios altos, de nuevo, los OG y Pro parecen hacer mejor trabajo manteniendo la calma, pero si tuviera que elegir, optaría por los OG.

Subiendo a las frecuencias más altas, el X no es tan sibilante come el Pro, pero sigue siendo demasiado sibilante para mis gustos. El X parece tener un pico más bajo (en cuanto a FR) que el Pro, haciendo que sea más "chillón" que sibilante. Dicho esto, con mi prueba típica de sibilancia, como "Hope Is A Dangerous Thing" de Lana Del Rey o "Code Cool" de Patricia Barber, hay demasiada sibilancia para que yo pueda disfrutar.

También sufre de ese toque metálico en los agudos que es común en la mayoría de IEMs con drivers BA y que he encontrado en todos los KZ que he probado. El X no parece tan metálico como el OG o el Pro pero sigue presente.

En cuanto a velocidad y detalle, el X da la sensación de ambos cuando se escucha por primera vez, pero empieza a descomponerse en canciones rápidas y complicadas como "The Room" de Ostura. Creo que el rango de frecuencias que menos sufre son los graves, que parecen mantener la compostura bastante bien para una zona tan aumentada. Los OG y Pro no son mejores y no les daría una puntuación alta a ninguno de ellos en este apartado.

La anchura de la escena es muy típica a la encontrada en la mayoría de los IEMs que he probado. No es muy ancho pero no es terrible. Con la canción de prueba usual de "Letter", la anchura no es gigante pero la colocación es bastante decente. Diría que aquí,  el X no se queda atrás en comparación con los OG y Pro.



Conclusiones...

No puedo decir que hay disfrutado de la tercera entrega de la linea ZSN, para ser sincero, lo he encontrado bastante fatigoso. No es malo por 20€ y puede ser del agrado de los que buscan un perfil en V, algunos puede ser que queden impresionados por ese golpe de graves, sin embargo, no sería mi recomendación por encima de otras muchas alternativas a precios parecidos.

En comparación con el ZSN original, que ahora se puede comprar por unos 10€, encuentro el OG más relajado y agradable para mis gustos. El X si parece dar una sensación de más detalles pero eso se pierde en seguida cuando la música se pone complicada y todo parece convertirse en un gran muro de sonido.

En comparación con el ZSN Pro, que se puede comprar ahora por menos de 7€, personalmente no optaría por ninguno de los dos. Si tuviera que elegir uno, sería el X debido a que tiene un poco menos de sibilancia y más graves, pero sería elegir el "menos malo" de los dos.

Cabe notar que todas las pruebas mencionadas se han realizado con las puntas grandes tipo "estrella" incluidas con el ZSN Pro X. Si probé con las puntas de espuma y calmó un poco los graves y evitaba que se perdieran tanto las voces. Pero, no arregló la sibilancia ni tampoco transformó el perfil sonoro en algo de mi agrado. Diría que el X si mejora con puntas de espuma pero no lo suficiente para recomendarlo por encima de otras alternativas a precios similares.

Mi descripción más simple de los ZSN Pro X sería... sucios. Seguramente eso no tiene mucha lógica pero esa es la impresión que me ha causado. Es como si todas las frecuencias se estuvieran peleándose entre ellas en vez de trabajar juntas

En cuanto a competir con otras alternativas en la categoría sub 50€, se queda muy atrás. En comparación, el Tin T2 Plus parece estar en otra liga.


7
Reviews de foreros / Review - Hifiman HE400i 2020
03 de septiembre de 2020, 07:37:27 am
Como es habitual, esta review está disponible en YouTube si alguien lo prefiere:


Mi Review...



Como siempre, primero quisiera aclarar que estos auriculares me han sido prestados por Hifiman a cambio de esta review, por lo cual estoy muy agradecido. No han pedido nada a cambio, ni recibo nada a cambio de esta reseña. Mis opiniones sobre estos auriculares serán las mías propias y honestas. Sin embargo, hay que notar que no me ha costado nada probar estos auriculares.

Sobre los HE400i 2020...

Estos auriculares son una remodelación de un modelo que ya existía, los HE400i, que creo que también están relacionados directamente con los HE4XX, disponibles en Drop. No puedo hacer comparaciones entre la versión 2020 y versiones anteriores, debido a que no he probado las otras versiones.

Estos auriculares se venden en la web de Hifiman por $169, lo cual creo que los convierte en la opción más barata de la empresa en cuanto a tipo diadema. También contesta la pregunta que hice durante la review de los Deva sobre si existían planar-magnéticos más económicos. Hifiman específica que tienen una respuesta en frecuencia de 20Hz a 35kHz, con una sensibilidad de 93dB y una impedancia de 35 Ohmios.



Construcción y confort...

La construcción de los HE400i 2020 sigue el diseño que está utilizando Hifiman en sus últimos modelos, al menos en los rangos más económicos, siendo muy similar al de los Deva.

La diadema está bien acolchada, recubierta con piel de imitación con un tacto un poco gomoso, pero es bastante cómodo incluso en sesiones más largas.

Hay mucho ajuste en las copas, con una buena extensión, y debería ser bastante fácil encontrar el punto adecuado para cada uno, aunque el confort es siempre algo muy personal.

Las almohadillas son híbridas, con piel de imitación en el exterior y una tela tipo terciopelo grueso en la parte que toca la cara. Personalmente no soy fan de la tela que han utilizado en la parte interior debido a que se calienta en seguida y también me causa un poco de irritación, pero de nuevo, eso es algo muy personal y hay que tener en cuenta que aquí pasamos los 40ºC todos los días a esta altura del año.

La apertura de las almohadillas también son un poco pequeñas para mi gusto, dejando que mis orejas las toque.

Una cosa que sí hay que tener en cuenta es el "flex" de los drivers. Al colocarse los auriculares, o moverlos cuando están situadas sobre la cabeza, el cambio de presión causa que los drivers se flexionen, produciendo un ruido muy notable. Esto es algo que no había notado antes en auriculares Hifiman.

O sea, en cuanto a construcción en general, tengo algunas cosas que no me gustan personalmente, pero mi única queja real es sobre ese "flex" de los drivers.



Sonido...

Mi primera impresión de los HE400i 2020 fue que el sonido es diferente al típico perfil de Hifiman. Hay más presencia en los graves y son bastante menos brillantes que otros modelos de la marca en sus gamas más económicas (no he tenido el placer de probar sus gamas altas aun).

En cuanto a subgraves, extiende bastante hacia abajo, más de lo que esperaba, produciendo algo de retumbe en canciones como "Nara" de E.S.Posthumus o "Bury A Friend" de Billie Eilish. En los rangos más altos de los graves, también hay más presencia de lo que hubiera esperado de unos planar-magnéticos bajo la marca Hifiman.

Sin embargo, cuando las canciones empiezan a cargarse en la zona de graves, los drivers sufren para mantener el ritmo y cuando hay múltiples instrumentos ocupando las mismas frecuencias, las cosas se empiezan a emborronar.

Cuando nos subimos a la parte baja de los medios, parece ser que los graves sangran y invaden un poco este rango, creando una falta de definición y un toque de barro. Cuando las canciones son simples en la parte baja del espectro, los medios se presentan mucho mejor que cuando compiten contra los graves.

En la parte más alta de los medios, las voces no se presentan mal pero de nuevo parece faltar definición, y cuando las frecuencias bajas se cargan, las voces están echadas hacia atrás. Al HE400i 2020 le falta la claridad que suele aparecer con los drivers planar-dinámicos, dando la impresión de un sonido comprimido.

En los agudos, las cosas están bien pero no geniales. Hay un toque de sibilancia, nada exagerado en comparación con auriculares de marcas como Beyerdynamic, pero sigue siendo más de lo que me gustaría. Los agudos de nuevo no están tan definidos como esperaría de un planar-magnético y le falta algo más en la parte alta en ocasiones.

En cuanto a definición y velocidad, como he dicho antes, no son geniales en este aspecto. En cuanto las canciones son complicadas, los drivers sufren para mantener el paso y pierden mucha definición.

La anchura de escena y la presentación de imágenes no son malas. No son los más anchos que he probado pero tampoco son estrechos. La típica canción de prueba, "Letter" de Yosi Horikawa, da buenos resultados en cuanto a la colocación de imágenes.

El timbre, sin embargo, tampoco es un punto fuerte de los HE400i 2020. Los graves excesivos con esa falta de medios en ocasiones, hace que algunos instrumentos, especialmente acústicos, suenen un poco artificial y no están bien del todo.

Una última anotación es sobre potencia, estos auriculares necesitan bastante para moverlos. Para mis niveles normales de escucha, que no son muy fuertes, estaba el Atom sobre el 50% en alta ganancia.



Conclusiones...

Los Hifiman HE400i 2020 son unos auriculares de gama económica que creo que van enfocados a los que empiezan en el mundo de los auriculares y quisiera probar unos planar-magnéticos sin dejarse mucho dinero.

La construcción y confort es más que aceptable por su precio (aunque hay un par de cosas que no me gustan personalmente) y no tengo quejas.

Donde no me convencen los auriculares son tanto en el perfil del sonido como en su rendimiento en general.

El problema que he mencionado del "flex" de los drivers es algo que sucede en muchos auriculares, en unos más que otros, y una vez colocados en la cabeza, pues realmente deja de ser un problema. Sin embargo, es algo a tener en cuenta visto que puede resultar muy molesto para algunos, especialmente los que no saben lo que es (como los que están empezando en este mundo y creo que son los que se interesarían por ellos).

Sin embargo, incluso sin el problema del "flex", la sensación de compresión en el sonido, junto con la falta de definición, hace que me aleje de estos auriculares y siento que es mejor barajar otras alternativas.

Para los que quieren probar unos planar-magnéticos, seguramente la competición más directa a estos auriculares la tiene Hifiman en su propia casa. Los Deva, que cuestan solo un poco más, o directamente los Sundara para los que están dispuestos a invertir algo más a cambio de recibir mucho más.

Me he limitado a no hacer comparaciones directas con los Deva, debido a que quería juzgar a los HE400i 2020 por sus propios méritos, pero haré una comparativa directa entre los dos en breve, para resaltar las diferencias que existen.

Como he dicho al principio, estos son unos auriculares de $169 y creo que se nota. Tienen la estética, construcción y especificaciones de modelos con precios más elevados, pero no son capaces de entregar lo que entregan esos modelos de gamas más altas.
8
Reviews de foreros / Review - Topping L30
28 de agosto de 2020, 08:05:18 am
Para los que lo prefieran, esta review está disponible también en YouTube:


Review - Topping L30



 Antes de empezar, quiero decir que este amplificador me ha sido ofrecido por Shenzen Audio con un descuento del 25% sobre su precio, a cambio de esta review. Como siempre, las opiniones serán las mías personales y honestas. No he recibido nada más a cambio.

El Topping L30 es el último lanzamiento de la empresa china de audio, Topping. El amplificador está enfocado a formar pareja con su DAC, el E30, y cuesta alrededor de 130€ (en el momento de escribir esto), lo cual lo pone en competición directa con amplificadores com el JDS Labs Atom y el Schiit Magni o Heresy.

Hace unos días publiqué mi review del JDS Labs Atom, que ha formado parte de mi sistema prácticamente desde que salió a venta, y ha sido utilizado para probar todos los auriculares que han pasado por mis manos. Como todavía no he recibido el Heresy (sim sigo esperando, solo han sido 6 meses desde que lo compré), utilizaré el Atom como punto de referencia para comparaciones en esta review.



Presentación...

El amplificador viene empaquetado en una caja blanca sencilla, con el logotipo de Topping en la tapa. Dentro de la caja incluyen el amplificador, la fuente de alimentación de 15VAC, un par de manuales y, por alguna razón, un adaptador de TRS 6.35mm a 3.5mm.

En general es una presentación bastante sencilla, sin nada fuera de lo normal, excepto por el adaptador, creo que es la primera vez que recibo un adaptador TRS con un amplificador.

Construcción y estética...


El amplificador es una caja metálica negra y sencilla, con un panel tipo metacrilato en la parte delantera, también negra, donde se alojan dos interruptores tipo aviador y un control de volumen de plástico pero con buen acabado para ir a juego con el resto de la unidad. La perilla del volumen tiene un acento rojo a su alrededor que le da un pequeño toque de color.

El control de volumen se localiza en la parte derecha, con la salida de auriculares (6.35mm) a su lado, y los dos interruptores en la parte de la izquierda.

Las letras de en la parte delantera están imprimidas en gris, detrás del metacrilato, lo cual hace difícil su lectura. Eso no supone gran problema debido a que la funcionalidad es bastante sencilla.

Por último en la parte delantera, hay un pequeño LED blanco que indica cuando está encendido el amplificador.

En la parte trasera de la unidad, encontramos las entradas RCA a la izquierda, seguidas de las salidas RCA, y por último la entrada de corriente a la derecha. Estas están claramente marcadas con texto en blanco, siendo mucho más fáciles de leer que el texto de la parte delantera.

Eso es todo, excepto por las 4 patas de goma en la parte inferior.

El amplificador es bastante pequeño y ligero, con un tamaño a juego del DAC E30, como he mencionado antes. Es más estrecho y un poco menos profundo que el JDS Labs Atom, mientras que pesa un poco más debido a su construcción metálica.

Como siempre, la estética es algo muy personal, pero en mi caso me gusta y lo prefiero sobre el Atom, aunque si me gusta más la colocación de la perilla de volumen en el Atom.

En cuanto a calidad de construcción, no hay duda de que el Topping L30 es superior al Atom, por la carcasa metálica, el tacto de los interruptores, la perilla de volumen etc. todo resulta más robusto.



Funcionalidad...

El Topping L30 es muy sencillo en cuanto a su funcionalidad. Como he comentado bajo construcción, hay una entrada y una salida (ambas no balanceadas) en la parte trasera y una salida de auriculares en la parte delantera.

Lo que sí tiene el L30 es la posibilidad de activar la salida preamplificada sin tener que extraer los auriculares de su salida. El interruptor de la izquierda tiene 3 posiciones, OFF (para apagar la unidad), HPA (que activa la salida de auriculares) y PRE (que desactiva la salida de auriculares y activa la salida en el panel trasero). Cuando está en el modo PRE, la perilla de volumen sirve para controlar el nivel de la salida, pudiendo usarse para controlar el volumen de monitores u otras cosas que carecen de un control de volumen fácilmente accesible).

El segundo interruptor sirve para seleccionar la ganancia. En este caso tenemos tres niveles, -9dB, 0dB y +9dB. Esto es muy útil cuando se cambia entre auriculares de diferentes sensibilidades, permitiendo más control con la perilla de volumen. La verdad es que no creo que 3 niveles fueran necesarios pero no me quejo.

En general, en comparación con el JDS Labs Atom, el L30 tiene funciones que prefiero pero también una que echo de menos, la segunda entrada. Como comenté en mi review del Atom (lo puedes ver aquí: Review - JDS Labs Atom), encuentro esa entrada adicional muy útil.

En el caso del L30, la segunda entrada no está, pero sí que han añadido un interruptor para elegir salida, algo que me falta en el Atom. En un mundo perfecto me hubiera gustado una cuarta opción para poder tener la salida de auriculares activa y que la salida RCA fuera una línea fija, para poder alimentar otro amplificador de auriculares a la misma vez. Pero, seguramente eso sea algo que solo resultaría útil para muy pocas personas y no creo que ellos sean a quienes enfocan este amplificador.

Una cosa que sí hay que tener en mente es que la salida se cambia con un solo movimiento del interruptor, así que hay que tener cuidado con los niveles de volumen. Si estás escuchando altavoces a un nivel alto y cambias a auriculares sin bajar el volumen, puede acabar mal (y viceversa).

Sonido y rendimiento...

De nuevo, como he comentado en la review del Atom, no tengo los equipos necesarios para poder realizar mediciones a estos equipos. Para los que queréis ver las mediciones exactos, sugiero que le echéis un vistazo a Audio Science Review, donde han publicado las mediciones detalladas (las podéis encontrar aquí: https://www.audiosciencereview.com/forum/index.php?threads/topping-l30-headphone-amplifier-review.15226/)

En cuanto a mi opinión subjetiva, el Topping L30 es un amplificador neutral y transparente, como el JDS Labs Atom. Personalmente no puedo diferenciar el sonido entre los dos y cualquier diferencia que creo escuchar, estoy 99% seguro de que está en mi cabeza.

