Mostrar Mensajes

Esta sección te permite ver todos los mensajes escritos por este usuario. Ten en cuenta que sólo puedes ver los mensajes escritos en zonas a las que tienes acceso en este momento.

Mensajes - Güelo

1
Cita de: hautbois2 en 18 de junio de 2020, 03:11:30 amHola compis, tengo desde hace unos días este ampli y tengo unas dudas, quizá muy básicas sorry, pero no encuentro las instrucciones online.

La primera es que no sé cómo es la mejor forma de conectarlo al pc (o mac) para sacarle el sonido del ordenador, quiero decir, que en el Fiio M11 lo conecto de tal manera que anulo el ampli del DAC pero en los ordenadores no sé cómo hacerlo. No tiene salida digital, solo salida jack de 35mm.

Por otro lado, al no tener instrucciones no sé muy bien cómo va el tema de los filtros, por más que pulso botones no escucho diferencia. Trae 4, pcm 1, 2, 3 y 4.

Alguna ayuda?. La verdad es que este aparato les da una vida a los AKG712 muy guay.

Gracias.



No estoy muy seguro de haber entendido tu pregunta. ¿Quieres conectarlo al PC a través de la salida de auriculares de éste? En ese caso, tendrías que utilizar el AUX IN/OUT como entrada, pero estarías incurriendo en doble amplificación. Lo habitual es conectarlo por USB, para que utilice ambas etapas, DAC y amplificación.
2
Amplificación y DACs / Re:Recomendación Repro
20 de junio de 2020, 04:01:54 pm
Estos días tienes en oferta el Hiby R5 en Aliexpress. Lo que ya no sé es qué perfil de sonido tiene. Recuerdo que tiene bastante potencia y buena duración de batería.

https://es.aliexpress.com/item/4000126543648.html?spm=a2g0o.productlist.0.0.f0de654brL9llP&ad_pvid=2020062012000914272924920338400000908169_1&s=p
3
Perdón, autocité mi mensaje sin querer.
4
Hoy me ha dado por rescatar de las catacumbas un disco que en su día pasó bastante inadvertido, y con el que yo fui el primero en sentirse decepcionado. ¿Por? En mi caso, por no contener un single tan inmediato como Déjame o Sobre un vidrio mojado. Sí, hablamos de Los Secretos, y su segundo larga duración, Todo sigue igual, que, junto con Algo más, forman lo que podríamos denominar la "discografía perdida" de este grupo tan esencial para entender la historia del pop español. Curiosamente, sus años más duros vinieron a coincidir con los de otro grupo imprescindible, Nacha Pop. Está claro que no eran bienvenidos en una época tan chachipiruli dos grupos que hablaban constantemente de angustia existencial, haciendo además de algo tan a la baja en la época del tecno-pop y la new wave como el pop de guitarras en su vertiente más melancólica (Los Secretos) su razón de ser, o que sacaban singles con letras inaccesibles e imposibles de tararear en una fiesta (Nacha Pop, y Una décima de segundo). Por supuesto, partiendo de la base de que hicieron de primeras los verdaderos himnos generacionales de la época, con todo lo que eso supone en cuanto a expectativas.

Viene toda esta introducción a que yo he sido el primero en tener muy infravalorado durante un montón de años el segundo de Los Secretos, cosa que no ocurrió con el tercero, Algo más, cuya falta de repercusión siempre había considerado una tremenda injusticia. Pues bien, lo del segundo es una injusticia aún mayor si cabe. Se trata de un extraordinario disco de powerpop. Sí, powerpop. El salto de calidad en el tratamiento de las guitarras es algo brutal. No tiene absolutamente nada que envidiar a clásicos cercanos en el tiempo, como Present Tense, de Shoes. Y es cierto que no hay singles inmediatos como las dos canciones arriba citadas (aunque para mí las verdaderas joyas de ese disco eran No supe qué decir y Otra tarde), pero el nivel global es en mi opinión muy superior, pues en el primero había unas cuantas que, vistas en la distancia, no mantenían el nivel, mientras que aquí apenas hay un par de ellas que bajan perceptiblemente el listón.