En cuanto a potencia, el L30 es mucho más potente que el Atom, sin embargo, nunca he necesitado empujar el Atom a sus límites con los auriculares que he probado, lo máximo al que lo he llevado seguramente sea al 60% en alta ganancia, lo cual era más que suficiente. Esto significa que el L30 tiene mucha más potencia sobrante, así que no tengo queja.



Conclusiones...

En cuanto a mediciones, el Topping L30 supera cualquier cosa en su rango de precios y a los que están por encima, como los amplificadores THX y otros amplis muy limpios, con un precio de 130€. Prácticamente no hay distorsión, ni ruido, ni nada que no esté muy muy por debajo de la capacidad auditiva humana.

En cuanto a mis mediciones subjetivas (o sea, mis oídos), no noto diferencia entre este y el Atom, debido a que ambos rinden increíblemente bien. Si dijera que oigo diferencia, seguramente lo estaría imaginando o simplemente esperando oírlo.

No tiene florituras, no tiene salidas ni entradas balanceadas, ni medidores VU, nada excepto entradas y salidas no balanceadas, sin embargo, lo que sí tiene es un rendimiento genial.

Como he dicho, nunca me ha faltado potencia con el Atom, pero si a alguien le hace falta más, el L30 lo tiene.

En cuanto a calidad de construcción, está a un nivel por encima del Atom y si se junta con el DAC E30 (que tengo ganas de probar) , ofrecen un mini stack que sobraría para la gran mayoría de las personas.

No puedo compararlo con los modelos de Schiit, que es una lástima porque creo que estarían más emparejados en cuanto a calidad de construcción, pero no tengo duda alguna de que el Topping estaría más que a la altura.

Ahora hay unas buenas alternativas en el mercado por unos 200€, como el Atom Stack, Schiit+Modi/Heresy, y ahora este pequeño stack de Topping, y todos demuestran que el buen rendimiento no tiene porque ser caro.

Estoy muy contento con la compra del L30 y se ha ganado un hueco fijo en mi sistema.

9
Reviews de foreros / Review - JDS Labs Atom
26 de agosto de 2020, 07:39:12 am
Esta review también está disponible en YouTube para los que lo prefieran:


Review del amplificador JDS Labs Atom a largo plazo...



 Como dije en mi review del Loxjie P20, tengo la intención de publicar reseñas de algunos de los productos que llevo utilizando tiempo en mi cadena de referencia cuando pruebo otros productos como auriculares etc. Más que una reseña de un producto nuevo, esto se basa en mi uso del producto y mis conclusiones después de utilizarlo a largo plazo.

Creo que compartiendo estas opiniones, será de ayuda para los que lean (o vean) mis reviews, ayudando a entender un poco más sobre mis gustos personales, facilitando formar una opinión sobre si mis reseñas son de ayuda para ellos personalmente o, por lo contrario, no comparten mis conclusiones. El audio es muy subjetivo, debido a que cada uno oye de una forma diferente y tiene preferencias diferentes en cuanto a gustos.

Hoy he decidido compartir mis impresiones y opinión sobre el amplificador JDS Labs Atom, de nuevo, intentando ponerlo en contexto y explicar un poco sobre el uso que le doy.

Es difícil hacer una reseña de un amplificador, al menos para mi, debido a que hay dos maneras diferentes de afrontarlo. Está el método científico, lo cual consiste en presentar mediciones y especificaciones, mostrando el rendimiento exacto del amplificador. El segundo es desde un punto de vista subjetivo, dando una opinión personal sobre cómo afecta el amplificador al sonido y si cumple con mis gustos personales.

Como también comenté en la review del P20, he encontrado que soy un poco hipócrita en cuanto a esto.

Mi meta principal con equipos como DACs y amplificadores es que sean lo más transparentes posible, así, lo único que causa cambios en el sonido final son la fuente original (es decir, la música) y los altavoces o auriculares.

Sin embargo, también soy una persona que tiene estados de ánimo diferentes y distintas preferencias, dependiendo del día. Hay veces cuando prefiero cosas más graves, otros cuando solo busco la neutralidad etc. En estos casos, no solo cambio de auriculares, también añado ecualización a gusto personal.

Siento que los amplificadores (o otros equipos de la cadena) que no son 100% transparentes son como tener una ecualización integrada. Esto significa que esa "EQ" puede resultar agradable para unos y no para otros, o como en mi caso, me puede gustar un equipo "no transparente" un día y no tanto al día siguiente.

Como he dicho, esto es un poco de hipocresía por mi parte porque digo que busco un amplificador transparente y que "desaparezca" (o sea, mediciones perfectas) pero a la misma vez puedo disfrutar de amplificadores que hacen lo opuesto.

Pero bueno, ya vale de charla, vamos con el ampli.

Construcción...

No hay sitio para la subjetividad cuando se habla de la calidad de construcción de un producto. Puede que te guste más la apariencia de un producto u otro, pero la calidad de construcción no se puede debatir.

En el caso del JDS Labs Atom, la construcción es barata.

Mientras que no es feo, en mi opinión personal, la carcasa es una caja negra y ligera, de plástico, con una perilla de plástico que tiene un tacto también barato.

Hay una luz blanca, en forma de halo, alrededor de la perilla que le da un bonito toque (de nuevo, en mi opinión personal) y la perilla de volumen también sirve como interruptor para encender y apagar el amplificador.

En el panel frontal, aparte del volumen, hay una salida para auriculares 6.35mm, un interruptor para la alta/baja ganancia y un selector de entrada, ambos de tipo botón.

Con ambos lados vacíos, hay un logo "JDS Labs" en blanco en la parte superior y eso es todo hasta que llegamos al panel trasero.

En el panel trasero hay una entrada para la alimentación 16VAC, una entrada TRS de 3.5mm, una entrada RCA y una salida RCA. Eso es todo en cuanto a conectividad pero la segunda entrada es algo que no se encuentra en la mayoría de amplificadores en este rango de precios.



Funcionalidad...

La funcionalidad del Atom también es sencilla y básica. El selector de entrada en el panel frontal te permite cambiar entre la entrada 3.5mm y los RCA, mientras que la salida de auriculares también sirve como interruptor para cambiar la salida, activando la salida RCA cuando no hay auriculares enchufados.

La salida RCA son tipo "pre", lo cual significa que la perilla de volumen controla también la salida RCA cuando están activos. Esto es muy útil si se utiliza el Atom para controlar unos monitores o altavoces amplificados que no disponen de su propio control de volumen (o si no es muy accesible).

Personalmente hubiera preferido disponer de un interruptor para seleccionar la salida, sin necesidad de desenchufar los auriculares, quizás con una opción para convertirlos en un simple "Thru" sin el control de volumen, pero no me estoy quejando visto el precio y prefiero tener la segunda entrada en vez de la selección de salida si me dan a elegir.

El control del volumen es analógico y un pequeño desequilibrio entre canales a muy bajos volúmenes, pero es en un punto donde la música es prácticamente inaudible, así que no debería ser un inconveniente para nadie.

Potencia y otras especificaciones...

No tengo los equipos y aparatos necesarios para poder realizar mediciones de un amplificador, sin embargo, se pueden encontrar mediciones completas, con detalles de potencia, THD, SNR etc. en Audio Science Review: (https://www.audiosciencereview.com/forum/index.php?threads/review-and-measurements-of-new-jds-labs-atom-headphone-amp.5262/post-116417)

Lo único que puedo comentar desde mi punto de vista subjetivo es que el Atom tiene mucha potencia para algo tan pequeño (y barato), y que consigue presentar esta potencia sin distorsiones ni coloraciones aparentes, al menos a mis oídos.

Sonido...

Como acabo de decir, personalmente no noto ninguna coloración del sonido con el Atom. Es muy difícil determinar si algo es transparente sólo con el oído, lo único que puedo hacer es compararlo con otros productos que también considero transparentes, como ciertos monitores por ejemplo, pero aquí siempre entran en juego los auriculares utilizados.

Sin embargo, en mi opinión totalmente subjetivo, lo considero neutral y siento que puedo utilizar el Atom como referencia para notar coloraciones introducidas por otros amplificadores cuando los comparo.

Problemas y soluciones...

Quería dejar constancia sobre un fallo que tenía el amplificador cuando lo recibí, siendo que no se apagaba cuando se giraba la perilla a la posición de "apagado". Esto parece ser un fallo que ha experimentado muchos en varios foros y es debido a un relé que se queda atascado.

Cuando me pasó. me puse en contacto con JDS Labs un Domingo por la tarde y contestaron en menos de 2 horas. Su respuesta era que debía darle un "buen golpe" con la mano en su parte superior.

Esto parece una manera muy bruta de arreglar algo pero les hice caso y le pegué. Esto despegó el relé y se apagó el amplificador. Desde entonces, no ha vuelto a suceder.



Conclusiones...

Creo que el JDS Labs Atom fué una compra muy merecedora de los 100€. En ese momento no existía nada en el mercado que se acercara a su rendimiento a un precio parecido, es más, rendía mucho mejor que otros amplificadores que costaban mucho más.

Desde entonces, han habido productos que han presentado otras marcas que compiten directamente en ese rango de precios, con un rendimiento muy parecido, algunos incluso con más potencia y mejores calidades de construcción, como por ejemplo, el Schiit Magni 3 o Heresy (lo cual sigo esperando para poder comparar directamente con el Atom).

En mi caso, el Atom es mi amplificador mas utilizado y he hecho innumerables escuchas detalladas de productos conectados a él desde que lo compré. Todos los auriculares sobre los que he publicado un review (y muchos más) han sido conectados al Atom en algún momento y lo he utilizado para formar mis impresiones.

Recomendaría su compra?

Desde un punto de vista puramente técnico, si... pero... creo que las opciones de Schiit pueden ofrecer mejores calidades de acabado y más potencia por el mismo dinero. Sin embargo, no puedo recomendar los productos Schiit hasta que no los haya probado personalmente.

(Solo para aclarar, el motivo por el que no he recibido los productos Schiit que compré en Febrero no es culpa de Schiit. Están dentro de un contenedor con muchos otros equipos que han estado atrapado desde Marzo debido al Covid.).
10
Reviews de foreros / Review - Hifiman Deva
23 de agosto de 2020, 12:54:28 pm
Esta review también está disponible en YouTube si alguien lo prefiere:


Hifiman Deva

Primero tengo que decir que estos auriculares me han sido enviados por Hifiman en cambio de la publicación de una review imparcial, por lo cuál estoy muy agradecido. Como siempre, seré honesto con mis opiniones pero no me ha costado nada probarlos y realizar esta review.



Intro...

El Hifiman Deva salió a la venta hace un tiempo como algo un poco diferente a lo demás, siendo unos auriculares Bluetooth, a través de un módulo externo, que también se podían utilizar con el cable incluido. Hay muchas reseñas disponibles en la web sobre la versión Bluetooth, de reviewers como Resolve (The Headphone Show) o Wheezy Reviews, entre otros.

Debido a su precio de unos 300€, la mayoría comparaban el Deva con el Hifiman Sundara u otros auriculares de precios similares, con el beneficio añadido del Bluetooth.

Sin embargo, recientemente, Hifiman ha comenzado a ofrecer el Deva en una versión solo con cable, con un precio mucho más reducido de unos 200€. Esto cambia claramente el rango de precios en el que se encuentra y lo coloca en competición con otros auriculares de precios parecidos.

Uno de los auriculares más conocidos en este rango de precios es el Sennheiser HD6XX (la versión Drop del HD650), lo cual es un auricular muy recomendado a este precio. Desgraciadamente, debido a que estoy en Europa, el HD6XX no es tan fácil de conseguir y los gastos de envío e importación suben el precio del HD6XX bastante, llevándolo mas cerca del HD650 que cuesta unos 340€, colocándolo en un rango de precios claramente distinto. Esto significa que el Deva realmente compite con auriculares como los Beyerdynamic DT880/990 o los AKG K-712 Pro, en el rango más económico del mundo de "audiofília", junto con muchos otros auriculares que están más enfocados hacia la parte alta de los "usuarios casuales". Explicaré más sobre porqué menciono los "usuarios casuales" en un momento.

Como no tengo los modelos específicos de Beyer y AKG que he mencionado, haré algunas referencias al HD6XX, debido a que es un auricular bien conocido y es un buen punto de referencia en cuanto a calidad de sonido.



Presentación...

La presentación del Deva es casi idéntico al del Sundara. Una caja simple con el interior recubierto de material tipo seda, que contiene los auriculares y el cable.

No incluye ninguna funda o bolsa para su transporte y aunque siempre se agradece alguna funda para guardarlos, estos auriculares no están enfocados a la portabilidad debido a que son totalmente abiertos. Para ser sincero, a este precio estoy mucho más enfocado en el rendimiento que en las chuches incluidas.

El cable incluido es un poco rígido y grueso, pero es más que adecuado para su funcionalidad y su precio.



Construcción y confort...

La estética del Deva es definitivamente un cambio en comparación con tantos modelos negros que inundan el mercado. Esto es algo que te atraerá o no, dependiendo de tus gustos personales.

La estética es uno de los motivos por el que mencionaba los "usuarios casuales" en la presentación. Creo que el acabado del Deva es algo que podría llamar la atención fácilmente de los que se interesan por algo que suene bien pero que también tiene que tener buena imagen cuando lo tengan en casa. Este podría competir fácilmente con modelos como los B&O Beoplay, o algunos modelos de Bose o B&W. Estas marcas venden muchos auriculares a los que quieren algo que no sea simplemente unos auriculares negros.

Creo que en este caso, el Hifiman Deva supera a modelos como los HD6XX o la serie DT de Beyer, al menos en cuanto al consumidor normal en vez de la comunidad audiófila. Vamos a ser sinceros, los audiófilos hardcore se pondrían cualquier cosa en la cabeza si les aporta ese 1% extra en calidad de sonido 😉

Personalmente, me gusta la estética y creo que encajarían bien en muchos hogares, quizás con un "stack" de Schiit en plateado o algo parecido.

La construcción es una combinación de metal, plástico y piel de imitación, con almohadillas híbridas (piel de imitación por fuera y tela en la parte que toca la cara). Parecen estar bien montados y las copas que son de plástico tienen un buen acabado para ir a juego con la partes metálicas, ofreciendo una buena presentación en general. No hay crujidos ni otros sonidos raros a la hora de ajustarlos y las posiciones de la diadema están bien hechas y encajan bien.

En cuanto a confort, como siempre, esto es algo personal de cada uno. Son ligeros (unos 350g) y tienen una buena combinación de ajustes para dar con la posición perfecta. La diadema está bien acolchada y las copas son suficientemente grandes. Personalmente los encuentro muy cómodos.



Sonido...

Siendo honesto, hace bastante tiempo desde que pasé tiempo con un planar-magnético, siendo el Hifiman Sundara sobre el que publiqué una review hace un año aproximadamente (lo puedes leer aquí: Review - Hifiman Sundara). Esos realmente fueron mi primera entrada en el mundo planar-magnético, siendo muy agradable la experiencia.

En cuanto escuché los Deva por primera vez, algunos de los recuerdos de los Sundara volvieron en seguida. No voy a comparar el sonido con los Sundara, debido a que ha pasado mucho tiempo desde que los tuve por última vez (aunque sigo teniendo pendiente la compra de los Sundara) y ya hay muchos reviews que hacen esa comparativa (como las que he mencionado antes). También hay que tener en cuenta que estos (los Deva) se encuentran ahora en un rango de precios totalmente diferente, casi a mitad de precio, así que no sería justa la comparación.

La articulación de los graves es muy agradable, con mayor presencia en la parte alta de las frecuencias bajas. Hay una caída que parece empezar sobre los 50Hz, bajando los sub-graves, lo cual significa que obtendrás esas notas que retumban en canciones como "Nara" de E.S. Posthumus o "No Mercy" de Gustavo Santaolalla, pero el aumento en los graves más altos lo compensa y deja que presenten una calidez agradable en los graves.

La velocidad y claridad que se presenta en el rango de graves, gracias a los drivers planar-magnéticos, da un resultado de graves bien definidos, pudiendo apreciar las líneas del bajo incluso en canciones cargadas y movidas. Se puede diferenciar fácilmente entre los distintos instrumentos que ocupan esas mismas frecuencias, mientras que a la vez, consigue mantener la calidez.

No son unos auriculares que vayan a llamar la atención de los amantes de graves cargados, no es el perfil de los Deva (ni de los Hifiman en general). Como he dicho antes, utilizo bastante los HD6XX para mis gustos preferidos en cuanto a música y siento que los Deva no son tan cálidos como los HD6XX, pero si presentan un poco más de definición en los graves, permitiendo disfrutar de muchos pasajes complicados de bajo.