De entrada, Álvaro se reivindica con una de las mejores canciones de la historia del grupo (tenía solo 20 años, ojo), Problemas, que se ve reforzada por esas, no me cansaré de decirlo, magníficas y potentes guitarras, que también marcan el paso en otro pequeño clásico de su repertorio, Ráfagas. En la edición de 2012 se añade como bonus una versión de 1996 de Ahora que estoy peor, canción que supone un momento de pausa en el tono guitarrero general del disco, y es un primer aviso de lo que terminaría siendo el futuro sonido general del grupo (rancheras y acercamientos al country-rock aparte). Aparte de poder observar cómo la versión original fue una adelantada a su tiempo a nivel sonoro, lo más interesante en la del 96 es comprobar lo mucho que había crecido Enrique como cantante. También es cierto que su voz está mucho mejor grabada, más en primer plano y dejándole más espacio.

Otra canción muy destacable es la que cierra el álbum, Ha llegado el fin, que juraría cantaba el fallecido Pedro Antonio Díaz, pero no podría asegurarlo. De nuevo, con unas guitarras que de ñoñas no tienen absolutamente nada. Joder, qué pedazo de disco. Le ha hecho mucho bien la reedición en digital, ya que durante muchos años la única forma de poder escucharlo (estuvo descatalogadísimo) era bajando copias en vinilo, con un sonido infame y ruido de palomitas por doquier.
5
Offtopic / Re:Cierra Rockdelux
10 de mayo de 2020, 07:04:48 pm
Cita de: Carlinga2 en 10 de mayo de 2020, 10:52:48 amUfff... "Rock de lux", nada menos!.

 Yo nací en el 64, y mi adolescencia se caracterizó por tomar partido en una de las tribus musicales de los 80: los "tecno", en franca contraposición a los "Rockeros", que tantas jugosas contiendas nos brindaron a todos. Las armas que utilizábamos en tan incruentas batallas ( o no) eran, entre otras,  nuestro afán de buscar nuestra identidad (para esto la pertenencia a un grupo era fundamental), la emoción inflamada (a la par que otras cosas), y la pasión por la música, espoleada por la existencias de tantas propuestas que descubrir como nuevas. Un arma fundamental fue también esas revistas que hablaban de algo tan dramático como era la nueva tendencia musical que surgiera en ese momento, que te saciaba la curiosidad y te daba información con la que rebatir sesudamente al "cutre" rockero de turno...

Hoy ya de vuelta de todo, los subidones emocionales ante un grupo musical que experimentaba en mi juventud dos veces al día, los experimento ahora muy de tarde en tarde, y por eso mismo esas revistas que nos cicatearon en su momento, ahora quizás pasarían desapercibidas... pero lo que sí queda es el lejano recuerdo de la fase más vivida de mi vida, en la que esas publicaciones fueron fundmentales.

Perdón por el ladrillo, pero es que a veces me pongo nostálgico.

Por cierto, Güelo, fantástica iniciativa el abrir este hilo.Y fantástico homenaje a RDL.