La transición desde los graves a los medios es suave, sin sangrado apreciable. Los instrumentos que se encuentran en la parte baja de los medios no quedan a la sombra de los graves. Por ejemplo, cuando escuchaba actuaciones del directo de Victor Wooten, Stanley Clarke & Marcus Miller (canciones como "Beat It" o "Thunder"), estas son canciones que incluyen 3 bajos con líneas complicadas de 3 bajistas espectaculares. Los Deva hacen un buen trabajo a la hora de permitir apreciar cada uno de los tres bajos y sus estilos, sin que uno sobrecargue el resto.

La limpieza en general del sonido Hifiman, junto con la definición de los drivers planar-magnéticos, hace que canciones acústicas sean un placer. Tiene la calidez necesaria para dar cuerpo a las guitarras y bajos acústicos, permitiendo a la vez apreciar los matices de cómo se tocan.

Las voces son son tan cálidas como en el HD6XX y tampoco tan presentes, pero para ser justos, las voces son algo que los HD6XX hacen espectacularmente bien. Canciones como "Ordinary Love" de Sade o "Hello" de Adele, que dependen de una calidez y suavidad en las voces, se presentan bien pero no son el centro de la atención como en los HD6XX. Pero aún así, resultan placenteras.

En canciones que se basan únicamente en voces, como "Hallelujah" de Pentatonix o "These Bones" de The Fairfield Four, se presentan bien separadas y claras, pero aún sigo echando de menos un poco más de calidez.

En los registros más altos, el Deva tiene buena presentación y no es excesivamente brillante, aún manteniendo la limpieza. No hay ningún exceso de sibilancia y "Hope Is A Dangerous Thing" de Lana Del Rey o "Code Cool" de Patricia Barber, se pueden escuchar sin sibilancia molesta. Diría que el Deva se beneficiaría de un toque más de "aire", aunque no es que no tenga, simplemente que me gustaría un poquito más personalmente.

La velocidad y definición de los auriculares es muy bueno en general, como es de esperar con drivers planar-magnéticos. Si que creo (hablando solamente de cómo lo recuerdo) que el Sundara rendía algo mejor en esta categoría, pero de nuevo no es una comparativa justa.

La anchura de la escena y la presentación de imágenes en el Deva también es muy buena. Está muy por encima de los HD6XX en este apartado, es más, diría que la anchura es probablemente una de las mejores que he tenido el placer de probar. La pista de prueba típica para esto, "Letter" de Yoshi Horikawa, tiene una anchura genial y la colocación del lápiz a la hora de escribir está muy bien definida. Escuchando "La Luna" de Ottmar Liebert & Luna Negra, esta grabación binaural muestra las capacidades de los Deva y te hace sentir que estás rodeado de los instrumentos.



Conclusiones...

He pasado un poco más de una semana con el Hifiman Deva, utilizándolos a diario en la oficina y también realizando escuchas más detalladas en casa, y tengo que decir que estoy impresionado con lo que ofrecen por unos 200€.

El Deva no es perfecto y hay cosas que se podrían mejorar claramente en cuanto al sonido, pero, cada vez que pienso en cosas que hacen mejor otros auriculares, recuerdo el precio de los Deva.

A este mismo precio hay cosas que el Beyerdynamic DT880/990 o AKG K-712 Pro hacen mejor, y puede ser que llamen la atención más a algunos que están en busca de un detalle específico o otro perfil de sonido, pero el Deva es bastante decente en términos globales. No puedo hacer comparaciones directas con estos modelos debido a que no los tengo para hacer una comparativa, así que tampoco voy a comentar nada sobre cuál prefiero. También es cierto que esos son auriculares con drivers dinámicos, y ahora mismo no me viene en mente ningún otro auricular planar-magnético en este rango de precios, quizás los Fostex T50RP y similares, pero poco más.

Donde sí creo que el Deva se coloca por delante es en relación a lo que ofrece por el precio y quién puede estar interesado en estos auriculares.

Creo que para los que no están realmente buscando adentrarse en el mudo de la audiofilia pero están buscando unos auriculares que suenan bien y rompen un poco la estética negra típica de los auriculares en estos precios, entonces los Deva encajan perfectamente. Creo que emparejarse con una mini torre Schiit,  como he mencionado antes, quedarían muy bien en el salón u oficina de cualquiera (siempre que no sea un problema que el nivel de volumen fuera de los auriculares sea igual que en el interior).

Para alguien que está interesado en ir escalando en el mundo audiófilo, entonces quizás deberían tomarse el tiempo de considerar los puntos fuertes y flojos de unos auriculares a este precio, o incluso ahorrar un poco más y optar por los Sundara. Aunque mantengo que los Deva no son mala opción por 200€.

Para aquellos que simplemente disfrutan escuchando música y quieren unos auriculares buenos y bonitos sin gastarse una fortuna, yo no tengo problemas en recomendar los Hifiman Deva. Incluso podría ser un auricular que se compre por su estética y acabe introduciendo a su dueño a las diferencias entre el buen audio y el audio de los productos típicos de consumidor.


11
Reviews de foreros / Loxjie P20 - Review (a largo plazo)
18 de agosto de 2020, 05:47:59 am
Como siempre, esta review está disponible en inglés y español en mi blog, también en YouTube para los que prefieran un video:

Review del Loxjie P20



Entre las reseñas de las cosas nuevas que me van llegando, quisiera hacer hueco para poder repasar equipos y otras cosas que forman parte de mi sistema diario, dando una idea de lo que utilizo día a día.

Mientras no es la intención de que estas sean reviews específicas, creo que ayudarán a mostrar un poco mis preferencias y aportar información adicional para ser utilizado como puntos de referencia en mis reseñas.

No hace mucho, publiqué mis opiniones sobre los Beyerdynamic DT1990 Pro después de 18 meses de uso. Por desgracia, no he tenido ocasión de grabar la versión en video aún, pero puedes leer mis impresiones y review aquí: Beyerdynamic DT1990 Pro (después de 18 meses)

Hoy quiero hablar de uno de los amplificadores que suelo utilizar a menudo, el Loxjie P20.

Dejame decir que este no es el amplificador que más utilizo, los más utilizados son mi JDS Labs Atom, pero si le dedico bastante tiempo de escucha y forma parte de mi sistema en mi mesa de trabajo, donde realizo mucho de mi tiempo de escucha casual. La razón por la que empiezo con el P20 y no el Atom es debido a que los Atom tienen sus cables instalados bastante fijos y no tengo tiempo para sacarlos en este momento. Le haré un hueco al Atom en breve.

Sobre el Loxjie P20...

El P20 es un amplificador híbrido totalmente balanceado, que salió a la venta hace unos 2 años (quizás un poco más) y uno de sus puntos más interesantes es su precio. Se vende por unos 100€ y por el precio, consigues un pequeño amplificador bastante agradable.

Loxjie es una marca propiedad de SMSL pero se fabrican en otro lugar, o al menos ese era el caso cuando salió este amplificador, es difícil mantenerse al día con los lugares y procesos de fabricación en China.

El P20 consiguió buenas críticas cuando salió a la venta, se vendieron bastantes unidades, debido a que ofrecía un buen rendimiento a un precio reducido y era una manera barata de adentrarse en el mundo de los amplificadores balanceados. El rendimiento sigue siendo bueno a dia de hoy, no es que haya empeorado, pero hablaré más sobre eso en un momento.



Calidad de construcción...

La calidad de construcción del Loxjie P20 es muy buena. La carcasa está hecha completamente de metal, con un buen acabado, y no muestra ningún fallo apreciable.

La ruleta del volumen, que también funciona como botón selector, tiene un buen tacto y no me ha dado ningún problema en el tiempo que los tengo. Utiliza un control de volumen digital, lo cual evita desequilibrios entre canales incluso a niveles de volumen muy reducidos.

Los conectores que monta son de una marca llamada Zwee. Desconozco esta marca pero aunque no sean de alguna marca conocida como Neutrik, parecen ser de buena calidad y no me han dado problemas.

La pantalla no es la mejor, son simplemente 3 digitos azules en una pequeña pantalla, pero cumple su función y, debido a su sencillez, se puede leer desde bastante lejos (dependiendo de tu visión, claro).

Hay unos LEDs de color purpura debajo de las válvulas de los cuales no soy gran fan pero eso es una preferencia personal y no son tan brillantes como para ser molestos (en mi opinión claro).

La fuente de alimentación es externa pero no es el típico ladrillo que se conecta a la pared. La fuente es de las que tienen cable en ambos lados del transformador, lo cual prefiero porque ocupa menos espacio y es más manejable.

En cuanto a problemas y fallos, solo recuerdo haber leído un caso donde el sonido tenía un silbido que resultó ser debido a la pantalla (desconectando la pantalla eliminaba el ruido). Quizás hayan otros que hayan tenido problemas pero no recuerdo leer ninguno.

Funcionalidad...

Como he comentado, este es un amplificador híbrido totalmente balanceado. Híbrido significa que utiliza válvulas en la etapa de preamplificación, mientras que utiliza estado sólido (SS) para la amplificación en sí. La idea detrás de un híbrido es que te da lo mejor de ambas soluciones, válvulas y estado sólido. Hay ciertos auriculares (como los planar magnéticos entre otros) que no funcionan muy bien con amplificadores de válvulas y el diseño híbrido se supone que arregla esto ofreciendo el "sabor" de válvula en el preamplificador mientras que se mantiene una amplificación de estado sólido para evitar problemas. Hay muchos más detalles para tener en cuenta cuando hablamos de híbrido vs válvulas vs SS, pero no es algo que vaya a contemplar en esta review.

Lo de "totalmente balanceado" significa que utiliza amplificadores para cada canal que no tienen una referencia a tierra en común. Simplificando mucho, digamos que tiene un amplificador independiente para cada canal.

Hay mucho debate e (mala)información en cuanto a amplificación balanceada para auriculares y sus beneficios, pero de nuevo, no voy a entrar en ese tema hoy.

EL Loxjie P20 dispone tanto de entradas balanceadas (XLR) y no balanceadas (RCA), junto con salidas balanceadas y single-ended (SE). Estas se pueden seleccionar desde el menú utilizando la ruleta del volumen y pulsando para seleccionar. Tienes la opción de ou1 y ou2 (para salida balanceada o SE), con in1 y in2 (entrada balanceada o no balanceada).

En cuanto a funcionalidad, eso es todo, es bastante sencillo.



Sonido y rendimiento...

Siento decir que soy un poco hipócrita en cuanto a amplificadores. Debido a la naturaleza de cómo he estado involucrado en el audio y la música, soy de los que creen que un amplificador debe hacer su trabajo sin que puedas notar su presencia. Por decirlo de otro modo, el amplificador debe solo amplificar lo que entra, sin colorear.

Pero a la misma vez, soy alguien que cree firmemente en la ecualización. No sigo el tema de "cómo el artista quería", debido a que escucho música para mi disfrute personal y si la música necesita EQ para sonar como a mi me gusta, pues que así sea (puedes leer más sobre mis opiniones en el tema de EQ y como el artista quería, aquí: Ecualización - bueno o malo?)

En el caso de amplificadores que no son transparentes, lo cual no está limitado solo a los de válvulas o híbridos, entonces creo que el "color" que le dan al sonido es como tener una ecualización fija. Esta "EQ fija" puede resultar agradable para algunos y no para otros, agradable para algunas canciones y no para otras, agradable para algunos estados de ánimo y no para otros, agradable para algunos altavoces/auriculares y no para otros, o cualquier combinación de lo anterior.

En el caso del Loxjie P20, la diferencia entre un amplificador SS (como puede ser el JDS Labs Atom, que tiene un precio parecido y ocupa un hueco al lado de mi P20) y el P20 no es como la noche y el día, o al menos no siempre. La coloración del sonido de las válvulas del P20 es muy leve y no se nota tanto como en otros amplificadores que utilizan válvulas, pero aún así si se nota y un cambio de válvulas si cambia el resultado.

No he probado muchas válvulas diferentes en el P20, quizás 4 tipos, pero me gustaron las que tengo actualmente (creo que son GE5670 Triple Mica de Western Electrics) y esas son las que se han quedado durante la mayoría del tiempo.

Si tuviera que explicar cómo este amplificador (con estas válvulas) cambia el sonido, diría que suena un poco más cálido (no por un aumento de graves si no por suavizar el sonido un poco) y que a la vez da un poco más de anchura al sonido.Ahora, estas son descripciones totalmente subjetivas y para ser sincero, como he dicho, los cambios no son dramáticos.

Una cosa muy positiva de este amplificador es el ruido de fondo, que es inexistente. Incluso con IEMs de alta sensibilidad, no se aprecia ningún ruido, lo cual es un logro muy bueno para un amplificador híbrido y balanceado a este precio.

Sin embargo, un punto negativo es la impedancia de la salida del amplificador. No me acuerdo exactamente cual es la impedancia pero creo que era por encima de los 40 Ohmios, lo cual es muy alto.

Para los que estáis leyendo esto y no estáis familiarizados con las impedancias de salida, una impedancia alta puede cambiar cómo responden los auriculares cuando se conectan al amplificador. El cambio en sonido es impredecible y puede ser muy malo, muy bueno o cualquier punto entre medio.

Me gusta probar los IEMs con el P20 y debido a que la mayoría de IEMs son de baja impedancia, el resultado es totalmente al azar entre un IEM y otro. Hay ciertos IEMs que me han gustado con el P20 (como los Blon BL03) y otros que me han disgustado (como los Urbanfun YBF).

En cuanto a auriculares con impedancias más altas, el resultado es más predecible pero aun así puede depender del gusto personal de cada uno. Por ejemplo, prefiero los HD6XX (300 Ohmios) con el Drop Cavalli Tube Hybrid pero prefiero los RY4s (300 Ohmios) con el P20.

Una cosa más que debo añadir sobre el rendimiento es en relación a la salida SE. Por alguna razón, la calidad de este amplificador es muy inferior cuando se utiliza con su salida SE. Al principio de tener el amplificador, notaba gran diferencia entre las entradas SE y balanceadas pero eso resultó ser error de usuario (uno de los cables tenía problemas). Sin embargo, hay una gran diferencia entre las salidas SE y balanceada.

Cuando se utiliza la salida SE, el sonido está más congestionado, menos limpio, y bastante malillo en general. Cuando se pasa a la salida balanceada, todo se aclara mucho más y suena mejor en general.



Conclusiones...

El Loxjie P20 lleva en mi sistema en la oficina desde hace bastante tiempo y lo he probado con muchos auriculares y IEMs que han pasado por mis manos.

No utilizo su salida SE debido a que deteriora el sonido de cualquier cosa que le conecte, pero cualquier cosa que pueda conectar en modo balanceado (auriculares, IEMs, etc.) los he conectado al P20 en algún momento.

Algunos de los resultados han sido geniales, otros han sido mediocres y otros resultados han sido definitivamente malos. Sin embargo, todo esto es debido a la impedancia de salida que ha afectado a algunos auriculares de algún modo.

Creo que el Loxjie P20 fue una muy buena compra por 100€ y que está muy bien construido, siendo capaz de cosas muy buenas con los auriculares que se emparejan bien. Las válvulas se notan, puedes notar diferencia entre diferentes válvulas cuando se cambian, pero no tiene mucho "sabor a válvula". No diría que el P20 sea un buen amplificador para entender cómo suena un amplificador de válvulas, debido a que es muy limpio, pero es algo del que disfruto teniéndolo a mano.

Ahora hay más opciones balanceadas disponibles (aunque no sé si el P20 sigue siendo el más barato) y hay un montón de amplificadores híbridos de bajo coste en internet, de muchas marcas (algunas conocidas y otras no) pero no dudaría a la hora de elegir el P20 entre ellos.

En comparación con el Massdrop Cavalli Tube Hybrid (del que hablaré otro día), prefiero el Cavalli, sin embargo, hay cosas que el P20 hace mejor. Por ejemplo, mientras que el MCTH tiene una impedancia de salida mucho más baja, haciendo que sea más predecible, el ruido de fondo es más elevado y se nota con IEMs de alta sensibilidad.

En fin, creo que el Loxjie de 100€ es algo que merece la pena tener aunque no lo utilices a menudo.
12
Como suele ser de costumbre, esta review también está disponible en YouTube:


Ahora, la reseña...