Jeje, qué bueno, yo del 67, y en la adolescencia me posicioné (supongo que el entorno carabanchelero marcaba) del lado de los rockeros, aunque recuerdo que se me fue pasando pronto, porque era incapaz de ser indiferente a los logros de OMD, The Human League, Kraftwerk, Yazoo o Soft Cell. También me gustaba escuchar a menudo Vuelo 605, del inolvidable Ángel Álvarez, que era un contrapunto vital a los omnipresentes 40 Principales. Por entonces solía comprar El Gran Musical que, bueno, no llegaba a ser el Superpop, pero ahora, visto en la distancia, pues tenía el nivel que tenía. Luego estuve bastantes años sin comprar prensa musical (años en los que gastaba los dineros en comprar revistas de baloncesto, sobre todo el añoradísimo Nuevo Basket), hasta que en el 91 un amigo del trabajo, muy colgado y radical del pop inglés, que no paraba de echarme la bronca por mis gustos de entonces (Eagles, Queen, Foreigner, Reo Speedwagon, por poner un ejemplo), me sugirió buscar información en mejores fuentes, como Rock de Lux (entonces se escribía separado en la portada), y mira tú, hasta ahora. Siempre me ha gustado leer sobre música, además de escucharla. De hecho, estoy pensando pedir el último número de Cuadernos Efe Eme, para ver qué nivel tienen. Me llama la atención esa mezcla tan curiosa, metiendo en un mismo número al Boss y a Perales, pero alguien que, en pleno 2020, dedica un artículo a Fórmula V, ya me empieza a merecer un respeto.
6
Offtopic / Re:Cierra Rockdelux
10 de mayo de 2020, 06:41:40 pm
Cita de: cqtek en 09 de mayo de 2020, 05:09:04 amGracias @Güelo, por el artículo que has escrito.
Mi hermano y yo comprábamos RDL en los 90's, con el boom de la música electrónica y los grupos alternativos. Era nuestra referencia para comprar discos y CD's. Después, uno va conociendo a los críticos y comienza a saber de qué pie cojean...Pero, durante ese tiempo, uno ya se ha ido formando una idea de sus gustos personales y comienza una búsqueda particular, usando todos los recursos disponibles en cada época (amigos, internet, etc...).

Realmente, hace años que no leo el RDL, alguna vez he visitado su web. Pero, como también mis gustos se han radicalizado, bebo de otras fuentes más particulares.
Aunque, no deja de ser una pena que, la que fue la revista referencia de mi juventud, cierre en este momento.

Una pena.

Esto que comentas de la especialización es muy importante. El hecho de que cada vez sea más fácil el acceso a la música hace que la tónica general sea la de profundizar en aquello que más te gusta, y no es habitual que la gente tenga unos gustos tan amplios como los que proponía RDL. A mí me seguía interesando porque en todos los números terminaba encontrando algún disco y artículo que merecían la pena pero, lógicamente, se les escapaban un montón de cosas, también porque en el escaso espacio de una revista mensual no podían dejar de reseñar los discos de sus sellos amigos. Vamos, que a The Innocence Mission les habían ignorado toda la vida, cuando les dan sopas con honda a muchos de los habituales de la revista, y me consta que gente como Mordoh lo habría propuesto más de una vez, ya que en su blog les tiene fichados hace mucho tiempo.

A la música electrónica le dieron mucha importancia desde siempre, de hecho editaron durante varios años el Dancedelux, del que por curiosidad (ya sabes que yo soy más de folk, Americana y powerpop) me compré el último número, el de las listas de los mejores discos.
7
Offtopic / Re:Cierra Rockdelux
05 de mayo de 2020, 04:47:49 pm
Ya tengo en mis manos el último (éste de verdad  :( ) número, y, bueno, me parece que merece muchísimo la pena, y me hace pensar de nuevo en lo que en mi opinión deberían haber cultivado más, el artículo retrospectivo. Aunque siempre miraban, ya fuera directamente o de reojo, al pasado, ya hace mucho tiempo que echaba en falta cosas como la que me enganchó en el primer número que compré (los Pixies de Trompe le Monde en portada): un artículo a fondo sobre The Byrds. Con el tiempo, ese tipo de artículos pasaron a ser coto prácticamente exclusivo de Factory (del que debo tener casi la mitad de los números), para terminar quedando relegados a la sección Revisión, que en un par de páginas no alcanzaba más que a picotear de aquí y de allá, con mejor o peor fortuna, según el autor.