No hace mucho publiqué mi review de los Urbanfun YBF-ISS014 (lo cual me sigue pareciendo un nombre horrible) y la impresión que me dejó no era gran cosa. Sin embargo, después de ver otras reviews e impresiones, junto con algunas discusiones con otros propietarios de los Urbanfun YBF, parece ser que habían varios problemas entre unidades, lo cual significaba que el sonido no era consistente entre ellas. También parece ser que algunas unidades tenían drivers de berilio mientras que otras no.

Poco después, Urbanfun sacó una nueva revisión de los IEMs donde supestamente todos estos problemas se habían solucionado. Esta nueva revisión tiene también una nueva presentación para diferenciar entre los modelos anteriores y estos.

Normalmente hubiera seguido con mi vida, tachando los Urbanfun como una experiencia "no tan buena". Pero, debido a los elogios de los que (dicen que) recibieron el modelo sin los problemas, decidí darles otra oportunidad.

Me puse en contacto con Linsoul y fueron tan amables de ofrecerme un descuento del 50% en el modelo nuevo para que pudiera revisitar mi reseña y ver si realmente era una mejora sobre la generación anterior. Mientras que he recibido un gran descuento sobre estos IEMs (lo cual agradezco), los compararé directamente con los anteriores que compré a su precio normal de venta, sin tener en cuenta diferencias de precio.

Haré las comparaciones a lo largo de esta review, sin embargo, si quieres leer mi review completo de la versión anterior, la puedes encontrar aqui: Review - Urbanfun YBF-ISS014



Presentación...

La primera diferencia que se nota con la nueva revisión es la caja en la que viene presentada. En vez de la caja negra con letras plateadas y el logotipo del mono en la revisión anterior, esta vez llega en una caja blanca con las mismas letras plateadas pero sin el logotipo.

Dentro de la caja, el contenido también es diferente.

En la primera versión había una pequeña caja de metal con tres juegos de puntas de espuma, una funda redonda y negra con el logotipo del mono, un cable aceptable con conectores MMCX y los IEM en sí.

En esta nueva revisión, se ha eliminado la caja de metal, con las puntas (que también son diferentes) presentadas en un recorte del cartón. La funda también ha cambiado de la negra anterior a una de material gris, elminando también el logotipo del mono y optando por reflejar solamente el nombre de la marca. Tengo que decir que no tengo ninguna queja de cualquiera de las versiones, me gusta la caja de metal para las puntas pero prefiero la funda de los nuevos.

No puedo comparar los dos cables porque son algo distintos entre sí. Esta vez me ha llegado con el cable rosa, el cual es un poco más "plastificado" que el cable gris anterior, pero no sé si el cable gris (que se puede elegir el color del cable) sigue siendo igual en la revisión nueva.

Calidad de construcción y confort...


No hay mucho que pueda decir que no dijera en mi review anterior, visto que son exactamente los mismos IEMs.

Lo que sí puedo comentar es sobre la calidad de construcción...

Cuando salieron los YBF originalmente, había un problema del que se quejaban muchos, relacionado con el conector MMCX que daba fallos. Esto lo mencioné en mi review anterior y dije que afortunadamente no tuve este problema.

En este segundo set, se supone que ese problema se ha solucionado. Digo "se supone" porque sí tengo ese problema con este set. El sonido del IEM derecho es intermitente con el cable incluido cuando este se mueve un poco.

Esto se puede arreglar apretando un poco el anillo interior del conector MMCX con unas pinzas pequeñas, lo cual hice, pero aún así seguía teniendo el problema con el cable original. He reemplazado el cable con el típico NiceHCK balanceado que suelo utilizar cuando conecto los IEMs al DAP y el problema se ha resuelto, así que seguramente sea un problema con el conector del cable en sí.

He comentado el problema con Linsoul y han dicho que contactarían con el fabricante visto que se supone que este problema se ha resuelto con la nueva revisión. Para ser sincero, no he oído, ni leído, ninguna queja sobre los conectores de esta segunda revisión así que es posible que solo sea cuestión de mala suerte (todos los fabricantes pueden tener problemas de vez en cuando). No he solicitado el cambio ni tampoco otra solución debido a que tampoco me interesa mucho el cable incluido, pero estoy seguro de que Linsoul estarían más que dispuestos a ayudar si alguien encuentra este fallo.



Sonido...


Pues aquí tenemos la parte interesante de esta review, estos suenan mejor que los anteriores?

Durante los últimos 10 días, aproximadamente, he estado escuchando estos IEMs y comparándolos con los originales. Cuando hice mi reseña de los originales, después de probar con varios tipos de punta, opté por las de espuma, así que decidí utilizar las mismas puntas (NewBee), el mismo cable (NiceHCK) y las mismas fuentes (Shanling M2X o Topping+Atom), así sería una comparación justa. Sin embargo, después de estar probando varias puntas con estos IEMs, encontré que las puntas de silicona que recibí con los Tin T2+ cambian el perfil de sonido de estos IEMs y aumentan mucho la cantidad de graves y calidez que no existía en la primera revisión.

Dejamé decir primero que no noté que el perfil de sonido hubiera cambiado en comparación con la revisión original, siquen siendo unos IEMs bastante frios y neutrales, quizás con un poco de presencia de más en los medios, pero todo eso ha cambiado a la hora de cambiar a puntas de silicona. Sin embargo, también trae sus inconvenientes.

Con puntas de espuma, los graves no están elevados para nada. Hay suficientes graves para apreciar que existen pero no están elevados en comparación con los medios y también caen aún más cuando se llega a los sub graves.

En canciones como "No Mercy" de Gustavo Santaolalla o "Nara" de E.S. Posthumus, puedes notar que llega algo de música desde esas zonas, así que obviamente hay algo de sub graves, al menos para poder apreciar las notas, pero no lo suficiente para hacer que estas canciones suenen como deben.

Cuando se cambia a las puntas de silicona, los sub graves incrementan un poco. Aunque sigue sin ser exagerado, si que es suficiente para dar una presentación más realista de esas canciones.

Pasando a las frecuencias más elevadas de los graves, de nuevo los graves no dominan con puntas de espuma, demostrando que este no es un IEM con un perfil en V. En comparación con los Tin T2 Plus, de los que publiqué la review la semana pasada, con "Sun Is Shining" de Bob Marley feat Robin Schulz, estos presentan una canción totalmente diferente. Donde esta canción era una montaña de graves en los T2+, en los YBF puede ser un poco brusco en los medios si aumentas el volumen en busca de graves.

De la versión original dije que no tenía suficientes graves para que la música electrónica fuera divertida y mantengo la misma opinión con esta revisión. De nuevo, despues de algunos IEMs con más graves, como los BL03 o los T2+, el YBF parece que le hace falta un subwoofer.

Sin embargo, aunque no fueran suficientes graves para considerarlos "cálidos" o "divertidos", el modo con el que mantiene el control en los rangos de graves es excelente. Da igual lo cargado o difíciles que sean las canciones, cada golpe del bombo y cada nota del bajo en pasajes complicados se distinguen perfectamente y te deja enfocarte en todo lo que está sucediendo, aunque a veces dé la sensación de estar un poco echado hacia atrás.

Pero... al realizar el cambio a puntas de silicona, es como si alguien hubiera encontrado el interruptor y encendido el subwoofer. De repente hay más graves, la calidez ausente aparece, y la música electrónica se hace divertida. El problema es que las puntas de silicona también eliminan algunos de los detalles que están presentes con la espuma. De repente, canciones como "Bombtrack" de Rage Against The Machine tienen más autoridad pero se hace difícil el enfoque en los detalles que están claramente presentes con las de espuma.

Con puntas de espuma, los medios están muy presentes, especialmente cuando se van escalando hacia la parte más alta. No siento que estén aumentados de más, solo que esa pequeña ausencia de graves significa que los medios se presentan más adelantados que en otros IEMs. De nuevo, esto no supone ningún cambio en comparación con la revisión original. Las voces e instrumentos tienen muy buena separación y nada parece estar echado hacia atrás en los medios.

Pero de nuevo esto cambia con el intercambio de puntas. Con las de silicona, de repente, Zack De La Rocha ya no es el centro de la atención, ahora la batería, bajo y notas mas graves de la guitarra, se convierten en los líderes, y mientras que su voz sigue siendo bastante clara, ya no es tan clara como antes. Lo mismo sucede en "Smooth Operator" de Sade, donde su voz y el saxo eran el punto de enfoque, junto con las partes más altas de la percusión, cuando entran en juego las puntas de silicona, el bajo está mucho más presente. Pero de nuevo es a cambio de perder detalles y definición.

Subiendo a los agudos, una vez más, no noto diferencia entre estos en comparación los originales, con puntas de espuma. Los agudos están presentes pero no tienen sibilancia, solo las canciones más bruscas se hacen molestas en los YBF.

Con puntas de silicona, los agudos no cambian como los graves y los medios, al menos en cuanto a presencia. Siguen presente y sin sibilancia, pero de nuevo siento que pierden algo de definición y un poco de ese "aire" que si está con las de espuma.

En cuanto a velocidad y detalles, aqui es donde siento que es son mejores que los originales, al menos con puntas de espuma. Dije que la versión original tenía buenos detalles y separación y esta versión es aún mejor. Cuando se escucha cualquier canción, da igual lo compleja que sea, puedes fijarte en un instrumento y seguirlo, apreciando incluso los detalles más pequeños presentados por ese instrumento. Incluso instrumentos en la zona de graves, que no están muy presentes, siguen siendo claros y definidos.

De hecho, me lo he pasado muy bien escuchando como la batería y otros instrumentos, son tocados en canciones de metal, porque demuestran lo realmente complejas que que son algunas de estas canciones. No suelo escuchar mucho metal pero saqué algunos de mis discos antiguos de Fear Factory y disfruté escuchando el doble bombo estilo metralleta con todo detalle en discos como "Demanufacture". Pero bueno, volviendo al tema...

Cuando cambias a las puntas de silicona, muchos de estos detalles y separación se pierde. La velocidad de los IEMs sigue estando, no es que se vuelvan más lentos, pero todo parece estar más congestionado y no tiene los detalles impresionantes que tienen con espuma.

La anchura de la presentación no es espectacular, y esto no cambia con las puntas, pero siendo sincero, todavía no me he quedado muy impresionado con la anchura de ningún IEM en general. Una vez más, la colocación de imágenes si mejora en comparación con los originales con puntas de espuma, pero se pierde al optar por silicona.

Mi mayor queja de la versión original era el timbre de los instrumentos acústicos, los encontraba huecos y sin vida. Esto ha mejorado en esta versión y guitarras españolas, bajos acústicos etc. suenan más realistas, aunque con las puntas de espuma siguen siendo un poco anémicas. Al cambiar a puntas de silicona, la calidez de los medios graves (y graves más altos) les da más vida pero de nuevo es a cambio de perder definición. Mientras que prefiero como suenan con puntas de silicona, debido a esa calidez adicional, echo de menos los detalles que se presentan con las de espuma, la que te deja apreciar cada matiz de cómo se toca la guitarra. Quiero apuntar que el timbre no es horrible con las puntas de espuma (es una mejora en relación a la revisión anterior) pero es más para "fijarse" que pare "disfrutar" de ellos.

DEBIDO A QUE ESTA REVIEW SUPERA EL LIMITE PARA UN POST, CONTINÚA EN EL SIGUIENTE...
13
Reviews de foreros / Review - Samson SR850
07 de agosto de 2020, 06:50:16 am
Esta review está disponible en YouTube si alguien lo prefiere:


Samson SR850



No compré estos auriculares con la intención de hacer una reseña, de hecho, no compré estos auriculares ni siquiera con la intención de utilizarlos. Necesitaba una carcasa de auriculares abierta para experimentar y estos eran una "caja abierta" (o sea, una devolución) que vendían muy barato en Amazon.

Pero, visto que los tengo en mis manos, decidí darles una vuelta antes de empezar a desmontarlos.

Estos auriculares se venden a unos 40€ nuevos, así que cuestan un poco más que los Superlux HD681B, HD668B o los AKG K52 y cuestan algo menos que modelos como los AKG K240MKII.

Samson es una marca americana (o al menos lo era, no sé si lo seguirá siendo) que lleva bastantes años en activo, desde principios de los 80. Yo compré una mesa de mezclas amplificada de Samson hace más de 20 años y después de muchas fiestas, sigue funcionando perfectamente (aunque ya no la tengo personalmente). También tienen algunos productos decentes entre sus filas, como el micrófono C-01 y algunos otros que merecen su precio.

Pero vamos a hablar de estos auriculares...

Creo que estos son los auriculares más baratos que fabrica Samson, tienen otros modelos más enfocados hacia DJs, a precios un poco más elevados, pero no puedo opinar sobre ellos visto que nunca los he probado. El hecho de que estos se comercializan como de "Referencia para Estudio Profesional" y que se venden a unos 40€ ya convence poco desde el principio, pero hay otros muchos que utilizan las mismas terminologías.

Construcción y confort...

Con la compra de los SR850 te dan muchos accesorios, como un adaptador de 3.5mm a ¼" y... bueno, solo eso. Vale, solo cuestan 40€, así que no me voy a quejar. Si han conseguido hacer unos auriculares "Referencia para Estudio Profesional" por 40€, no les va a sobrar mucho para chuches.

Mi primera impresión, al sacarlos de la caja, era "wow! que ligeros son!". No los he pesado pero son los auriculares más ligeros que he tenido en propiedad, y seguramente entre mis manos, y por bastante. Los M40x son tanques en comparación.

El bajo peso es debido a que están fabricados totalmente de plástico, excepto por las dos barras metálicas que sirven de diadema. Incluso la "correa de confort" está hecha de vinilo de plástico barato, con una sensación de afilado por los bordes capaz de cortarte los dedos (no corta realmente pero parece que podría).

Las copas están hechas de dos piezas de plástico independientes, con la parte externa pivotando sobre la interna en vez de pivotar donde engancha con la diadema. Este movimiento deja un buen ajuste en cuanto a comodidad pero también hacen bastante ruido de raspado y crujido.

Las almohadillas son de terciopelo, lo cual debería ser un bonito toque en vez de los típicos pieles de imitación (o sea, más plástico), sin embargo, en este caso son las almohadillas que más picores me han causado entre todos los que he probado. Se instalan por encima de la circunferencia de las copas, con una parte de vinilo, lo cual hace que sean muy fáciles de quitar pero una verdadera pesadilla para volver a poner.

Según las especificaciones, los drivers que montan son dinámicos de 50mm, montados en unas copas semi abiertas, con una impedancia de 32 ohmios y una respuesta en frecuencia de 10Hz a 30kHz.

El cable está fijado permanentemente a los auriculares, así que no hay opción para cambiarlos, pero el cable en sí no es malo del todo. O sea, no es genial pero por el precio es aceptable.

Dicho todo esto, si elimino los picores de la ecuación, los SR850 son bastante cómodos una vez puestos en la cabeza. Son muy ligeros, no aprietan demasiado y la "correa de confort" realmente funciona.



Sonido...

Creo que aquí podría ser muy breve: graves. Fin de la reseña.

Si, hay muchos. De hecho, me sorprendí mucho al oír cuantos graves están presentes en estos auriculares. Se extienden mucho hacia abajo, no sé si llegan a los 10Hz que aclaman en las especificaciones pero lo suficiente para retumbar en los subgraves.

El problema está en que hay tantos medio graves que eclipsan los medios e incluso los agudos hasta cierto punto. Como prueba rápida, escuchando la canción de "Way Down Deep" de Jennifer Warnes, añadí un poco de EQ a "lo rápido" y tuve que reducir casi todas las frecuencias de los graves en 8dB!

Los medios están muy echados hacia atrás en comparación, aunque es cierto que los graves los invaden, pero la caída más grande parece ser en los medios altos, eliminando mucha de la presencia y haciendo difícil apreciar las voces.

En cuanto llegamos a los agudos, tampoco mejora mucho. Los agudos están más presentes que los medios pero a la vez muestran mucha más sibilancia a la que quisiera personalmente. No son excesivamente brillantes pero parece que han hecho un esfuerzo para no esconder nada de sibilancia que pueda contener la canción. No son los auriculares más sibilantes que he probado pero tampoco se quedan atrás!

Si hablamos de detalles, escena, dinámica, imagen, timbre o cualquier otra cosa que influye en el sonido de los auriculares, digamos que no estoy impresionado.

Por decir algo, diría que la escena es lo mejor de una mala combinación, pero parece demasiado exagerado para mis oídos. Dan una sensación holográfica falsa a canciones que he escuchado cientos de veces. Por ejemplo, en la canción "La Luna" de Ottmar Liebert y Luna Negra, una de las guitarras parece estar tan lejos que es como si hubieran olvidado ponerle un micro. Sé que es una grabación binaural y que debería sonar como si estuviera en otro lugar, pero está en un lugar donde nunca ha estado antes. Incluso parece tener un eco que es totalmente anti-natural.

En cuanto a imagen, "Letter" es la elección por defecto, y no lo hace bien. El lápiz parece mantenerse en un mismo lugar hasta que salta al próximo. Lo extraño es que "Letter" no parece tener una escena muy amplia en los SR850 pero "La Luna" parecía ancha de más.

Los detalles tampoco son gran cosa, se congestionan fácilmente y, con ese reverb falso, se convierte en un desorden confuso.

En cuanto a timbre... no!

No es horrible, he escuchado peor, pero el exceso de graves, presencia recesada, y la falta de detalles, hacen que el timbre sufra. Las cosas no suenan natural para nada.



Conclusiones...


Creo que llegados a este punto ya sabréis cuales son mis conclusiones.

El SR850 es un auricular barato y se nota. Se refieren a él como "Referencia para Estudio Profesional" pero yo creo que da mejor referencia de cómo no deben sonar las cosas. He dicho en otras ocasiones que se puede mezclar audio con casi todo, siempre que inviertas tiempo en conocerlo y aprender cómo se traslada a otros sistemas. Creo que el SR850 es una de las excepciones. Con la cantidad de "pruebas y errores" que deberías hacer con estos auriculares para entender cómo se traslada a otro sistema, creo que te rendirás antes, o al menos yo lo haría.

Una cosa que me pareció graciosa y no he comentado es que las barras de la diadema causan una gran cantidad de percusión dentro de las copas cuando se les golpea ligeramente, por lo cual puedes seguir el ritmo de la canción golpeándolos ligeramente en sitios diferentes.

Si escuchas mayormente música electrónica, algo como Dubstep, y te encanta grandes cantidades de graves, entonces puede ser que disfrutes con estos auriculares. Para cualquier otra cosa, por mucho que te gusten los graves, no creo que sean de tu agrado.

Como he dicho al principio, compré estos auriculares muy baratos al ser una devolución, para utilizarlos en unos experimentos, así que no tengo quejas sobre lo que he recibido al ser lo que necesitaba. Sin embargo, si hubiera pagado el precio de venta normal con la intención de utilizarlos, ya los hubiera devuelto.

Edito para añadir esto: Después de escribir esta reseña, decidí buscar algunas reseñas en internet para ver lo que opinaban otros sobre los SR850. Parece ser que, mientras todos están de acuerdo en que tienen muchos graves, nadie (de los que he leído) los encuentra tan excesivos como yo. También parecen darle buena nota en general.

Así que, es totalmente posible que me hayan llegado unos auriculares que no compaginan con los recibidos por otros, que puede ser el motivo de la devolución de su dueño anterior. Sin embargo, no voy a pedir otros para comprobarlo porque voy a operar a estos, y la verdad es que tampoco me importa mucho ;)

14
Reviews de foreros / Review - Tin HiFi T2 Plus
01 de agosto de 2020, 02:08:37 pm
Esta review también está disponible en YouTube si alguien lo prefiere:

Tin T2 Plus...



Déjame empezar diciendo que yo era fan de los Tin T2 cuando salieron a la venta, disfruté del sonido neutral que presentaban y aunque carecían un poco de graves para ser relajantes, en general los valoraba muy bien.

Sin embargo, la calidad de construcción no tanto. Mis primeros T2 solo duraron un par de meses hasta que murió uno de los drivers. Me puse en contacto con el vendedor (en AE) quien no ayudó mucho y solo me ofreció un descuento de $2 en unos nuevos. Como no me gustaban los T2 Pro (demasiados agudos para mi gusto), al final opté por pedir otros T2. Los nuevos (por los cuales nunca recibí los $2 prometidos) solo duraron un par de semanas hasta que se rompió uno de los conectores MMCX. Juntando los dos que sí funcionaban, tuve una pareja (los dos del mismo lado) y otro conector MMCX murió unas semanas más tarde (y sin utilizarlos mucho).

Esto obviamente era suficiente para evitar la marca Tin Hifi y salté los T3, T4 y los P1, los cuales seguramente me hubieran interesado si no hubiera tenido esos problemas con los T2.

Pero... cuando sacaron los T2 Plus, de nuevo me interesaron y decidí darles una última oportunidad a Tin Hifi, aunque todavía optan por utilizar conectores MMCX. Sin embargo, esta vez opté por compararlos de un vendedor que tiene buen servicio y se interesa por sus clientes (Linsoul).

Presentación...

Tin Hifi siempre han hecho un trabajo decente en la presentación de sus productos. Con esto quiero decir que no es que su presentación sea algo que compita con productos de alta gama pero tampoco aparecen en el típico acabado de plástico barato. También es cierto que no me importa como me presenten unos auriculares a este precio, siempre que el producto en sí sea decente.

Dentro de su típica caja azul, vienen los IEMs, un cable semi-decente (aunque yo no sea fan personalmente), las puntas típicas de silicona y otros de espuma gris que me gustan (también me gustaban los azules que venían incluidos con los T2).

Por lo cual, no te dan mucho más que los otros productos a precios similares, y mucho menos que con algo como los Urbanfun, pero también son más baratos y no tengo queja alguna con su contenido.



Construcción y confort...

La forma de los Tin T2 Plus es muy diferente a los T2 originales (y los T2 Pro), optando en esta ocasión por una forma que es muy similar a tantos otros IEMs en estos momentos, como los BL03, Urbanfun YBF etc. La forma y la longitud de la inserción se adaptan bien a mis orejas y los encuentro cómodos durante periodos largos. COmo siempre, la comodidad es algo personal y será diferente para cada persona.

Los IEMs están fabricados en metal, con un acabado metálico sencillo. No son algo que me haga babear en cuanto a estética  pero son simples y lineas suaves, sin destacar mucho de tantos otros, así que tampoco tengo mucha queja en este apartado tampoco.

El cable incluido, como he dicho antes, parece bastante decente pero no soy fan del acabado gomoso que tiene. Parece estar bien construido y no se enreda demasiado, pero he tenido cables mucho mejores entre mis manos.

En cuanto a puntas, he probado tanto con las de silicona y espuma incluidas, junto con otros, y mientras no me desagradan los de silicona, al final prefiero las de espuma y la mayoría de mi tiempo de escucha ha sido con las grises incluidas.



Sonido...

Después de mirar algunos gráficos de los T2 Plus, cuando ya los tenía de camino, me esperaba un IEM con muchos graves que quizás tapara los medios, pero para mi sorpresa, los graves no son tan sobrecargados como parecían sobre papel.

Empezando con los sub graves, los T2 Plus tiene una cantidad bastante decente. No son los sub graves mas potentes que jamás haya escuchado en unos IEMs y no parecen sobrecargados, pero a la misma vez son suficientes para que canciones como "No Mercy" de Gustavo Sataolalla o "Bury a Friend" de Billie Eilish, que dependen de los sub graves, puedan sonar como deben. Para que suenen igual que en sistemas de gamas mayores (como altavoces con subwoofer o auriculares con mas sub graves) pues les falta un poco de ese "retumbe" que hace que las cosas vibren, pero hay suficiente para apreciar esas frecuencias de las canciones.

En el centro y parte más alta de los graves, tienen mucha presencia pero no lo he encontrado abrumador, al menos con 90% de la música que escucho. La definición de estas frecuencias es buena, sin que den la sensación de congestión ni que sufrieran a la hora de reproducir canciones con graves muy concurridos. Hacen un buen trabajo manteniendo los instrumentos separados y no convirtiéndose en barro, algo que pasa con muchos IEMs en los rangos de precios bajos que tienen muchos graves.

La transición hacia los medios es más bien los grave extendiéndose con una ligera curva hacia abajo. Aunque los graves si se extienden hacia los medios, no los dominan ni hacen que pierdan definición. De hecho, funciona bastante bien para darle vida y cuerpo a muchos de los instrumentos que ocupan esas frecuencias.

Mientras que los medios van lentamente cayendo durante su rango más bajo, una vez que la frecuencias empiezan a llegar hacia la parte más alta de los medios, hay una subida que ayuda a mantener la presencia de las voces e instrumentos, evitando que se pierdan en segundo plano. Hay algunas canciones donde las voces están grabadas más echadas hacia atrás y con gran cantidad de graves, como algunas canciones de hip hop que he probado, y los T2 Plus no lo arreglan pero aun así no lo empeoran ni se vienen abajo.

Me han gustado la mayoría de canciones que han sido mayormente voces, tanto masculinos y femeninos, porque les da una bonita calidez a las voces sin que pierdan la presencia, debido a esa subida sobre los 2 o 3kHz. Si tuviera que quejarme de algún instrumento en concreto en los medios, sería los bajos fretless (sin trastes) que dependen mucho de las frecuencias que más ausentes están. Por ejemplo, el bajo en la canción "Diamonds on the Soles of her Shoes" de Paul Simon, está un poco a la sombra de los demás instrumentos y no está todo lo presente que a mi me gustaría (también podría ser porque soy gran fan de Bakithi Kumalo y creo que como toca en el álbum Graceland es excelente, así que me encanta escucharlo bien presentado, pero me estoy desviando del tema...).

En la zona de los agudos, de nuevo son bastante agradables. En general no encuentro que los agudos sean demasiado brillantes pero si hay un poco de sibilancia en algunas canciones con agudos de más. Las canciones típicas de mi lista como "Only Time" de Enya y "Hope is a Dangerous Thing" de Lana Del Rey siguen teniendo agudos de más a veces pero la calidez en general, aportado por las frecuencias bajas, ayuda a que no molesten demasiado. En un mundo perfecto, preferiría un poco menos sobre los 6 a 7kHz y un poco más sobre los 10 a 12kHz, pero en general no me quejo demasiado.

En cuanto a velocidad y detalle, no pierden el control y dejan que canciones más complicadas se presenten de un modo que te deja apreciar lo que está pasando. No son los IEMs más detallados, mayormente debido a esa calidez que es su "sabor" en general, así que diría que no son para enfocarse en los pequeños detalles de la música, pero con capaces de dejarte disfrutar de la música sin tener la sensación de que falte nada, al no ser que lo estés comparando directamente con otro IEM más detallado.

La escena y colocación de imágenes está, una vez más, en el rango normal de unos IEMs a este precio, aunque mucho mejor que algunos. No son muy anchos (como siempre) pero si dejan que localices y sigas sonidos específicos bastante bien en grabaciones binaurales.



Conclusiones...

Los Tin T2 Plus son un IEM con un precio justo por encima de los 40€, lo cual los coloca firmemente dentro de la categoría sub 50€ que me gusta mencionar en el blog. Siendo sincero, con lo que he escuchado de ellos durante las últimas semanas, los pondría líderes en esta categoría sub 50€.

Son unos IEMs que tiene bastantes graves disponibles pero no parecen ser abrumadores con la mayoría de los géneros que suelo escuchar. Sin embargo, cuando he probado algo de EDM, si es una canción con una gran presencia en los graves, estas frecuencias se convierten en el centro de la atención y se transforman en unos IEMs con un perfil V muy pronunciado. Por ejemplo, la canción "Sun Is Shining" de Bob Marley & Robin Schulz me sorprendió con muchos más graves de lo que me esperaba e incluso me cambié a otros IEMs y  mi sistema de altavoces para situarme con la canción. Los T2 Plus tenían más graves que los otros que probé. Pero una vez que volví a mis géneros de costumbre, los graves ya no eran abrumadores.

En mi opinión, son unos IEMs que han tomado un perfil de sonido muy parecido al de los Blon BL03 y han arreglado las cosas que no me gustaban de los BL03, sin quitar las que sí me gustaban, como el timbre y calidez. Quizás aún le daba un poquito de ventaja a los Blon en cuanto a timbre, pero estaría muy rendido y tendría que hacer muchas comparaciones directas entre los dos. Sin embargo, el resto de la presentación de los T2 Plus me resulta mucho más placentero.

Otro IEM en la categoría sub 50€ que he utilizado durante el último año (aproximadamente) es el KZ ZS10 Pro. Los ZS10 Pro los he utilizado mayormente para video y para monitorizar cuando estoy tocando el bajo, y cumplen bien su función. Pero, en cuanto a escuchar música, los ZS10 Pro tienen un pequeño toque metálico en los agudos y también se benefician bastante de ecualización. MIentras que quizás me siga inclinando hacia los ZS10 Pro para los detalles, creo que el T2 Plus tiene una presentación mejor en general y que no necesita ecualización para disfrutar de él. Puedo entender si alguien decide que prefiere los ZS10 Pro y su presentación híbrida por encima del único driver dinámico de los Tin, pero personalmente prefiero estos últimos para el disfrute de la música.

Diría que estos son unos IEMs muy capaces en su rango de precio, incluso competiendo con otros más caros. No diría que son el mejor perfil de sonido que he escuchado, sigo prefiriendo los Moondrop Starfield (que cuestan el doble) por encima de los T2 Plus, pero hay ocasiones en las que optaría por los T2 Plus con mucho placer. Si me encuentro con ganas de graves (que a veces es así) entonces no tengo duda de que los elijo por encima de muchos otros que tengo disponibles.

15
Reviews de foreros / Review - QCY T5
25 de julio de 2020, 01:11:09 pm
Esta review está disponible en formato video para los que lo prefieran:

Aqui dejo la version escrita...



Parece que he probado más auriculares TWS últimamente que cualquier otro tipo. Para decir que soy una persona que prefiere los cables donde sea posible (no solo en cuanto a audio, también cable antes que wifi, corriente antes que batería etc.), la verdad es que ha sido divertido poder moverme con los IEM TWS sin estar "atado".

Recientemente publiqué la review de los KZ S2, los cuales pensé que eran una buena opción por los 20€ que me costaron (puedes ver esa review aquí: Review - KZ S2) pero eso era el precio con descuento, los QCY T5 que tengo hoy cuestan 20€ a su precio normal, así que daré mis impresiones sobre estos IEMs pero a la misma vez haré comparaciones con los KZ, visto que comparten rango de precios (aunque creo que los KZ ahora cuestan algo más).



Construcción y confort...

El T5 se presenta en una caja blanca con una tapa transparente y sus contenidos son prácticamente iguales a los que se incluyeron con los KZ S2. Están los IEMs, la funda, un par de puntas de silicona de recambio, un cable para la carga y un manual de instrucciones. La única diferencia es que el T5 tiene un cable micro-USB donde el KZ utiliza un cable tipo-C para la carga.

En cuanto a construcción, pues no me impresionan. Una funda sencilla de plástico negro que tiene un tacto y un aspecto barato, y unos IEMs que parecen imitar a los Airpods originales pero más genéricos. El plástico utilizado (en todo) está acabado en negro mate y simplemente da la impresión de barato. Supongo que la funda y los IEMs parecen baratos porque lo son.

Con los KZ, dije que la funda era muy ligera, pues en el caso de los T5 es más ligera aún. Esto es debido a que tiene aún menos capacidad de batería (380mAh frente a los 500mAh de los S2), y ya me quejé de los KZ en este apartado. Sin embargo, la capacidad de batería de los auriculares es idéntico, 40mAh, pero parece que los T5 duran más con una carga (escuchando a un volumen razonable aguantan unas 4 horas frente a las 3 de los KZ).

Aquí tampoco hay carga rápida. Es un puerto de carga micro-USB con la mitad de capacidad de alimentación que los S2 pero tardan más o menos lo mismo en cargar debido a que la batería es más pequeña. Eso sí, al menos QCY no han optado por poner el puerto de carga debajo de la funda.

En cuanto a confort, los encuentro muy cómodos. Son fáciles de colocar y sellan bien incluso con las puntas de silicona que venían incluidas. Es más, de nuevo encuentro que prefiero las puntas de silicona con estos IEMs en vez de las de espuma que suelo utilizar.



Funcionalidad...

Los QCY T5 los encuentro bastante extraños en cuanto a funcionalidad. Seguramente solo sea cuestión de acostumbrarse, pero son diferentes a todos los otros IEMs (y otros auriculares) que he probado hasta ahora (al menos que recuerde). Simplemente no los encuentro lógicos.