Como ejemplo, la lista de directos que se ha marcado Santi. Muchos bastante conocidos (o, directamente, canónicos), como no podía ser menos, pero una verdadera panorámica de la historia de la mejor música del último siglo donde, ¡oh sorpresa!, el disco más reciente (2005) es un recorrido por los mejores temas de Kraftwerk. Me viene a la cabeza aquello de la obligación y la devoción. La comparto aquí, porque es todo chicha:

  • AC/DC - It You Want Blood You've Got It (1978)
  • Aretha Franklin - Live At Fillmore West (1971)
  • B.B. King - Live At The Regal (1965)
  • Bill Evans Trio featuring Scott LaFaro - Sunday At The Village Vanguard (1961)
  • Bob Dylan - Live 1966. The 'Royal Albert Hall' Concert. The Bootleg Series Vol. 4 (1998)
  • Bob Marley and The Wailers - Live! (1975)
  • Boogie Down Productions - Live Hardcore Worldwide (1991)
  • Bruce Springsteen & The E Street Band - Live/1975-85 (1986)
  • Camarón con Tomatito - Flamenco vivo (1987)
  • Charles Mingus - Mingus At Antibes (1976)
  • Duke Ellington - Ellington At Newport (1956)
  • Fania All Stars - Live At The Cheetah (Vol. 1) (1972)
  • Fela Ransome-Kuti and The Africa'70 with Ginger Baker - Live! (1971)
  • James Brown - Live At The Apollo (1963)
  • Jay-Z - MTV Unplugged (2001)
  • Jerry Lee Lewis - Live At The Star Club, Hamburg (1964)
  • Jimi Hendrix - Band Of Gypsys (1970)
  • John Coltrane - Live At The Village Vanguard (1962)
  • Johnny Cash - At Folsom Prison (1968)
  • Kraftwerk - Minimum-Maximum (2005)
  • Lou Reed - Live. Take No Prisoners (1978)
  • MC5 - Kick Out The Jams (1969)
  • Miles Davis - The Complete Live At The Plugged Nickel 1965 (1995)
  • Motörhead - No Sleep 'Til Hammersmith (1981)
  • Muddy Watters - At Newport 1960 (1960)
  • Neil Young & Crazy Horse - Rust Never Sleeps (1979)
  • Nina Simone - In Concert (1964)
  • Nirvana - MTV Unplugged In New York (1994)
  • Nusrat Fateh Ali Khan - En concert à Paris (1997)
  • Radiohead - I MIght Be Wrong. Live Recordings (2001)
  • Ramones - It's Alive (1979)
  • Sam Cooke - Live At The Harlem Square Club, 1963 (1985)
  • Swans - Swans Are Dead (1998)
  • Talking Heads - The Name Of This Band Is Talking Heads (1982)
  • The Cure - Concert - The Cure Live (1984)
  • The Rolling Stones - Get Yer Ya-Ya's Out! The Rolling Stones In Concert (1970)
  • The Velvet Underground - 1969 Velvet Underground Live With Lou Reed (1974)
  • The Who - Live At Leeds (1970)
  • Thin Lizzy - Live And Dangerous (1978)
  • Van Morrison - It's Too Late To Stop Now (1974)

También me ha servido este número para enterarme de que The Innocence MIssion, eterna e incomprensiblemente ignorados en la revista, han sacado nuevo disco, que parece pinta muy bien. Y, además, y esto es una espantosa noticia, que el puto Covid se llevó por delante a Adam Schlesinger (Fountains of Wayne)
8
Offtopic / Cierra Rockdelux
04 de mayo de 2020, 04:04:49 pm
Esta mañana me encontré con la sorpresa, al entrar en la web para ver si ya había salido el número de mayo.

Sorpresa y tristeza por un lado, porque a lo tonto llevo más de media vida (desde septiembre de 1991, para ser exactos) comprándola, pero, por otro, es justo reconocer que hace un tiempo que ya no era lo mismo, que había mucho más de inercia y de nostalgia que de expectación por encontrar algo nuevo que me sorprendiera. Seguramente yo haya cambiado o, más bien, me haya acomodado en ciertos estilos, pero la revista tampoco había sabido evolucionar para mantener su hueco. Intentaré explicarme.

Habiendo sido siempre una revista que buscaba estar a la última de las tendencias o, más bien, marcarse el tanto de anticiparlas y estar siempre por delante, los últimos tiempos les han pillado con el paso cambiado, y con una diferencia generacional muy grande (Carrillo es del 63, y Cervera debe andar por ahí. De los colaboradores, muchos clásicos han superado los 50, y seguramente más de uno los 60) en relación al público objetivo de los últimos movimientos (trap, reggaeton) que han intentado seguir. Me viene a recordar lo que en ocasiones escuché acerca de Bowie o Madonna: que en su esplendor habían sido los que marcaban la tendencia pero, llegado un momento, se tenían que limitar a adaptarse a la que marcaban otros.

El caso es que, de forma general, los más jóvenes, los que escuchan esta ¿música? (venga, ya salió el carroza) no tienen el menor interés por comprar revistas. Vamos, yo tengo uno de 18 en casa, y bastante esfuerzo hace con pasar de los titulares del Marca al cuerpo de alguna noticia. La lectura fuera de lo estrictamente obligatorio no está hecha para él (y es de los "buenos"). Luego está el hecho, nada menor, de que han crecido en una época de sobreabundancia de información a la que pueden acceder "gratis". Para ellos, pagar 5€ por una revista es algo inconcebible. ¿Bueno o malo? Simplemente es la realidad. Tampoco me queda muy claro que cuando sean un poco más mayores y tengan más dinero se lo planteen. Simplemente, han crecido en un entorno muy diferente al nuestro.

Pues bien, mi sensación es que, por todo esto, no han sido capaces de captar al público más joven, y en ese empeño por seguir estando a la última han ido perdiendo o, como mínimo, haciendo perder la ilusión a sus lectores más veteranos, que por una simple cuestión generacional difícilmente van a interesarse por el trap y demás estilos urbanos de última hornada. Eso, unido a su permanente paternalismo y condescendencia ante las críticas. Al final, ser una revista "de tendencias" les ha condenado, porque los que persiguen tendencias les consideran unos dinosaurios, incluso los hipsters que un día les siguieron dudo mucho que les hayan sido fieles.

Otro aspecto que no les ha hecho ningún favor es el acceso ilimitado, ya sea a través de plataformas de streaming o de programas P2P, a prácticamente toda la música editada. Eso, en mi opinión, ha hecho que la gente pruebe por su cuenta, tenga más facilidad para formar su propio criterio y ya no esté tan pendiente de la opinión mensual del gurú/oráculo de turno. Peor aún, en muchas ocasiones esa opinión terminará por chirriarle, y el caso más evidente son las famosas listas, donde el desencuentro con los lectores últimamente llegaba a extremos digamos "llamativos".