El encender y apagar es sencillo, como siempre, los metes en la funda y se apagan, los sacas y se encienden y se emparejan, hasta aquí bien. Sin embargo, para play y pause es un doble toque, y para cambiar de pista es cuestión de tener pulsado hasta que cambie. Un toque triple en el izquierdo activa el asistente y un toque triple en la derecha activa el modo gaming. También tardé un tiempo en localizar el punto exacto en el que hay que tocar exactamente. Es más, me sigo confundiendo a veces cuando no reconoce mis toques, y ya no sé si es porque no lo estoy tocando en el punto exacto o si simplemente pasan de mi.

Por cierto, estos tampoco tienen control de volumen, que es algo que prefiero tener en los auriculares bluetooth.

El manual también dice algo sobre la función de llamada "a 3 bandos", que te permite poner la llamada del teléfono A en espera mientras respondes al B, y luego poner también el B en espera mientras respondes al C. Esto no lo he probado porque bastantes llamadas tengo con un teléfono, sin tener que tener 3!



Conectividad...

Los IEMs se conectan rápidamente entre ellos y también son bastante rápidos a la hora de emparejarse con el último dispositivo utilizado. Lo que sí me ha dejado decepcionado ha sido su rango. Cuando estoy a más de 5 o 6 metros del dispositivo, ya empiezan a surfrir cortes en la conexión, también cuando estoy fuera de la misma habitación que el dispositivo aunque siga estando muy cerca de él.



Sonido...

EL perfil de sonido de los QCY T5 es muy diferente en relación a los KZ S2. Donde los S2 tenían mucho énfasis en los graves, el T5 es mucho más equilibrado y con menos receso en los medios.

En cuanto a graves, no hay muchos subgraves, al menos en las registros más bajos, lo cual hace que algunas canciones que dependen de los subgraves puedan resultar un poco huecas después de estar acostumbrado a otros IEMs. Donde las canciones como "Royals" de Lorde o "Way Down Deep" de Jennifer Warnes eran exagerados de más en los S2, no es el caso de los T5.

En la zona más céntrica y alta de los graves, el T5 hace un buen trabajo. Mantiene los graves bien definidos y limpios, sin que sobrecarguen, y es bueno presentando incluso pasajes más complicados de graves. "Elephants on Ice Skates" es muy agradable con los T5, y otras canciones similares también.

Al pasar a los medios, no parece haber sangrado apreciable de los graves, y como los graves son más retenidos y los medios no tienen esa caída encontrada en los S2, la transición entre ellos mejora, dejando mejor presencia de voces.

Los medios más graves se mantienen bien definidos incluso cuando la canción es complicada, y mientras que no tienen ningún aumento en estas frecuencias, siguen teniendo la suficiente calidez y vida para que los instrumentos acústicos, como las guitarras españolas y bajos, puedan sonar naturales y evitar esos retumbes encontrados en los S2.

Las voces parecen naturales y están presentes, debido mayormente a alguna pequeña subida sobre los 3kHz. Esto ha hecho que muchas de las canciones que me gustan suenen muy agradables. No parecía haber ninguna ausencia.

LLegando a los agudos, de nuevo los he encontrado agradables. No hay ninguna gran caída para eliminar sibilancia pero a la vez sigue sin ser molesto. En mi lista habitual de canciones de prueba, seguía presente la sibilancia en algunos puntos pero nada que causara molestia. De hecho, he encontrado los agudos bastante bien equilibrados en relación a otras frecuencias en general y tienen mejor sensación de "aire" que los S2, debido a no tener esa caída en los 10kHz.

La anchura de la escena es lo típico para los IEMs en este rango de precios, no muy ancho, pero la colocación de imágenes es decente y son agradables de escuchar.

La dinámica y la resolución no son impresionantes, aunque no lo esperaba por 20€, pero se defienden bien y no se convierten en barro cuando las canciones se complican. No están al nivel de otros IEMs cableados que he probado últimamente pero son más que aceptables.

Modo gaming...

Con un triple toque, el T5 te lleva a lo que llama "Modo Gaming" que es basicamente lo mismo que el modo "Alto Rendimiento" de los S2. Este modo reduce la latencia y, aunque no lo haya probado con juegos si no video, lo hace muy bien. De nuevo, como con los S2, no hay ningún retraso apreciable entre imagen y sonido pero aumenta el consumo de batería.



Conclusiones...

Cuando hice la review de los KZ S2, dije que eran una buena alternativa por 20€ pero que miraría otros modelos si costaran el doble. Los QCY T5 no solo cuestan lo mismo, el hecho es que 20€ es el precio normal de venta de los T5 donde era una oferta en los KZ.

En cuestiones de estética, prefiero los KZ, y en funcionalidad también, simplemente los veo más lógicos. La duración de la batería es similar en ambos (aunque más grande en los S2) y el tiempo de carga es prácticamente idéntico.

El modo "Gaming" de los T5 hace lo mismo que "Alto Rendimiento" en los S2 y no tengo quejas en ninguno de los dos.

Donde si cambian las cosas es en cuanto a sonido. Los KZ S2 tienen una gran cantidad de graves que puede sobreponerse a las otras frecuencias fácilmente. Ese aumento de graves, junto con una caída en los medios, hace que no solo las voces parezcan recesadas, también puede afectar a los agudos cuando la canción tiene muchos graves. También creo que le falta un poco de "aire" en los agudos de los KZ.

Los QCY T5 se perfilan de otra manera, con menos exageraciones y una resultado más equilibrado y neutral. Personalmente encuentro que los T5 se ajustan mucho más a mis gustos personales.

No son perfectos en ninguno de sus aspectos pero si son agradables y ofrecen lo mismo que los S2 pero con mejor sonido (en mi opinión, claro).

Sigo pensando que los KZ S2 están bien por 20€, solo que pienso que los T5 están mejor.



16
Reviews de foreros / Review - RY4S
20 de julio de 2020, 05:10:43 am
Esta review está disponible en YouTube si alguien prefiere el video:

RY4S...

Mas que una reseña, se podría decir que esto es un descubrimiento e impresiones personales sobre lo que he encontrado, debido a que no tengo nada con que comparar estos auriculares... de momento.

Para situarnos un poco, hace un tiempo estaba hablando con un conocido sobre auriculares tipo botón y le comenté cuanto los odiaba siendo incómodos y sonando... pues mal.

Siendo él alguien a quién le gusta este tipo de auricular, su respuesta fue obvia: "es que no has probado los modernos". Lo cual es muy cierto, de hecho, en los últimos 20 años, los únicos auriculares tipo botón que han pasado por mis manos han sido los regalados en un tren o avión, y ninguno de ellos ha llegado a mis oídos.

Así que, dando el beneficio de la duda, empecé a leer un hilo en Head-Fi sobre auriculares tipo botón. El hilo tiene más de 3000 páginas y siendo sincero, me salté algunas páginas y leí por encima muchos de los posts, pero me intrigaron algunos de los modelos que recomendaban mucho a precios muy bajos, incluso por debajo de los 10€! Para un rácano como yo, esos precios son algo que me llama la atención, sobre todo con los buenos comentarios que les acompañaban.

Conforme iba acabando el hilo, comenzaron las ofertas de AE y decidí pedir algunos para hacerme una idea de lo que hablaban. Tengo que admitir que esperaba odiarlos tanto como antes y así evitar otro agujero en el cual adentrarme.

Uno de los modelos que pedí fueron los RY4S con conectores MMCX, en su versión de 300 Ohmios. No tengo ni idea de quien las fabrica, en la bolsa de plástico aparece  Shenzen Rongyuan Technology pero no sé si es la marca o no, así que los llamo RY4S y punto.

Después de unas semanas con ellos, sin que me hayan llegado los otros modelos (así que no tengo ningún punto de comparación), estas son mis impresiones y descubrimientos de unos auriculares tipo botón por menos de 10€.



Construcción y confort...

Vamos a quitarnos el confort de encima lo primero... son incómodos. Al menos yo no los encuentro cómodos. Antes de que me digan nada los experimentados en este tipo de auricular, no he probado otros tipos de fundas (no sé como llamarlos la verdad, fundas? almohadillas?), solo los de esponja que vienen incluidos. Soy un novato total en cuanto a esto así que probaré otros tipos en un futuro para ver se mejora la comodidad. Visto que estoy dispuesto a seguir probando significa que tampoco son tan horribles, por lo menos no tengo ampollas en las orejas después de llevarlos durante muchas horas en las últimas semanas.

En cuanto a construcción, pues son de plástico ligero y barato, con conectores MMCX que ni siquiera están enroscados del todo. Como se puede apreciar en la foto, sobresalen del auricular por debajo y la forma de la carcasa impide que se enrosquen del todo.

He tenido algunas malas experiencias con conectores MMCX últimamente pero estos no parece ser malos. No son demasiado apretados pero mantienen la conexión bien.

En cuanto al cable, el que estoy utilizando es de la misma tienda de AE y es de 8 cores con una conexión balanceada de 2.5mm TRRS. La verdad que el cable es muy agradable y me ha gustado mucho, sin embargo, no viene incluido con los auriculares (lo cual no es de extrañar cuando costaron 7€!).

La verdad es que no hay mucho más que pueda decir sobre construcción. El empaquetado era una simple bolsa de plástico y incluía 3 juegos de fundas (almohadillas?) de esponja.

Sonido...

Cuando hablaba con la persona que he comentado antes sobre auriculares tipo botón, dijo que era como tener unos auriculares abiertos de diadema pero en miniatura. En el caso de los RY4S, incluso he leído alguien comentar que eran como unos mini HD600.

Siendo sincero, me ha sorprendido mucho el sonido de estos auriculares, me esperaba algo mucho peor. Entiendo la referencia a "Auriculares abiertos en miniatura" debido a que, sobre todo en comparación con los IEM, dan una gran sensación de apertura.

En los graves es donde parecen sufrir más, aunque realmente no son ligeros de graves, tienen mucho más de lo que yo me esperaba. Los graves dependen mucho de la colocación de los auriculares y tardé un poco en encontrar ese punto perfecto, pero ahora que llevo más tiempo con ellos, encuentro el punto mucho más rápido.

Ese "punto justo" presenta bastante graves, los cuales están bien definidos y claros durante todo el rango. Mientras estaba escuchando el disco de "Until The End Of Time" de Tupac, decidí cambiar a los Moondrop Starfield (después de estar escuchando únicamente los RY4S durante días) y me sorprendió encontrar que el aumento de graves tampoco era muy aparente.

Escuchando canciones de mi lista usual de prueba, "Smooth Operator" está muy bien equilibrado en cuanto a graves, sin que me dé la sensación de que falten graves. "Way Down Deep" de Jennifer Warnes tiene buena presencia en los graves, con un sonido más agradable que con algunos IEM que tienen demasiados graves (es muy fácil convertir esta canción en algo abrumador).

En canciones que dependen de muchos graves y sub-graves, aquí es donde sufre el RY4S debido a que los graves tienen una caída muy pronunciada cuando se acercan a los sub-graves. "No Mercy" de Gustavo Santoalalla suena hueco, como si sonara a través de un tubo de desagüe, debido a esa falta de sub-graves. Con "Bury A Friend" pasa más de los mismo, aunque en esta canción no lo hecho tanto de menos, personalmente, debido a que esta canción se sobrecarga muy rápido (para mi gusto).

Cuando pasamos hacia los medios, creo que estos son el punto fuerte de estos auriculares. Las voces se presentan con un tono muy rico y agradable, sonando bastante naturales. En cuanto a la referencia de que estos son "mini HD600", pues siento decir que estamos muy lejos de ese punto, pero siguen siendo muy respetables, especialmente teniendo en cuenta el precio.

Sin embargo, aunque encuentro la tonalidad de los medios muy agradables, no me impresiona mucho la velocidad con la que se resuelven muchos de los instrumentos en este rango de medios. En canciones que tienen mucho movimiento en cuanto a instrumentos acústicos, es muy fácil que estos auriculares empiecen a decaer y sufren intentando reproducir algunos de los pasajes. Esto hace que las canciones suenen congestionadas y elimina esa buena tonalidad de los medios que aparece en las canciones mas sencillas. Esto lo he notado en canciones como "Black Muse" de Prince, donde los medios parecían borrosos y sin definir. Otro ejemplo es "Hotel California" (la versión acústica) donde la introducción suena genial pero conforme va avanzando la canción y se van sumando instrumentos, de nuevo se congestionan los medios y dificultan la localización de los instrumentos.

Subiendo a los agudos, no he encontrado sibilancia alguna, es más, diría que están mas cerca de que les falten graves a que les sobren. No sentí que les faltara demasiados agudos pero creo que podrían aumentarse un poco sin llegar a salirse de la zona de confort. Un poco más de "aire" sería de agradecer. Algunas de mis canciones habituales para comprobar agudos, como "Only Time" de Enya, "Hope Is a Dangerous Thing" de Lana Del Rey o "Violent Crimes" de Kanye West, se presentaron sin sibilancia alguna.

En cuanto a timbre, no están mal. Escuchando instrumentos acústicos y voces, de lo cual se compone gran parte de mi tiempo de escucha, las guitarras y bajos no sonaban raros y presentan el cuerpo y vida que me gusta encontrar. No los pondría en el nivel de algunos de mis IEMs preferidos en cuanto a timbre pero no lo hacen nada mal.

La escena y colocación de imágenes es decente, mejor que en la mayoría de IEMs en rangos bajos de precio, con una buena anchura y una colocación correcta, aunque, de nuevo, no es algo que me haga decir "wow!".

En cuanto a velocidad y resolución, como ya he comentado, sufre en los medios e incluso diría que no es genial en general, aunque tampoco es terrible. Creo que las frecuencias que parecen resolverse mejor en cuanto a velocidad, sin congestiones, son las que se encuentran el la parte alta de los graves. Escuchando algunas canciones de bajo en solitario, con diferentes técnicas como slap etc., se comportan sorprendentemente bien. Sin embargo, en canciones mas complicadas, siento que esos detalles se quedan a la sombra de la congestión en los medios.

Una cosa que merece anotar es que a estos auriculares les gusta la potencia. Sé que son 300 Ohmios pero eso no siempre se traduce en dificultad para alimentarlos. En el caso de los RY4S, he necesitado poner el M2X en modo "alta ganancia" y subir el volumen a 55/100 mas o menos, para poder escuchar a mis niveles normales (y yo no suelo escuchar la música muy alta). Con el Loxjie P20, el cual funciona bastante bien con estos auriculares, me he encontrado a unos -28, lo cual es varios puntos por encima de lo que suelo fijar para los HD6XX.

Conclusiones...


Mientras que no me he quedado asombrado con los RY4S, si que me han sorprendido gratamente. Es cierto que estos auriculares ofrecen un buen rendimiento por su precio, es más, ofrecen un buen rendimiento si costaran 5 veces su precio.

Los sigo encontrando incómodos pero no demasiado incómodos para poder usarlos. Quizás utilizando otras fundas esto mejoraría, ya veremos.

Como he dicho al principio, no tengo con que compararlos, así que no puedo decir si son geniales en cuanto a auriculares tipo botón o no, pero no siento que haya tirado el dinero. Probablemente podría encontrar suficientes monedas en la consola central de mi coche para poder comprarlos, junto con un cable y unas fundas de recambio, y seguir sobrando algo. La calidad de sonido que he recibido por el dinero invertido es bastante impresionante.

No creo que me haya adentrado en otro agujero porque no me veo corriendo a gastar cientos de euros en otros modelos, pero si esto es un ejemplo de relación calidad/precio, algunos de los modelos superiores tienen que ser asombrosos.

En cuanto reciba los otros modelos que he pedido, volveré con comparaciones pero por ahora, puedo decir que estoy contento con la compra.



(Pido disculpas por la calidad de las fotos de este post pero estaba teniendo un mal día  ;) )
17
Reviews de foreros / Review - KZ S2
11 de julio de 2020, 11:39:39 am
Esta review está disponible en video en YouTube aqui:


A continuación os dejo mi reseña escrita de estos IEMs Bluetooth TWS de bajo coste...



Pedí los KZ S2 de Indiegogo cuando se lanzaron para aprovechar el precio "Super Early Bird" de unos 20€. Opté por el acabado blanco debido a que no tengo IEMs en blanco (al menos no creo) y tardaron bastante en llegar debido a la espera para que entraran en producción y luego los retrasos en envíos por la pandemia. Pero, finalmente llegaron, así que os dejo mi review.

Construcción y confort...

Ha pasado bastante tiempo desde que recibí mis últimos productos KZ pero la presentación no ha cambiado mucho desde que recibí los ZS10 Pro y los ZSN Pro el año pasado.