Entonces ¿qué queda? En mi opinión, una revista sin sitio en un mercado cada vez más pequeño, y que, por querer abarcar todo, ha terminado por no contentar a nadie. Y esto resulta especialmente llamativo en tanto que su durante tantos años gran rival, Ruta66, por ahora se sigue editando, y yo diría que con mejor salud, dentro de lo precario del periodismo musical en papel. De hecho, de ser una revista que compraba normalmente una o dos veces al año, últimamente lo hacía de forma más habitual, y hasta me apetecía más leerla que el RDL. ¿El motivo? En mi opinión, que han sabido mantenerse fieles a sus principios, Juliá y Gonzalo pasaron el testigo a Ortega y Crespo, pero la revista sigue siendo fundamentalmente la misma, dedicada a los estilos de siempre (rock, punk, hard rock, soul, r&b, blues, country, pop, folk, psicodelia, garage...), y sin olvidar esos artículos de fondo impagables (Sergio Leone, Strip Queens, fanzines) acerca de todo lo que rodea a la cultura pop. A la larga, creo que esa tozudez ha tenido fruto. De hecho, a partir de ahora la compraré todos los meses, y espero que dure muchos años. Como ejemplo, muy recomendable la entrevista con Nathaniel Rateliff en el número de marzo, en el que es portada además, y cuyo último disco es fantástico, y descacharrante el artículo sobre John Otway. Curioso también que, en comparación con la reducción de páginas (de 108 y hasta 112 a 84, salvo en el extra de verano) de RDL en los últimos años, Ruta pasara de 68 a 100, manteniendo la densidad del contenido (el tamaño de letra no es el más adecuado para carrozas con presbicia)
9
Cita de: Santojob en 26 de abril de 2020, 03:03:14 pmMuy buenas recomendaciones @Güelo y también el resto de posteadores, yo sigo también con las mias desde el foro hermano. Es una maravilla la cantidad de gente nueva y excelente que está saliendo y luego también están los veteranos. Vamos que hay material para pasar unas cuantas cuarentenas......pero bueno espero y deseo que la que nos toca ahora pasar a todos sea lo mas breve posible y que termine con la mejor salud para todos y nos permita seguir disfrutando de nuestra música preferida durante muchos años.

Un abrazo y os sigo leyendo con muchas ganas.

Muchas gracias. Tengo pendiente darme una vuelta por tu hilo, que es una verdadera mina, pero, aunque parezca increíble, al final estoy teniendo menos tiempo que cuando no estábamos confinados, pues hemos podido soslayar ciertas limitaciones técnicas, que nos impedían hacer en remoto las tareas fundamentales, y esto es un no parar. Afortunadamente. Aunque para mí, a nivel de teletrabajo, ha supuesto un punto de inflexión para bien, espero que pronto se pueda recuperar una cierta normalidad, porque hay muchos negocios que no podrán aguantar mucho tiempo más así, y esto nos acabará afectando a todos. Ojalá puedan encontrar pronto tratamientos adecuados a cada perfil de enfermo, que parece lo más factible a corto plazo, y conseguir reducir al mínimo la gravedad.

Mientras tanto, cuidaos y seguid disfrutando de la música.
10
De entre los discos de 2019, éste de Amy McCarley me gustó mucho:

spotify:album:4zO6O1ZleYsOE4MMtiDcOP

Y ahora estoy empezando a cogerle el pulso al último de Whitney Rose, recién salido del horno. Las primeras impresiones son muy positivas:

spotify:album:30Hwi6AMof01maokqkTIx3
11
Propuesta musical diaria / Re:Música diaria sin criterio...
15 de abril de 2020, 07:22:29 pm
A estos muchachos irlandeses me los presentó (musicalmente) un antiguo compañero de trabajo hace ya tantos años como tiene el disco (sí que tenemos ya una edad, pardiez). Sus canciones más conocidas (reproducciones en Spotify mandan) son, en primer lugar y a muchísima distancia, Parachute, seguida de Hello Hello Hello Hello Hello (Petrol), pero a mí la que más me gusta es la primera, What Now, que es una de esas que funciona como chute matutino, para ponerte las pilas para el resto del día. Something Happens. Powerpop de mucho nivel.

spotify:album:0VC8DNqENeIyGehHX5nsuV

A Pale Fountains les descubrí en una recopilación del sello Labrador, de aquellas de Rockdelux anteriores a la generalización de las plataformas P2P y de los blogs, cuando buscabas joyas en cada pista escondida del CD de turno. Cuando las revistas tenían algo de influencia. Uno de los grupos por los que ha transitado Michael Head, poseedor de una gran puntería melódica. Cierto que este pop inglés con trompeta puede no ser para todos los gustos, pero hay canciones que merecen mucho la pena. Dejo el enlace de Pacific Street, pero una buena opción para abrir boca puede ser comenzar por sus canciones más populares. De Palm of My Head recomiendo la versión que aparece en Longshot for Your Love. Peor sonido, pero mucha más fuerza en la interpretación (es en directo)