Una caja blanca y sencilla, con un dibujo de los IEMs en el exterior, se abre para encontrar una funda blanca y sencilla que contiene los IEMs. Debajo del plástico en el que se encuentra la funda, viene incluido un cable de carga USB C, un par de puntas de silicona y un manual de instrucciones.

Mi primera impresión era que parecían bastante baratos, tanto la funda como los IEMs, en un plástico sencillo blanco con "KZACOUSTICS" imprimido en la funda y el número de drivers imprimido en los IEMs, ambos en letras plateadas. Después de un tiempo, me han ido gustando más los IEMs pero aun creo que la funda tiene pinta de barata, pero claro, son baratos!

La funda es bastante ligera, mayormente porque está hecha de plástico y porque solo contiene una batería de 500mAh. No tienen función de carga rápida, ni para la funda ni para los IEMs, y por alguna razón han decidido poner el puerto de carga debajo, lo cual significa que tienes que acostar la funda para poder cargarla. Esto no es el fin del mundo pero puede molestar a algunos que sean obsesivos compulsivos.

Tener la funda acostada para su carga también significa que necesitas utilizar las dos manos para sacar los IEMs pero también he encontrado que es el caso incluso con la funda de pie. Todavía no he dado con la tecla para poder sacar los IEMs de la funda con una sola mano.

Los huecos de la funda son suficientemente grandes para poder guardar los IEMs con puntas de espuma, aunque hay que asegurarse de que estén bien sentados y cargando (se encienden las luces rojas). No he probado con nada más grande pero creo que no cabrían correctamente.

Los IEM en sí son pequeños y ligeros, lo cual hace que sean cómodos en cuanto a peso. Sin embargo, debido a su forma, la parte superior toca con mi oreja y causa disconfort después de un uso prolongado. Esto es obviamente algo muy personal debido a mi forma de orejas y puede ser que a tí personalmente no te molesten (o que los encuentres muy incómodos) así que esto es algo que cada uno tendrá que evaluar.

He mencionado en todas mi reviews de IEM que prefiero las puntas de espuma, sin embargo, por alguna razón, en el caso de los S2 prefiero las de silicona, las encuentro más cómodas.



Funcionalidad...

Un punto negativo de la ligereza de la funda y los IEMs es en relación con la dración de la batería. Como he comentado arriba, la funda solo tienen una batería de 500mA y los IEMs de 40mA. Por tanto, el tiempo de reproducción no es muy largo. Creo que KZ aclama hasta 4 horas de reproducción más otras 14 horas cuando se carga desde la funda. Como dicen "hasta", no sé a niveles de volumen han hecho sus pruebas pero yo diría que están más bien en 3 horas. Esto está muy lejos de los Hifiman TWS600 (de los cuales hice la reseña recientemente aquí: xx ) que aguantaba 5.5 horas con una carga y 33 horas más con la funda.

Una última queja sobre las baterías es en relación con los tiempos de carga. Como he dicho, no tienen carga rápida, es más, avisan que no se debe utilizar, y los IEMs tardan 2 horas en cargarse (así que 2 horas de carga para 3 horas de reproducción) y la funda tarda otras 2 horas. Creo que un sistema de carga rápida, al menos para los IEMs, hubiera sido una gran mejora.

En cuanto a conectividad, utilizan el codec AAC, lo cual no es un codec con grandes halagos, no disponen de Aptx HD ni LDAC. Si que utilizan bluetooth 5.0, lo cual debería mejorar la conectividad, pero yo he tenido algunas caídas y el rango no es muy bueno. KZ pública que el rango es de 20m pero mi experiencia me lleva más bien a los 12m y no hay ninguna posibilidad de salir de la habitación en la que se encuentra el dispositivo fuente, que después de acostumbrarme a la conectividad de los TWS600, es bastante pobre.

Las caídas que menciono no son constantes pero de vez en cuando si sufren de algunos momento raros, como la desconexión del canal izquierdo o negarse a conectar, por poner algún ejemplo. Una rápida desconexión y reinicio parece solucionar los problemas pero sigue siendo irritante, especialmente si estás haciendo otra cosa. En el manual de instrucciones también viene detallado como resetear los IEMs si tienes algún problema.

Para el control, KZ ha optado por un sistema táctil en vez de un botón físico. Un toque para play/pause, 2 toques para pista próxima/previa, 2 segundos para activar el asistente y 3 toques para entrar en "modo alto rendimiento" (más sobre eso después). Es sistema táctil funciona bastante bien, reconociendo la mayor parte de mis toques, siempre que no sean demasiado rápidos entre sí. Si haces un doble toque rápido para pasar de pista, solo reconoce un toque y pone la música en pause. También hay que destacar que no hay ninguna forma de controlar el volumen desde los IEMs, esto se debe hacer en el dispositivo fuente. No es el fin del mundo pero personalmente prefiero poder aumentar o bajar el volumen directamente desde los auriculares.



Sonido...

Todas mis impresiones de sonido han sido con las puntas de silicona. Probé a utilizar las de espuma (que suelen ser mis preferidos) pero resultó en una caída de volumen bastante notable. Creo que debido a la forma de la boquilla de los IEM, abre demasiado las puntas que tengo y no sella bien.

Los KZ S2 tienen un perfil de sonido muy en V, con gran énfasis en los graves y agudos pero con un amago en los agudos que elimina bastante aire. Para ser honesto, el perfil de sonido lo calificaría como divertido. No creo que deban considerarse como referencia para nada (y tampoco dicen que lo sean) y se deben enfocar como un IEM para el disfrute en vez de la escucha detallada de música.

En la categoría de graves, hay muchos. De hecho, no he encontrado ninguna canción donde haya pensado que necesite más graves pero si que he encontrado muchas donde había de más. Los graves se extienden bastante hacia abajo, llegando bien a los sub graves, y la parte más alta se adentran a los medios, no tanto como "sangran" si no que "invaden". Esto se debe en parte a los medios tienen un caída en presencia pero también al exceso de graves que hay a veces.

Pasando por mi lista regular de pruebas, encontré que canciones como "Royals" de Lorde o "Way Down Deep" de Jennifer Warnes, tenían unos graves muy excesivos, llegando a tapar muchas de las frecuencias restantes. En una canción con graves exagerados, como "Bury A Friend" de Billie Eilish, era un muro de bajos descontrolados, pero también es cierto que la canción es así de por sí.

En canciones donde los graves están grabados a un nivel más equilibrado, como Smooth Operator" o "No Ordinary Love" de Sade, los graves tienen una bonita calidez y parecen estar mucho mejor controlados, aunque siguen haciendo sombra a la voz de Sade que debería estar algo más presente.

La intro de "Elephants On Ice Skates" de Brian Blomberg es una línea de bajo slap que suena bastante bien, hasta que entra las notas "reales" del bajo, entonces de nuevo hacen sombra a la línea slap y hace que parezca que hay dos bajos diferentes, uno real y otro artificial.

Donde si se comportaron los graves muy bien es en la música electrónica instrumental, incluso con algo de electrónica de los 80, donde los graves parecían gigantes y suaves, dando la impresión de escuchar la música en algo mucho más grande que estos pequeños IEMs.

Pasando a los medios, estos están echados hacia atrás, excesivamente en mi opinión. No tengo nada en contra de los perfiles en V cuando escucho por placer, pero en el caso de los S2, creo que el bajón después de los graves es demasiado. En la música electrónica que he mencionado esto no es un problema, pero en canciones que dependen de las voces, estas sufren. He comentado las dos canciones de Sade, donde su voz necesita algo más de presencia, pero también lo he encontrado en tantas otras canciones.

"No One" (la versión acústica) de Alicia Keys es otro ejemplo, "Hotel California" de los Eagles es otro, la mayoría de las canciones que he escuchado de Dr. Dre sufrieron también, y la lista podría seguir y seguir.

Subiendo hacia los agudos, vuelven a estar más presentes en comparación con los medios (lo cual no es exactamente dificil) pero parecen caer bastante rápido, lo cual elimina algo de ese "aire" que podría contrarrestar la sobrecarga de graves.

También parece haber un amago en los agudos que funciona bastante bien para evitar la sibilancia hasta cierto punto. No todas las canciones están libre se sibilancia pero no es tan exagerada como en otros modelos (algunos del propio KZ). Desde luego que no se pueden considerar brillantes en cuanto a sonido.

En las canciones donde suelo encontrar bastante sibilancia en otros IEMs más brillantes, como pueden ser "Hope Is A Dangerous Thing" de Lana Del Rey o "Sugar" de Francesco Yates (la versión acústica), en los S2 está bastante bien controlado. Sin embargo, en "The Expert" de Yello y "Rockabye" de The Mayries, se nota un poco más, aunque sin llegar a ser doloroso (solo un poco molesto a veces).

En cuanto a imagen y escena, no son nada espectacular. La mayoría de IEMs (al menos en este rango de precios) no tienen mucha anchura pero diría que los S2 tienen aún menos que la media. Siguen teniendo una buena presentación en estéreo, pero es muy cercano. La colocación de imágenes tampoco es genial, o sea, no es horrible pero debido a que la presentación es tan estrecha, en canciones como "Letter" de Yosi Horikawa, el lápiz no tiene a donde ir.

Ya puestos con el tema de presentación en estéreo, he notado algo que me ha llamado la atención en algunas canciones. A veces tengo la sensación de que el canal derecho está adelantado al izquierdo por muy poco, causando una sensación falsa de reverb en canciones que ya usan este efecto en su grabación. También hace que a veces las voces parezcan más enfocadas hacia la derecha, debido a que ese canal lidera el camino. Es difícil explicarlo y no siempre se nota pero es lo equivalente a panear dos pistas idénticas de voces hacia la izquiera y derecha, para luego adelantar ligeramente el derecho en unos cientos de milisegundos.

En relación al timbre, tengo sentimientos encontrados. Mientras que en los registros más bajos todo parece sonar bastante natural (si ignoramos el aumento de graves), en los registró altos, algunos instrumentos exhiben un toque metálico. Esto se nota en canciones como "Jack Of Speed" de Steely Dan o "No One" de Alicia Keys, donde las guitarras y golpes de caja presentan un brillo metálico en los rangos más altos.



Video...

Quiero mencionar video brevemente debido a que el modo "alto rendimiento", al que se accede con un triple toque, está enfocado al consumo de videos. Cuando activas este modo, acorta la latencia de los IEMs hasta un punto donde es prácticamente imposible notar algún problema de sincronización entre el audio y el video. Los he utilizado para ver algunas series y películas en Prime y me impresionó bastante el resultado.

El receso en los medios no es lo mejor para las voces, sobre todo cuando hay explosiones y otras cosas a su alrededor, pero creo que la calidad de audio está bastante emparejado con la mayoría de sistemas 2.1 que la gente conecta a sus ordenadores (o sea, personas normales que no se enfocan en la SQ ;) ).

Sin embargo, este modo si reduce la duración de la batería, por lo cual, necesitarás un plan B si quieres ver El Señor De Los Anillos.

Llamadas...

Como comenté en mi review de los Hifiman TWS600, parece ser que mi teléfono tiene problemas con los auriculares bluetooth, así que no los he probado mucho. Las pocas llamadas que si hice resultaron en que los de la otra parte se quejaron de la calidad del sonido y acabé por cambiar a los Koss PortaPro (mis auriculares preferidos para la mayor parte de llamadas).



Conclusiones...

Los KZ S2 tienen una lista de cosas que se pueden considerar como fallos, hasta que lo ponemos en perspectiva, son unos IEMs totalmente inalámbricos que cuestan 20€ (al menos cuando yo los compré) y hacen un trabajo más que aceptable por el precio.

La conectividad no es genial, el sonido peca de un exceso de graves, una falta de medios y con un poco de brillo metálico en los agudos, sin embargo, no son un IEM que me desagradan del todo, es más, se me ocurren bastantes situaciones en las que me apetecería tenerlos a mano.

Si te gustan muchos graves y disfrutas de la música electrónica etc., creo que te gustarán los S2. De hecho, si no te vas a poner a analizar el sonido, creo que seguramente disfrutarás de ellos mientras haces otras tareas, aprovechando la comodidad de los TWS. Son IPX5, así que también son una opción decente para el gimnasio y ofrecen bastantes graves para los que suelen disfrutar de ellos mientras entrenan.

Para el video, también son aceptables en modo "alto rendimiento, aunque el perfil sonido no es el mejor para las películas y series.

Yo diría que los KZ S2, aunque no son los más en cuanto a perfección de sonido, son unos auriculares totalmente inalámbricos bastante decentes para llevar en un bolso para tenerlos disponibles en cualquier momento que te hagan falta, al menos al precio que me costaron. SI el precio fuera el doble, quizás probaría otros modelos antes.


18
Pensaba publicar esto en el apartado de sorteos pero creo que no tengo los permisos correspondientes, por lo cual, lo dejo aquí. Si este no es el lugar adecuado, pido disculpas y ruego que se mueva al lugar correcto.

En el canal de Acho Reviews de YouTube, regalamos los auriculares Hifiman TWS600 por llegar a los 100 suscriptores.

Para mas información, aquí os dejo el video del concurso:

19
Reviews de foreros / Review - Koss KSC75
02 de julio de 2020, 07:51:24 am
Aqui os dejo mis impresiones de los Koss KSC75, que no son nada nuevo pero se merecen esta review!

Si queréis ver la review en formato video, está aquí: https://youtu.be/o7VWapQ7oGQ

Koss KSC75



Muchos aclaman sonido de audiófilo a precios reducidos pero hay muy pocos que realmente se ganan la reputación, y Koss se lo ha ganado merecidamente.

En el rango más bajo de los precios, Koss tiene algunos modelos legendarios que ofrecen un sonido que nadie podía esperar de algo tan barato, siendo quizás los mas famosos los PortaPro y los KSC75.

En mis manos hoy tengo los KSC75 y solo puedo decir, como han dicho tantos otros, que no tienen derecho a sonar tan bien por tan poco.

Tengo los PortaPro desde hace un tiempo, aunque no haya hecho ninguna reseña (quizás la haga en breve, porque la merecen), pero no había escuchado los KSC75 hasta hace poco que los encontré en Amazon por menos de 20€.

Siendo sincero, ya sabía que tenían buena fama, aunque muchos prefieren los PortaPro, pero no los compré con la intención de usarlos tal cual, mi intención era modificarlos y utilizarlos en un proyecto que tengo entre manos (más sobre eso otro dia). Sin embargo, solo al probarlos por primera vez, ya estaba alucinando con su sonido.

Como algunos sabéis, en Murcia (donde yo vivo) hace mucha calor en verano, lo cual me hace siempre mudarme hacia los IEMs cuando realmente prefiero los auriculares tipo diadema. Es cierto que encuentro los IEMs más incómodos pero prefiero pasar un poco de incomodidad frente a tener dos esponjas mojadas en la cabeza (como me pasa con los Beyer o los Senn). Incluso con aire acondicionado sigo sudando, así que, a usar IEMs.

Porque cuento esto? Pues porque los KSC75 son una alternativa que ahora he descubierto y nunca hubiera pensado que fueran cómodos (recuerdo auriculares tipo clip de hace décadas y las orejas rojas a cambio).

Pero bueno, vamos por partes...



Construcción y comodidad...


Lo dicho, pensaba que iba a odiar el estilo clip de los Koss, sin embargo, me quedé bastante sorprendido cuando me los puse por primera vez y acabé escuchándolos durante varias horas sin molestia alguna. Una vez puestas en la cabeza, es como no llevar absolutamente nada, al menos en mi caso. Es más, la primera vez que fuí a levantarme de la mesa, casi me llevo el tinglado conmigo.

En cuanto a construcción, pues no tienen muy buena pinta. Hechos totalmente de plástico, bastante malillo por cierto, y acabados en un color plata cutre, gritan "viejos y baratos". Fueron introducidos al mercado en 2004, o sea, que ya tienen 16 años y se nota, pero son 20 años más "jóvenes" que los PortaPro! Yo creo que el acabado retro se ha convertido en la seña de identidad de Koss y cualquiera que se mueva en el mundo de auriculares de alta gama lo acepta. Quizás sean unos de los pocos auriculares de plástico barato y 20 pavos que no haga reír a los dueños de auriculares que cuestan 200 veces mas.

Pero claro, el respeto no cambia el hecho de que no tienen mucha calidad de construcción. No tienen ni pinta ni fama de aguantar abusos, pero repito, cuestan 20€, por eso hay gente que dice estar ya con su vigésimo set de KSC75.