Edito: Labrador era uno de los sellos. Se trataba de una distribuidora, que no recuerdo ahora mismo cuál es. A ver si lo busco algún día. El sello que había editado el recopilatorio de estos chicos era Marina.

spotify:album:4yXvjxWeFtOsoNdlPfSYYz
12
Hoy me apetecía compartir algunos discos que están más cerca del soul que de lo que habitualmente asociamos a la etiqueta Americana.

En primer lugar, un disco editado en 2019 por un señor con una ya larga trayectoria detrás, pero que al decir de sus habituales aquí se ha superado (no he escuchado sus discos anteriores, éste puedo confirmar que es muy bueno). El disco en cuestión es Halfway Home By Morning, y el autor, el canadiense Matt Andersen. Una mezcla de soul y blues de alto octanaje.

spotify:album:6yxTsj35RwLCNGm60hlf7h

El segundo, una vuelta de tuerca más, pues en este caso se trata de un grupo, también de blanquitos y, además, de Australia, haciendo soul con sabor añejo. ¿Bueno? Magnífico. También editado en 2019, Run Home Slow, de The Teskey Brothers.

spotify:album:2VXeD0hKkY9i8TyGb0chVi

Por último, una debilidad personal, Amos Lee, un cantante que estaría más cerca que los anteriores del blue eyed soul de gente como Hall & Oates (los primeros, los de Sara Smile y Rich Girl, no los de Private Eyes o Maneater). En su carrera hay una evolución en el sonido, pasando del predominantemente acústico de los primeros discos hasta el más exuberante (además de vientos y órganos, la carga de graves en ocasiones es abrumadora) de los últimos, aunque sigue haciendo grandes canciones, mejores generalmente cuando baja el pistón, como en One Lonely Night o Wait Up For Me. Spirit, publicado en 2016.

spotify:album:0MEMCZCFDd9SxPggFpH4WD

Sus dos primeros discos en Blue Note (hay uno anterior, autoeditado, de 2004), editados en 2005 y 2006, son altamente recomendables:

spotify:album:0hPXaSKyujqCej452raazD
spotify:album:7zAMTPQbo4MM4trmSpvsNo
13
Propuesta musical diaria / Re:Música diaria sin criterio...
12 de abril de 2020, 06:56:57 pm
Cita de: clonico en 12 de abril de 2020, 03:43:23 pmQuién puede declinar la oferta para ser la voz líder de New Yarbirds? El puesto fue para Robert Plant que con New Yardbirds se convirtierón en Led Zeppelin. Quién más tarde puede volver a declinar una oferta para incorporarse a Deep Purple?

Lo hizo Terry Reid que a sus 18 años ya estaba metido en estudios grabando discos. Prefirió hacer una carrera en solitario, que no duro mucho, solo a finales de los 60 pudo grabar dos discos. Luego en la década de los 70 grabo varios álbumes pero no tuvieron mucha aceptación. Un salto hasta los 90 para lanzar un nuevo disco "The Driver", que paso sin pena ni gloria. A partir del nuevo siglo se reedito el catálogo de Reid por varios sellos. Parece que esto genero un nuevo interés por su obra.

El disco que quiero proponeros es "Seed of Memory" del 76 uno de los que más me ha gustado de la discografía de Terry.  Lo produjo Graham Nash y participa a la guitarra acústica y la "slide guitar" David Lindley. Indiscutiblemente la producción de Graham Nash se nota ya que las canciones son más relajadas que el habitual rock más agresivo de Terry. En algunos momentos me recuerda a Neil Young!

No lo he encontrado en Spotify, pero en yt se puede escuchar el álbum entero:


Muy buen punto. No le conocía. Este disco mereció mejor suerte, sin duda.
14
Propuesta musical diaria / Re:Música diaria sin criterio...
11 de abril de 2020, 07:14:22 pm
No, no son los Beatles primigenios, ni otro grupo cualquiera del merseybeat. Spongetones, Beat Music, 1982. Es solo (nada menos que) un disco para disfrutar como un enano.

No está en Spotify ni en Tidal, pero es muy fácil de encontrar en soulseek.
15
Cita de: clonico en 10 de abril de 2020, 02:01:07 pm@güelo

Grande la Alison magnífica voz y tema precioso, y aparte del dobro la sutileza del slide guitar es formidable.

"It makes no difference who I meet, they're just a face in the crowd, on a dead-end street, and the sun don't shine anymore". Enormes los dos, por un lado el sentimiento, como dices, al cantarla y por otro la guitarra de Robbie, impresionante. El toquecito del saxo lo encuentro algo exquisito.

Aquí se junta todo: canción de Jerry, guitarra de Neal, emoción a mansalva y buena banda detrás. Me viene a la memoria el gran disco de Neal Casal - Fade Away Diamond Time.

Hoy te has lucido! Tres enormes temas!

Yo tengo constantemente una pelea interna acerca de cuál es mi disco favorito de Neal. Fade Away es una fantástica ópera prima, con esas guitarras y ese pináculo que es Free to Go, Basement Dreams siempre me tira un poco más porque es un disco en el que me pierdo (por cierto, el CD extra de la edición especial tiene una versión de Ship of Fools, luego la pasión por los Dead viene de lejos), y Sweeten the Distance, además de canciones, supone un paso adelante muy claro en cuanto a sonido. Pena que a partir de ahí dejara aparcada su carrera en solitario, porque lo cierto es que, aparte de en CRB, no paró de currar, ya fuera como músico de estudio, en Circles Around the Sun, Hard Working Americans, Skiffle Players, Gospelbeach...

Hoy me dio por volver a escuchar uno de los discos de Eagles menos conocidos por el gran público, On the Border. A mí me parece un disco muy interesante, en tanto que suponía una transición hacia un sonido mucho más guitarrero, más rock y menos country, que los dos primeros. Already Gone es el Take It Easy de este disco, no ha pasado a la historia como un clásico en la misma medida, pero tiene poco que envidiarle. You Never Cry Like A Lover es mi favorita del disco, con ese crescendo hacia la mitad donde la guitarra es la absoluta protagonista, para terminar volviendo a la calma y diluyéndose poco a poco. Uno de los mejores temas del grupo, en mi opinión. La que no me encaja es la versión de Ol' 55, de la que Tom Waits opinara en su momento, respondiendo a la pregunta de un periodista, que le parecía que el disco estaba bien para usarlo como posavasos. Para mí el problema de versionar esta canción empieza por sacarla de su contexto, un álbum como Closing Time que es en sí mismo una atmósfera, un espacio continuo donde cada canción forma parte de un todo mucho más grande, donde cuando ya estás completamente noqueado llega Grapefruit Moon y te hace trizas. Afortunadamente, se guardan una joya para el final, The Best of My Love. Aparte, la resultona Is It True?, donde canta Randy Meisner.

spotify:album:2iCHyD9XHtA3vJFJIuXzqu

Otro disco que no suele faltar en mi tarjeta es el segundo que hicieron a pachas Buddy y Julie Miller, marido y mujer hace muchos, muchos años. Siento debilidad por la voz de Julie, no es una voz canónicamente perfecta como las de, por ejemplo, Patty Griffin (amiga y colaboradora en un par de canciones en este disco), Kacey Musgraves o Alison Krauss, pero transmite muchísimo.

spotify:album:66HHLPzPTK4kg1pT9BCofR