Los cables son fijos, sin nada que los proteja de tirones y la carcasa es en realidad el driver.  Los soportes son unos alambres recubiertos de plástico, no tienen ni siquiera un tornillos ni una gota de pegamento en toda su construcción, o sea, más sencillos (y cutres) imposible.



Sonido...


Todo lo dicho en los párrafos anteriores se perdona en cuanto le das al play.

A ver, no estoy diciendo que los KSC75 sean "mata gigantes", una denominación que parece aparecer cada vez más en reviews sobre ultimos lanzamientos de productos económicos, si no que tienen un sonido que es realmente bueno, incluso sin tener en cuenta su precio.

Si habéis probado los PortaPro, en comparación los KSC75 son algo más brillantes, con algo menos de graves, lo cual hace que sean menos oscuros. En realidad esto es debido a que utilizan el mismo driver que los PortaPro pero está recubierto de titanio, lo cual cambia un poco su perfil de sonido. También cambian debido a la forma en que se llevan apoyados con el clip en vez de con una diadema, resultando en que los drivers nos se aprietan contra el oído, perdiendo un poco de graves pero a la misma vez aumentando la sensación de apertura y anchura. Es como tener dos pequeñas altavoces colgadas al lado de los oídos. Hay gente que prefieren modificarlos y añadirles una diadema, resultando en un aumento de graves, pero hablaremos de mods otro día, que hay muchos.

Digo que tienen menos graves que los PortaPro pero no es una falta de graves, al menos en mi opinión. Si eres de los que les gustan los graves muy presentes, pues entonces quizás estés interesado en algunas de las mods pero personalmente los encuentro bien equilibrados en relación con las otras frecuencias (aunque si es cierto que doblé un poco los clips para acercar los drivers un poquito más).

En cuanto a calidad de graves, están muy bien definidos, con detalles muy logrados y son capaces de no perder definición incluso con pasajes complicados. Escuchando canciones como "Teen Town" de Jaco Pastorious, se escucha cada nota y detalle con claridad. En la canción "Black Muse" de Prince, canción que puede sonar muy cargado en los graves y medios graves, de nuevo se comportan bien, dejando seguir las líneas del bajo y apreciar detalles, algo que es muy difícil en tantos auriculares debido a como está grabada la canción.

En canciones con más graves artificiales, como "Bury a Friend" de Billie Eilish, no sobrecargan las otras frecuencias y no sangran hacia los medios en ningún momento que yo haya notado. En una canción donde el bajo está más saturado debido a distorsión y otros efectos, como "Bombtrack" de Rage Against the Machine, de nuevo mantienen la coherencia, permitiendo escuchar el bajo de Tim Commerford sin problemas, aunque quizás en esta canción aunque echaría de menos un poquito más de calidez en los graves (pero solo un poco para mi gusto personal).

Pasando a los medios, de nuevo me encuentro sin quejas. Es cierto que no son los HD6XX en cuanto a voces pero aún así se comportan muy bien, presentando las voces claras, bien definidas y con la calidez que se necesita para disfrutar de las voces en la mayoría de música que escucho. Es más, digo que no son los HD6XX en cuanto a medios, pero me atrevería a decir que dan un poco más de espacio en cuanto a anchura y colocación de las imágenes.

Las guitarras acústicas, guitarras españolas y otros instrumentos acústicos de cuerda tienen la vida y cuerpo necesario. De nuevo, no es que sean perfectos, pero están mucho más cerca de la perfección que del desastre. Disfruté mucho escuchando la intro de "Diamonds on the Soles of her Shoes" de Paul Simon. Otras canciones acústicas sonaban igual de bien excepto quizás por los agudos en algunos momentos.

Y eso me lleva a los agudos...

Quizás los agudos sean mi parte menos favorita de estos auriculares. No es que sean malos, ni mucho menos, pero tienen un poquito más de sibilancia de lo preferido en mi caso. No es una sibilancia exagerada, y si la canción no tiene sibilancia pues los KSC75 no lo crean por si solos, solo que tampoco lo eliminan. En canciones como "Only Time" de Enya o "Hope Is a Dangerous Thing" de Lana Del Rey, las "s" pueden ser un poquito más presentes de la cuenta. Es cierto que en estas canciones las sibilancia está presente en la gran mayoría de auriculares y altavoces, así que no lo considero un fallo, pero una pequeña atenuación sería más de mí agrado.



Imagen y escena...


Una vez más los KSC75 se defienden muy bien. Es difícil hacer comparaciones directas debido a que no hay mucho que sea parecido a su formato de clip, pero en comparación con la gran mayoría de IEMs que he escuchado, los Koss tienen una escena mucho mas amplia, debido mayormente a su sistema de sujeción que permite una amplitud y espacio mayor. No es la escena más amplia que he escuchado pero no deja de ser sorprendente en un auricular a este precio.

He dicho antes que tienen algo más de escena que los HD6XX y colocacion de imágenes y lo mantengo. Los HD6XX colocan bien los imagenes en la izquierda, centro y derecha, pero no hay mucha transición entre esos tres puntos. Los KSC75 parecen resolver mejor esa transacción, con más rango en la colocación, notando mejor como un efecto pasa desde la izquierda hasta la derecha, como en el caso de la canción "Letter" de Yosi Horikawa.



Conclusiones...

Es cierto que me esperaba bastante de los KSC75, después de leer tantos halagos y de haber probado los PortaPro, pero no me esperaba tanto.

Repito que no los denominaría "mata gigantes" (que poco me gusta esa denominación) porque creo que hay mil razones por las que uno puede optar por auriculares que cuestan 10, 20 o 2000 veces lo que cuestan estos. Sin embargo, para una persona amante de la música  que disfruta escuchándola en alta calidad, puedo entender perfectamente si decide que estos son los únicos auriculares que necesita para ser feliz (aunque quizás necesite comprar varios KSC75 si quiere que le duren "toda la vida").

No son bonitos, no están bien construidos (aunque he visto muchos peores), puede que incluso sean incómodos para algunos que no soporten los estilo clip (yo me consideraba uno de ellos hasta que he pasado ratos con estos). No son para impresionar a los amigos y conocidos con tus auriculares preciosos hechos de madera y plata, son simplemente para disfrutar.

Si veo alguien que está relajado, escuchando su música preferida y simplemente disfrutando con los KSC75, entiendo que esa persona es de los que son felices solamente con el buen sonido.

Como he comentado al principio de este review, compré estos auriculares para un proyecto, sin embargo, después de disfrutar de ellos durante estas semanas, ya tengo otros de camino para dejarlos cómo están, porque por 20€, son algo que cualquier amante de la música debería tener en casa.




20
Reviews de foreros / Review - Hifiman TWS600
27 de junio de 2020, 11:30:16 am
Los TWS600 no son ni mucho menos un modelo nuevo pero debido a que me los enviaron para review, comparto mis impresiones.

Como siempre, esta reseña está disponible tanto en epsañol como en inglés en mi blog. También forma parte del episodio 4 de Acho Reviews en YouTube.



Primero quisiera aclarar que los TWS600 me han sido enviados por Hifiman para realizar la review. No han solicitado nada a cambio de enviarme estos auriculares, de hecho, ni siquiera me han solicitado que haga esta review, simplemente quisieron ayudarme con el lanzamiento de mi nuevo canal en YouTube.

Ahora, voy a continuar siendo totalmente neutral a la hora de escribir esta review (o cualquier otra que escriba sobre productos que me envien) pero obviamente es bueno tener en cuenta que estos auriculares no me han costado nada para poder probarlos, pudiendo interpretarse como a cada uno le plazca.

A la hora de publicar esta review, están disponibles en la página de Hifiman por $69, lo cual es una gran reducción en comparación con su precio original de $199, y hace que sean una opción mucho más interesante a este precio. Hay una moda de auriculares TWS ahora mismo y mientras que he probado unos cuantos (y tengo algunos mas de camino para review), esta es la primera vez que he pasado un tiempo tan largo con unos.



Construcción y calidad...

Los IEMs tienen una pinta muy futurista y, mientras están encendidas las luces de carga, parecen haberse sacado de una película de ciencia ficción. Esto atraerá a muchas personas y probablemente aleje a otras, aunque a mi personalmente no me desagradan. No son los TWS más pequeños del mercado pero no son tan grandes como para considerarlos aparatosos.

Los IEMs llegaron con la funda de carga, un cable USB tipo C para cargar la funda y una gran selección de puntas (más sobre eso en un momento). Como es el caso con la mayoría de TWS, la funda sirve para recargar los IEMs mientras no están en uso, incrementando la duración de la batería considerablemente, que ya es buena de por sí.

Sin embargo, uno de los problemas con la funda es el tamaño de los huecos donde se insertan los IEMs para cargarlos. Estos huecos son bastante estrechos y si se utilizan algunas de las puntas más grandes, puede impedir la carga e incluso el cierre de la funda.

Los TWS600 están fabricados totalmente en plástico, como es de esperar, y son bastante ligeros en relación a su tamaño. Una vez colocados correctamente en mis oídos, utilizando puntas de espuma, no noto ninguna incomodidad extra en comparación con otros IEMs que suelo utilizar.

Hay que notar que he dicho "utilizando puntas de espuma", lo cual es una odisea ya de por sí, debido al hecho de que estos IEMs cambian su sonido drásticamente basado en las puntas utilizadas. Explicaré más en detalle en el apartado de sonido pero digamos que el mejor sonido los he encontrado con las puntas triples, mientras que a la misma vez, las puntas triples las encuentro incomodísimas y no las soporto durante más de 10 o 15 minutos.

En general no tengo ninguna queja con la calidad de construcción de los TWS600 ni tampoco su aspecto (lo cual es obviamente un gusto personal), creo que son unos TWS bien fabricados por el precio y con el nombre de Hifiman asociado.



Funcionalidad...

Quiero empezar esta sección diciendo que he tenido problemas con mi teléfono (Xiaomi Redmi Note 4) usando los TWS600. Esto creo que es debido a mi teléfono en concreto y no el modelo de teléfono ni los IEM. Utilizando un Lenovo Tab 4, no he tenido problemas así que mis comentarios están basados en utilizar la tablet Lenovo y un portátil.

La conectividad de los TWS600 es genial. Establecen la primera conexión rápidamente y son casi instantáneos a la hora de reconectar. En ningún momento he perdido conexión y aunque no puedo confirmar que el rango de 150M que publica Hifiman es correcto, si puedo confirmar que me he movido por mi oficina, por el taller, hasta la otra punta del almacén e incluso he subido a oficinas de la planta superior sin perder conexión, lo cual es bastante impresionante.

Los IEM ofrecen las mismas funciones básicas que la mayoría de IEM TWS, con un click (en cualquier lado) hace play/pause, dos clicks para siguiente pista (en lado derecho) y pista anterior (izquierda), y un click triple para subir (derecha) o bajar (izquierda) volumen.

Si tuve unas experiencias raras cuando, por alguna razón, se invirtieron las funciones de anterior/siguiente (me pasó 3 o 4 veces). Al principio pensaba que era debido a que no había sacado los IEMs de la funda en el orden correcto, sin embargo, el cambio de volumen funcionaba correctamente, lo cual me deja confuso sobre qué es lo que realmente pasó. Desconectar y reconectar solucionaba el problema rápidamente.

Una cosa que si se debe tener en cuenta es que el botón multifunción está colocado prácticamente en el centro del IEM, justo encima de donde se inserta al oído. Esto significa que cada vez que aprietas el botón, aprietas el IEM hacia dentro, lo cual puede resultar muy incómodo si se utiliza las puntas triples por ejemplo, que se extienden muy adentro del oido.

Otras cosas que destacar sobre funcionalidad son que una vez conectadas a un dispositivo Android (no tengo ni idea sobre Apple, lo siento), el dispositivo muestra el nivel de batería. También es posible utilizarlos en modo Mono, sacando solo un IEM de la funda.



Sonido...

Aquí es donde se puso la cosa un poco más extraña.

Cuando me las puse por primera vez, ignorando completamente el cartel incluido de Hifiman que pone "no juzgar antes de 20 horas de uso", los noté muy raros. Los medios estaban muy exagerados, sin mucho más que medios, y eran incluso molestos.

Decidí seguir las instrucciones de Hifiman, así que los conecté a la tablet y estuve reproduciendo música sin probarlos de nuevo hasta pasadas las 20 horas.

Después de este rodaje, es cierto que sonaban muy diferente en comparación con mis primeras impresiones, mejorando mucho (lo cual no era difícil!).

Pero aquí es donde empezó el intercambio eterno de puntas.

Literalmente probé todos los tipos de puntas incluidas por Hifiman, junto con muchos más que ya tenía, y el sonido cambiaba con cada juego, aunque si había algo de consistencia en su perfil de sonido general.

Los TWS600 son unos IEMs muy centrados en los medios, eso parece ser su enfoque y perfil global. Jugando con las puntas hacia cambios en cuanto a graves y agudos, pero nunca se perdía ese enfoque en los medios.

Los medios está bien realizados y demuestran que Hifiman parece haber elegido este perfil sonoro a propósito, porque no parecen se estén equivocados, solo que están enfocados en un sonido a lo cual no estoy acostumbrado.

Las puntas triples si que aumentaban los graves bastante, aunque aun rebajados en comparación con los medios, a una cantidad que diría que es aceptable para música enfocada en vocalistas sin necesidad de muchos graves. Sin embargo, debido a que encuentro estas puntas tan incómodas, no pude pasar el tiempo necesario para dar una opinión detallada sobre el sonido de estos IEM con dichas puntas.

Con puntas de espuma, si que pasé mucho más tiempo, pasando por mi lista de pruebas y otras combinaciones y géneros de música. Pero, con estas puntas, la música estaba muy centrada en los medios y personalmente los encontré fatigosos.

Para dar un idea generalizado de como suenan estos auriculares (sin las puntas triples), me recordaron mucho al perfil de sonido que tanto amaba Bose en sus altavoces hasta hace unos años. Yo nunca fui fan de ese sonido pero obviamente no todo el mundo estará de acuerdo conmigo porque Bose se convirtió en un nombre muy conocido basándose en ese perfil.

Si eres alguien a quien le gustan los graves y subgraves, estos no los vas a encontrar con los Hifiman TWS600. En vez de eso, encontrarás un sonido que es claramente inteligible, a través de todo el rango vocal. Esto los hace muy buenos para llamadas, video conferencias e incluso el consumo de videos, pero no son mi perfil preferido para la música.

También creo que la falta de codecs influye bastante en la experiencia final, debido a que solo utilizan los codecs AAC y SBC.

En cuanto al sonido del micrófono, no pude utilizarlo demasiado debido a los problemas con mi teléfono, pero para las videoconferencias en las que sí lo utilicé, los comentarios de las otra parte fueron que era aceptable.



Conclusiones...

Sé que a este review le faltan los detalles sobre sonido y mis referencias habituales a canciones y géneros, pero para ser totalmente honesto, no he disfrutado mucho de los TWS600 para escuchar música y no podía aguantar las puntas triples durante suficiente tiempo como para dar una descripción coherente (lo cual es obviamente un tema de confort personal).

El factor de comodidad y conveniencia obviamente existe, haciendo que sean muy fáciles de sacar de la funda y conectar, así que para alguien que busca algo para llevar siempre encima, con una buena batería, y que siempre esté disponible para esas llamadas rápidas (y no tan rápidas), pues son una opción muy a tener en cuenta.

Como son IPX4, también son una buena opción para hacer deporte, siempre que esos deportes no sean bajo el agua. Creo que funcionarían bien en un gimnasio, con su buena conexión y gran cobertura, podrías dejar el teléfono el la mochila en el vestuario y simplemente llevar los IEM. Pero.. si eres de los que les gusta muchos graves mientras entrenan, quizás no sean lo que buscas.

Para consumir vídeos, también creo que son una buena opción. Si eres alguien que ve mucho YouTube, o series etc., mientras te mueves, entonces podrían servirte bién visto que nunca tendrás que darle hacia atrás al video para ver qué han dicho. Ah, he comentado que son muy potentes? Alcanzan un nivel de volumen muy por encima de lo que creo que vaya a necesitar nadie. Yo los utilicé bastante para YouTube y me agradaron los resultados.

Así que, aunque no soy fan de los TWS600 para escuchar música, sí creo que tienen algunos factores interesantes y que funcionarían bien para algunas personas.

Lo dicho, gracias de nuevo a Hifiman por enviarme estos IEM!!